Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La novedad de las casas prefabricadas en México favorece su instalación

Los inmuebles ofrecen rapidez para habitar, así como la facilidad de colocarlas en los terrenos, debido a que aún no hay trámites específicos que realizar.
mié 26 octubre 2022 05:00 AM
Casas prefabricadas
Para colocar una casa prefabricada en México, si es menor de los 60 metros no es necesario solicitar permisos para colocarla en un terreno. (Fuente: Istock)

Las casas prefabricadas están constituidas por piezas previamente hechas que se arman en sitio. Destacan principalmente por la optimización de materiales y tiempo, con la finalidad de que el habitante pueda tener su propiedad en un tiempo aproximado de tres meses.

Publicidad

Esta opción de vivienda, además resalta por su fácil colocación, ya que, de acuerdo con Israel Carlos Goméz Tagle Barrera, director y constructor de la empresa CasaPrefabricada, lo único que se necesita es contar con un terreno que permita realizar una plancha de concreto que sirva como superficie lisa para la vivienda.

¿Qué papeles o permisos se necesitan para colocar una casa prefabricada?

El experto comenta que al ser un mercado muy poco explotado, en México no existe un gran número de permisos o reglas por parte del gobierno para este tipo de viviendas; sin embargo, en la gran mayoría de los estados se puede colocar una casa prefabricada en un terreno si este es ejidatario. En estados como Puebla o Morelos se puede colocar este tipo de vivienda sin realizar un papeleo o solicitar algún permiso.

“En estados como Puebla, si se construye un inmueble de menos de 60 metros cuadrados no existe la necesidad de notificar a las autoridades. En Morelos pasa lo mismo si la vivienda es de 48 metros cuadrados tampoco existe la obligación de avisar al gobierno”, explica el arquitecto Israel Carlos Goméz Tagle Barrera.

Sin embargo, los dueños de las casas prefabricadas deben al menos notificar a las autoridades de la presencia de la vivienda para que se considere como una fija y no como inmueble provisional.

“Este tipo de construcción alternativo se encuentra avalado por leyes y legislaciones internacionales, en las que garantizan, comodidad y seguridad como una casa convencional”, agrega el experto.

Tipos de vivienda

Las casas prefabricadas se encuentran compuestas por piezas realizadas anteriormente para únicamente realizar el preensamblado, por ello los materiales que se utilizan son más ligeros:

  • Madera: la madera es uno de los materiales que no genera tanto peso, por lo tanto ofrece la facilidad y rapidez de ensamblado.
  • Steel Frame (es un esqueleto de acero galvanizado): como bien se sabe el acero es un material reciclable, acústico y térmico.
  • Hormigón: al producirlos en forma de bloques permite que las construcciones tengan formas más orgánicas permitiendo que su apariencia sea más original que las casas prefabricadas creadas con otros materiales.
  • PVC: por su ligereza y resistencia y versatilidad al cambiar el color con pinturas, permite ser de los materiales más utilizados para la fabricación de casas.
 

Precios de las casas

El precio de las viviendas prefabricadas se encuentra desde los 300,000 pesos en adelante, “al igual que una casa convencional, el aumento del precio puede verse reflejado en los metros cuadrados y los materiales, pero por una casa de 42 metros cuadrados el precio es de 300,000 pesos aproximadamente”, explica.

Cuando las casas tienen pocos metros cuadrados resulta más costoso debido a que las estructuras de estas casas se manejan por piezas, “como las casas prefabricadas se ensamblan sus piezas cuentan con una medida general, cuando se quiere construir una casa de pocos metros cuadrados, se tiene que comprar la misma pieza y cortarla, por lo que existe desperdicio de materiales”, puntualiza.

De igual forma, el director de CasaPrefabricada explica que estas viviendas permiten un control en el precio en cuanto a materiales y tiempo, comprados con la construcción convencional, “con las casas prefabricadas, se compran los materiales y no existe un aumento en ellos por el poco tiempo de realización que lleva, contrario a las construcciones convencionales, que se termina en medio año o un años y durante ese periodo hay posibilidad que tanto la mano de obra como los materiales hayan subido”.

 
Publicidad
Publicidad