Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Torre Bancomer galeria.png
Torre Bancomer galeria.png
Torre bancomer desktop.png
Torre bancomer desktop.png

El arte de la ubicación

Con la definición del terreno a intervenir y la clara idea de un edificio icónico con características de sustentabilidad avanzadas y espacios abiertos, la mesa estaba puesta.
dom 07 junio 2015 10:10 PM
Terreno de la Torre Bancomer
Terreno de la Torre Bancomer - (Foto: Israel P. Vega)

Más de un año tomó hallar el solar que hoy ocupa la torre. El banco inició la búsqueda en 2008 y para ello contrató a Jones Lang LaSalle (JLL), el bróker que encontró y gestionó los terrenos.

Pero antes de decidir, los ejecutivos de Bancomer pensaron en Santa Fe y en algunos predios también sobre Reforma, pero más al centro de la ciudad.

Al final optaron por la esquina Reforma y Lieja, frente a la Torre Mayor. ¿La razón? "Es estratégico, muy visible, bien conectado por transporte público y de fácil acceso en auto particular", dice Gutiérrez Cabiedes, director de Compras, Inmuebles y Servicios de BBVA Bancomer.

La labor de JLL fue pausada, quirúrgica y sigilosa, pues debían guardar la mayor discreción por petición de su cliente. Después de un año de rastreo, vino la negociación para la adquisición de terrenos que se prolongó por seis meses. La confidencialidad durante la compra se mantuvo. Cuando se concretó el proyecto todos los participantes firmaron un convenio de no difusión. "Fueron menos de 10 personas las involucradas", relata Arturo Bañuelos, al frente del área de Proyectos de la correduría.

Recuerda que en ese lugar se erigían los edificios Reforma 506 (105 m), Reforma 508 (49 metros de altura) y el Edificio Jena (67 m). Todos fueron demolidos. Más adelante, durante la fase del concurso para el diseño arquitectónico, JLL consiguió un terreno adyacente: el estacionamiento del célebre Sanborns de Reforma y Lieja. Ese predio se adquirió en enero de 2009 para ampliar la superficie de construcción y cumplir con 2,700 cajones de estacionamiento que exige el reglamento de construcción.

Con la definición del terreno a intervenir y la clara idea de un edificio icónico con características de sustentabilidad avanzadas y espacios abiertos, aptos para la colaboración de empleados, además del techo presupuestal y los tiempos establecidos, la mesa estaba puesta para el diseño arquitectónico.

Publicidad

"Para elegir a los arquitectos buscamos a los mejores despachos con experiencia internacional y obras relevantes", cuenta Enrique Valles, director de Proyecto de BBVA. Fueron invitados siete arquitectos, tres locales: Ricardo Legorreta, Javier Sordo Madaleno, Enrique Norten; y cuatro extranjeros: SOM (que desarrolló el  diseño interior) César Pelli, Richard Rogers y Norman Foster.

Tags

Arquitectura
Publicidad
Publicidad