Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los aciertos y fallos de Javier Jiménez Espriú a la cabeza de la SCT

Su gestión se vio nublada por las obras emblemáticas y la reducción presupuestal para invertir en proyectos alternos.
jue 23 julio 2020 01:35 PM
Javier Jiménez Espriú
Javier Jiménez Espriú dejó la titularidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

José Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes desde que comenzó la administración de Andres Manuel López Obrador, renunció a su cargo a una semana de que el presidente anunciara que los puertos marítimos y aduanas serían operados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y no por la dependencia.

La salida del funcionario es vista como una oportunidad en el sector para redireccionar los esfuerzos en infraestructura que, hasta el momento, han sido pocos por parte de la secretaría. Las obras carreteras han tenido protagonismo reducido durante la gestión, ya que se le ha dado gran importancia a las obras emblemáticas del sexenio, como el Aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya.

Publicidad

“En el sector (de comunicaciones y transportes) no hay proyectos nuevos y sí hay necesidades de proyectos a concesionar y construir. Eso es innegable, y eso ha causado que en la construcción haya la caída que todos vemos. Es un desacierto de la Secretaría en este momento y pareciera que el foco está en la falta de planeación”, comenta Ignacio García Presno, socio líder de Infraestructura de KPMG México, en entrevista con Obras.

El experto agregó que durante la gestión del secretario no hubo una adecuada planeación y coordinación con los estados y municipios, los cuáles tienen necesidades grandes a nivel infraestructura, pero pocos recursos.

Si se continúa con este tipo de trabajo en la dependencia, “la consecuencia directa es que los rezagos históricos de infraestructura se ampliarán, seguiremos perdiendo lugares por la calidad de la infraestructura, porque cuando nos miden organismos internacionales no lo hacen mirando hacia el nuevo aeropuerto o el tren maya”, obras que además están operadas por la Sedena y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur,) no por la SCT, agrega el experto.

Sin embargo, esta realidad no recae completamente en los hombros del secretario saliente, afirma Eduardo Ramírez Leal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), en entrevista con Obras. El panorama en comunicaciones y transportes se debe al reducido presupuesto dado en el año y medio del gobierno federal actual.

Para este 2020, según el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, se aprobaron 54,000 millones de pesos, lo que representa una reducción de 21.1% en comparación con el año anterior, de los cuáles en materia de infraestructura carretera se planearon destinar 5,165 millones de pesos, es decir, 45.7% menos que en 2019.

“No son recursos suficientes, nosotros hemos estado insistiendo que en 12 años la caída de inversión e infraestructura es catastrófica, de tener alrededor de 5.7% del PIB, hoy se dirige 2.6%, menos de la mitad. Son pocos recursos para tanta infraestructura que requiere mantenimiento, conservación, ampliación y construcción. Se tiene que hacer un reajuste en el gasto programable”, dice Ramírez Leal.

Brasil es el primer país en fase final de pruebas de vacuna contra COVID-19

Lo que da poco margen de operación para desarrollar proyectos importantes. Sin embargo, el presidente de la CMIC considera que la SCT se “aplicó” a inicios del año en ejercer los recursos, ya que para mayo, tenían ejecutados 18,000 millones de pesos, lo que representa alrededor de 2,200 contratos firmados.

Publicidad

Los aciertos de Javier Jiménez Espriú

Para Ignacio García de KPMG México, una de las estrategias positivas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes durante la actual administración, es la revisión de las concesiones ya otorgadas para generar proyectos a través de desdoblamientos, a pesar de que esta iniciativa se ha llevado de manera lenta.

“Ayudará hacerlo, pero con un enfoque propositivo, no por corrupción y fraude, para sacarle mucho más provecho del que hoy están dando. pero debería ser más rápido. De ahí en fuera, no se ve nada más que haya ayudado al sector. Hacen falta más recursos y mantenimiento de carreteras, que no se ha visto”, puntualizó el experto.

En este punto coincide el presidente de la CMIC, quien reconoce la labor de la dependencia por transparentar los procesos de licitación y la reducción de prácticas ilegales. “En administraciones anteriores había muchos reclamos sobre procedimientos que generaban corrupciones, e intranquilidades en la industria de la construcción. Creo que este año y medio hemos avanzado muy bien”, dijo el experto.

Eduardo Ramírez de Leal también reconoce que el ahora ex secretario mantuvo comunicación directa y permanente desde la campaña de Andrés Manuel López Obrador. En donde se discutieron temas como la creación del Instituto de Planeación a Largo Plazo de la CMIC.

Por lo anterior, la Cámara espera que este lazo con la dependencia continúe con la titularidad de Jorge Arganis Díaz Leal, el nuevo secretario de Comunicaciones y Transportes.

Por su parte, Ignacio García de KPMG espera que en la nueva administración se priorice la planeación y coordinación con los tres niveles de gobierno, para beneficiar a la mayor parte de la población.

Publicidad

Tags

Secretaria de Comunicaciones y Transportes Jiménez Espriú Infraestructura general Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción construcción
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad