Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Para Hacienda, la vivienda sí se mueve

El subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela, destacó que la industria de la vivienda en México conserva su dinamismo, pese a lo que ocurre a las desarrolladoras en bolsa.
vivienda
vivienda - (Foto: Getty Images)

El sector de la vivienda muestra señales de dinamismo, aún cuando las desarrolladoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que son las más grandes del país atraviesan por fuertes problemas de liquidez.

El subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela, destacó que en la industria de la vivienda en México, 87% de las casas que se producen son de empresas que no están listadas, por lo que es un sector dinámico.

Las cifras del Índice Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) de Precios de Vivienda en México 2013, dadas a conocer la semana pasada, indicaron que durante el primer trimestre del 2013, los precios de la vivienda en el Distrito Federal (DF) se elevaron en 5.35% respecto del mismo periodo del año pasado.

Este resultado también fue superior al nacional, pues el Índice SHF de Precios de la Vivienda (casas solas, conjuntos habitacionales y departamentos) mostró en el primer trimestre del año una apreciación nominal de 2.92%.

La institución detalló que el incremento observado fue resultado de diversos factores como el aumento de transacciones de viviendas de valor medio y residencial.

Asimismo, a fines de abril, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), Fernando Abusaid, negó que el sector estuviera en crisis, pero reconoció que varios participantes enfrentan dificultades de liquidez.

Publicidad

"En este momento no estamos en crisis, la industria no está crisis, está caminando con una política pública muy clara y vamos avanzando, y nuestro reto para este año es construir 500,000 vivienda y para allá vamos con todo el impulso", aguró el funcionario.

Por su parte, Aportela refirió que "la política pública que ha diseñado el Ejecutivo federal tendrá efectos positivos para propiciar una vivienda digna, en términos de la concentración de todas las facultades en una misma dependencia que es la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) y sobre todo para tener claridad en lo que se va a hacer hacia delante en el sector".

Sobre los problemas de deuda de empresas del sector (Geo, Urbi, Homex), comentó que "los bancos han seguido los procedimientos habituales que tienen en sus contratos.

"En ese sentido lo que nosotros estamos haciendo, no nada más con las vivienderas, pero con todos los sectores a los cuales los bancos le otorgan financiamiento, es tener una supervisión de que el otorgamiento sea de manera adecuada", añadió.

El titular de la Unidad de Planeación Económica de la Hacienda Pública, Ernesto Revilla, comentó que el sector de la construcción mostró un repunte en los meses de febrero y marzo, y resaltó que esta industria no solo abarca a las viviendas públicas que cotizan en la BMV.

"Parece que el sector en su conjunto muestra, así como en otros indicadores, ciertas señales de mayor dinamismo, pero que todavía es preliminar para marcar una tendencia", dijo en conferencia de prensa.

En tanto, el titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez Marín, aseguró que las empresas que cotiza en la BMV no representan todo el sector, el cual, por el contrario, muestra una rápida adaptación y actividad y "una buena parte de los apalancamientos son muy activos, lo que indica que no son empresas que estén en crisis de ninguna manera".

Por ello, durante la semana pasada, el funcionario federal aclaró que no habrá ninguna política pública orientada a rescatar a estas empresas en lo particular, aun cuando se trate de las más grandes del sector.

Esto, luego de que se publicara que diversos bancos entablaron demandas en contra de las empresas Urbi y Geo, debido a incumplimientos de compromisos de deuda, lo que elevó aún más la incertidumbre sobre la industria.

En la semana, en Estados Unidos se publicó la posibilidad de que Urbi se apegara al Concurso Mercantil con intención de quiebra, sin embargo, la oficina de Comuniciación de la empresa desmintió que busque ese proceso.

A eso se sumó que Deutsche Bank AG presentó, ante tribunales de Estados Unidos, una demanda en contra de Urbi y sus subsidiarias, con lo que reclama el pago de más de 61 millones de dólares más accesorios, respecto de ciertas operaciones de crédito y de instrumentos financieros derivados.

Asimismo, el Banco del Bajío inició también un proceso, ante tribunales mexicanos, para reclamarle a Urbi el pago de 75 millones de pesos más accesorios legales; en abril pasado, los bancos Credit Suisse International y Barclays México demandaron a la compañía por un total de 22.4 millones de dólares por haber incumplido en obligaciones previstas en contratos de derivados.

Adicionalmente, el 29 de abril de este año, se informó que GE Capital presentó ante tribunales mexicanos varias demandas en contra de Urbi y algunas de sus subsidiarias, para reclamar una suma aproximada de 99 millones de pesos.

En tanto, Geo informó en la semana que fue notificada por las instancias correspondientes que Scotiabank Inverlat inició en su contra procesos judiciales en tribunales mexicanos, en lo que reclama pagos por montos que representan menos de 0.5 por ciento de los adeudos que la compañía trabaja para reestructurar.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad