Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así reconstruyeron la espectacular mansión del emperador Nerón

VIDEO. La Casa de Oro ocupaba 220 hectáreas y fue llamada así por sus paredes recubiertas con mármoles y sus techos decorados con oro y piedras preciosas.
vie 07 abril 2017 11:09 AM
Placeholder articulo
Placeholder articulo

Sepultada durante más de un milenio en un intento de olvidar el legado de su propietario, la Domus Aurea o Casa de Oro del emperador Nerón puede ser ahora admirada en todo su esplendor original gracias a un recorrido virtual ideado con tecnología de última generación.

"Finalmente vivo como un hombre", fueron las palabras de Nerón al inaugurar su espectacular mansión, construida en los terrenos expropiados tras el incendio que en el año 64 después de Cristo destruyó gran parte del centro de Roma y que fue atribuido al propio emperador.

Debido a sus paredes recubiertas con mármoles y a sus techos decorados con oro y piedras preciosas, la residencia fue bautizada como Domus Aurea. Fue proyectada y decorada por los artistas más importantes de la época, los arquitectos Severo y Celere y el pintor Fabullo.

Lee también: Las 5 residencias más caras del mundo en 2016

El enorme complejo, que según crónicas antiguas llegó a ocupar una extensión de 220 hectáreas, incluía viñedos, bosques, jardínes y terrenos de pastoreo, además de un lago artificial, tesoros saqueados de las ciudades de Oriente y una colosal estatua del emperador personificado como el dios Sol.

 

Publicidad

 

Un legado no deseado

A la muerte de Nerón sus sucesores buscaron cancelar todo recuerdo de ese emperador por "damnatio memoriae" (condena de la memoria), empezando por su palacio, explicó la arqueóloga, Elisabetta Segala, durante un recorrido con medios extranjeros.

Dijo que en donde estaba el lago artificial fue edificado el Coliseo, mientras que las lujosas estancias de la Domus Aurea en el área del Colle Oppio (una de las colinas de Roma) fueron despojadas de sus revestimientos y de las esculturas y sepultadas con tierra hasta el techo.

Encima fueron construidas las grandes termas de Trajano, inauguradas en el año 109 después de Cristo y democráticamente abiertas al pueblo, a diferencia de la Domus Aurea.

De esa manera las fastuosas decoraciones, los frescos en paredes y techos y los estucos de la mansión permanecieron escondidos bajo tierra hasta el Renacimiento.

Entérate: El precio de la casa de infancia de Trump se dispara en un mes

Un tesoro histórico descubierto

Fue entonces que algunos artistas, entre ellos Pinturicchio, Ghirlandaio, Raffaello y Giulio Romano descubrieron los restos de la Domus Aurea. Con el uso de cuerdas descendían a lo que ellos consideraban grutas, para copiar los frescos, que se convirtieron en modelo para los artistas de la época.

Con el tiempo las pinturas fueron olvidadas, hasta que el descubrimiento de Pompeya hizo renacer el interés en la Domus Aurea, que comenzó a ser excavada en 1772.

Hasta nuestros días ha llegado el pabellón oriental del palacio, que era en donde los artistas del Renacimiento descendían para descubrir el arte clásico.

Se trata de 153 habitaciones conocidas, con una altura promedio de 12 metros y una extensión de cerca de 30,000 metros cuadrados de superficie decorada con estucos y frescos.

Visita virtual

El nuevo recorrido que permite conocer al palacio en su forma original está abierto los fines de semana para grupos de 25 personas.

Un video de grandes dimensiones con imágenes reconstruidas en 3D de los ambientes originales inicia el trayecto. Reconstruye la historia del monumento desde época neroniana, los cambios hechos por Trajano y hasta tiempos más recientes, pues la Domus Aurea fue utilizada como refugio para los desplazados durante la Segunda Guera Mundial.

Inmediatamente después los visitantes son conducidos por guías especializados por los pasillos del edificio hasta llegar a la Sala de la Volta Dorada, donde se encuentra la innovadora instalación multimedial.

Con el uso de anteojos especiales se da un salto en el tiempo para observar a 360 grados una sala cubierta de mármoles y frescos, llena de luz y abierta ante un jardín que permite admirar a la Roma de época neroniana.

Paralelamente a los nuevos recorridos turísticos, prosiguen los trabajos de restauración de la Domus Aurea, para los que han sido destinados 13 millones de euros, aunque según Segala todo el proyecto necesita 31 millones y se incluye la realización de un jardín sostenible.

Y es que arriba del palacio se encuentra el parque del Colle Oppio, cuyos árboles y tierra representan un riesgo para la supervivencia del monumento, que se encuentra en condiciones de 16 grados de temperatura y humedad de 90%, explicó la arquitecta Gabriella Strano.

Dijo que el proyecto prevé sustituir la tierra por un sistema con materiales más ligeros y transpirables que impidan las infiltraciones de agura y permitan mantener una temperatura constante.

Igualmente se contempla el reforzamiento y consolidación estructural de las superficies decoradas al interior del monumento, un trabajo que lleva un avance del 80 por ciento.

Según Segala, actualmente la extensión del palacio de Nerón es de unos 16,000 metros cuadrados, equivalentes a tres canchas de futbol.

 

Tags

Arquitectura
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad