Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El huracán Álex deja 'secuelas' viales en Monterrey

Diferentes urbanistas afirman que las obras de reconstrucción tienen fallas técnicas que colapsarán el tráfico en zonas como el distribuidor Gonzalitos.
Hurac�n �lex
Hurac�n �lex - (Foto: Tomado de Flickr/julio.davalos)

Las obras de reconstrucción mejoraron el cauce del río Santa Catarina, pero también complicaron algunas vialidades de Monterrey por falta de capacidad técnica en su diseño, coincidieron diferentes especialistas, a tres años de la llegada del huracán Álex, el de mayor intensidad en el área metropolitana de Monterrey desde 1988.

Luis Gerardo Marroquín, secretario de Obras Públicas del estado, dijo en la celebración del día de la Santa Cruz, que "no sólo reconstruimos, no sólo recuperamos lo que teníamos anteriormente, sino que hicimos muchas mejoras".

En las márgenes del río Santa Catarina se reconstruyeron los taludes para tener un cauce más uniforme que resista futuras avenidas, dijo el urbanista Raúl Salinas, quien participó en al plan Director de Obras para la rehabilitación del cuerpo de agua en los años setenta.

"Hay muchas soluciones que lograron y que funcionan", dijo a Obras, en referencia a la reconstrucción de los puentes que cruzan el río y la prolongación de Zaragoza y Zuazua, donde aprovecharon la infraestructura existente y las dejaron como zonas peatonales. 

Para el urbanista Héctor Castellanos, presidente fundador de la Sociedad  de Urbanismo, Región Monterrey "hubo un error de cálculo, bastante serio que complicó la vialidad, al convertir las avenidas Constitución y Morones Prieto en pares viales", puesto que no aumentó el aforo de vehículos en 20%, como estaba previsto y sólo funciona para trayectos largos, por ejemplo, del municipio de Guadalupe a Santa Catarina (23 kilómetros).

"En tramos cortos el par vial es un desastre. Se gasta más dinero, porque hay un solo sentido, es una mala solución a las vialidades, y los puentes para retorno están a varios kilómetros de distancia", sostiene Castellanos, expresidente de la Sociedad de Urbanismo Región Monterrey (Surmac).

Publicidad

Jorge Longoria, exsecretario de Desarrollo Urbano de Monterrey, afirma que en la reconstrucción se demostró "una falta de capacidad técnica de diseño y de análisis operativo, no se convocó a especialistas, esto llevó a  decisiones precipitadas". 

El analista, planificador y consultor urbano estima que en seis meses colapsará el distribuidor vial de Av. Gonzalitos (la de mayor tránsito en la ciudad), al congestionarse la entrada a la Av. Morones Prieto, por los vehículos que vienen de Gonzalitos, Antonio L. Rodríguez, y San Jerónimo. Y en la Av. Constitución (de oriente a poniente) hay un solo carril para entrar a Gonzalitos.

"No se puede estrangular así la operación de dos vialidades intermedias de Monterrey", cita.

Añade que algunas obras del par vial no respetan las normas nacionales e internacionales para vialidades maestras, como la NOM-034-SCT2-2003, sobre 'Señalamiento horizontal y vertical de carreteras y vialidades urbanas'.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad