Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los municipios requieren planes de desarrollo urbano

Los Planes de Desarrollo Urbano sirven como instrumento rector del ordenamiento territorial, dice Gonzalo Méndez Dávalos.
mié 29 enero 2020 10:06 AM
arquitectura cartografia construccion
Los planes de desarrollo urbano más exitosos son aquellos que incluyen el punto de vista de los ciudadanos, fomentan la participación de los sectores productivos y se mantienen actualizados, dice Gonzalo Méndez Dávalos.

(Expansión) - Desde que se dio a conocer el Programa Nacional de Vivienda (PNV) por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano en noviembre del 2019, los desarrolladores de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI) lo hemos analizado a detalle y encuentro que es un Programa diseñado para funcionar transversalmente, si bien cuenta con importantes retos que continuaremos analizando durante todo el año, como sector, en diversas reuniones y foros.

Cabe señalar que el PNV destaca a nivel internacional al ser el primero que incorpora los 7 elementos de la vivienda adecuada establecidos por ONU-Hábitat y concibe a la vivienda como “un espacio habitacional inherentemente vinculado al territorio” y al desarrollo de vivienda como “un sistema complejo que incide en las esferas de lo económico, político, social, territorial y ambiental…(que) responde a las tendencias mundiales en el mercado inmobiliario y, de ahí, impacta el modelo de crecimiento de las ciudades”.

Publicidad

Este cambio de paradigma reconoce a las ciudades como sistemas vivos que responden a las necesidades de las comunidades que las componen y es un punto de vista fundamental para cumplir con los cinco objetivos del PNV.

Ahora bien, aún cuando cada uno de los objetivos del PNV concentra estrategias para integrar los intereses federales con los locales, como líder de la única Cámara enfocada en el desarrollo de la vivienda en México, considero que uno de los desafíos más importantes en los años por venir es hacer realidad el quinto objetivo: “Establecer un modelo de ordenamiento territorial y gestión del suelo que considere la vivienda adecuada como elemento central de planeación del territorio”.

Esto implicaría dotar a los 2,457 municipios de México con un Plan de Desarrollo Urbano (PDU), con particular énfasis en los polos de desarrollo y prosperidad que concentran las fuerzas productivas, políticas y culturales.

Aunque la solución es multifactorial, los planes de desarrollo urbano han probado ser el instrumento más adecuado para articular las políticas federales, estatales y municipales, así como para sentar las bases, atender los retos y aprovechar las oportunidades que el desarrollo urbano conlleva.

Sirven, asimismo, como el instrumento rector del ordenamiento territorial –a corto, mediano y largo plazo– al reconocer las diferentes necesidades de las comunidades que componen cada ciudad.

Lee: Estos destinos mexicanos tienen potencial para ser ciudades inteligentes

Publicidad

Desde este punto de vista, los PDU más exitosos son aquellos que incluyen el punto de vista de los ciudadanos, fomentan la participación de los sectores productivos y se mantienen actualizados.

No obstante, de acuerdo con el Artículo 115 constitucional, el desarrollo y la implementación de los PDU corresponde al gobierno local; por ello, el reto incluye tanto el aspecto metodológico como la coordinación entre los tres niveles de gobierno. En este sentido, el desafío más importante para alcanzar los objetivos del Programa Nacional de Vivienda se concentra a nivel municipal.

Desafortunadamente, hoy en día la mayoría de los municipios no cuentan con un PDU o el que tienen no está actualizado ni articulado con los planes de desarrollo estatales y federales. A pesar de ello, es posible establecer incentivos presupuestarios que incluyan la participación del gobierno federal para crear los instrumentos necesarios para que los municipios cuenten con un PDU.

Lee: El desarrollo inmobiliario debe respetar los límites de la CDMX.- Villalobos

En México tenemos buenos ejemplos de planeación urbana participativa, la mayoría surge de esfuerzos coordinados a través de los Institutos Municipales de Planeación (IMPLANES), organismos que a través del intercambio de experiencias y la vinculación con instancias públicas y privadas, compilan, actualizan y generan la información necesaria para tomar decisiones gubernamentales locales y regionales en la planeación municipal.

Uno de sus grandes logros es fomentar la participación ciudadana –lo cual incluye al sector privado– con una visión de largo plazo, sustentable y competitiva, que le da continuidad a planes y proyectos locales y regionales.

En este sentido, de acuerdo con un estudio realizado por ONU-Hábitat, hoy México cuenta con 384 ciudades, pero para el 2030 serán 961 en las que se concentrará el 83.2% de la población; los retos que esta tendencia presenta son muchos y, por ello, el replanteamiento del modelo de producción de vivienda demuestra gran responsabilidad para lograr que, de una vez por todas, la vivienda sea un verdadero pilar de desarrollo sostenible para México.

Con una megalópolis, 6 metrópolis que han rebasado sus límites estatales y 7 metrópolis transfronterizas, México tiene el potencial para ser una referencia internacional en el desarrollo urbano establecido por ONU-Hábitat.

Nota del editor: Gonzalo Méndez Dávalos es presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI), Vocal Propietario del Instituto Municipal de Planeación de Morelia y Miembro de la Comisión Consultiva Regional del Infonavit por Michoacán. Asimismo, Gonzalo es director general de Meda Casa y de Desarrolladora de Suelos Sustentables. Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

Vivienda Canadevi Opinión
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad