Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Abierto Mexicano revela su secreto para subir de categoría: el nuevo estadio

Diseñado por José Moyao, con el inmueble se busca aumentar la capacidad para recibir visitantes para subir a categoría Masters 1000.
mié 23 febrero 2022 09:14 PM
Arena GNP durante el Abierto Mexicano de Tenis
Arena GNP fue diseñada por José Moyao.

Este febrero, el Abierto Mexicano de Tenis recibió a la mayor cantidad de visitantes desde su inicio, gracias a su nueva casa: la Arena GNP. Diseñada por el arquitecto José Moyao, reconocido por haber hecho obras como el Teatro Telcel, Fórum Mundo Imperial y el Foro Sol, el recinto es el as bajo la manga del evento.

Publicidad

Se ha planeado que el Abierto suba a categoría Másters 1000, por lo que se ideó un espacio con capacidad de 10,401 espectadores, así como 116 lugares para personas con discapacidad.

“La ubicación es extraordinaria, con un aeropuerto a dos kilómetros y una industria hotelera alrededor. El estadio está ubicado de norte a sur, lo que ayuda al juego del tenis. Estamos cosechando el agua de lluvia, por lo que es un estadio completamente sustentable para poder tener un inmueble de nivel mundial. Si se quiere aplicar para una categoría 1000 tiene todas las condiciones para hacerse”, dijo Moyao en 2020, durante la presentación de avances del proyecto.

En la estructura también se consideró hacer canchas secundarias un grandstand de 3,000 espectadores.

Tiene un estacionamiento de 80 vehículos y bar con vista de 360 grados. En la planta baja hay espacios para los tenistas, gimnasio y servicio médico, además de la zona de prensa y área administrativa.

En el segundo nivel están los palcos, gradas, suites y un restaurante, así como el player lounge y área de transmisión.

Se planea que sea usado también para otros eventos deportivos y culturales.

AMLO ofreció militarizar a México desde 2006, según WikiLeaks

Un camino largo

La construcción comenzó en 2019 y duró tres años, por su complejidad y por la pandemia. Sin embargo, antes de comenzar a colocar los muros, se trabajó durante un año en la planeación.

José Moyao dijo a Esto que se usaron más de 3,000 planos arquitectónicos para determinar cada una de los detalles.

Para llevarlo a cabo la obra, el arquitecto trabajó con grupo Mextenis y Mundo Imperial, con financiamiento de Grupo Autofín y Grupo Pegaso, con 15 millones de dólares.

Publicidad
Publicidad
Publicidad