Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las vivienderas avanzan con venta de unidades, pero sin inventario

El ritmo de la comercialización se recuperó durante el año pasado; sin embargo, las anteriores restricciones en las obras impidieron a la construcción avanzar al mismo ritmo.
jue 31 marzo 2022 05:00 AM
Construcción cerrada de vivienda
Los protocolos anticovid han provocado poca producción de vivienda.

A pesar de que en 2021 continuaron las restricciones sanitarias por la pandemia de COVID-19, la colocación de vivienda mantuvo las ventas. En el año se colocaron 260,0000 unidades en el país, indican datos de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi). Pero la buena noticia tiene otra cara: la demanda dejó sin inventario “de colchón” a las vivienderas.

Publicidad

“En la producción no nos fue tan bien, porque a inicios de año tuvimos la tercera ola y hubo que acelerar procesos de cierres, respetando muchos protocolos, por lo que se retrasó. Normalmente tenemos un desfase, más vivienda hecha, pero este año casi se empata”, explica Luis Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente de la Canadevi.

La industria arrancó el 2022 sin vivienda producida, complicando las operaciones, ya que el ritmo de demanda siempre presiona para tener inmuebles listos, por lo que las desarrolladoras han apostado por acelerar la edificación de proyectos, lo que le da más tranquilidad a la Cámara para lograr emparejarse a finales de este año.

AMLO va por reforma: propone que el pueblo elija a consejeros y magistrados

“Cada año hay un incremento de 650,000 nuevas parejas, entonces se forma una necesidad de vivienda. Si nosotros producimos alrededor de 280,000 viviendas al año, existe un déficit del doble de lo que se requiere”, apuntó el experto.

Venta, a pesar del aumento de precios

El ritmo de la venta de inmuebles continuó a pesar del incremento del precio de los materiales, debido a que no se resintieron completamente al consumidor final.

Durante los dos últimos años el valor de las viviendas ha crecido 24%, de acuerdo con información de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF). En 221 se registró un crecimiento de 12%, como muestran los datos de la Canadevi; sin embargo, el incremento pudo ser mayor.

“Muchos constructores tenían inventario y no impactaron los precios. Otros productores tuvieron que verse en la necesidad de repercutir directamente en sus utilidades, es decir, aguantar el impacto del incremento”, detalla Luis Alberto Gómez Monroy.

Este año, el crecimiento del precio será inevitable por la inflación mundial en commodities como el acero (que en 2021 tuvo un alza acumulada de 65.65%, de acuerdo a Banco Base). La estrategia de la Cámara es hacerlos de manera paulatina para continuar con los niveles de absorción.

 
Publicidad
Publicidad