Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La venganza del Mary Nour

Tras nueve años, Comercio para el Desarrollo Mexicano logra importar cemento a territorio nacional; en 2014 apuesta a ser un productor.
vie 04 abril 2014 02:58 PM
Cemex
Cemex - (Foto: Tomado de Flickr/CEMEX )

En 2004 lo intentaron, pero el buque Mary Nour, que llegó al Puerto de Altamira, Tamaulipas, con una carga de 26,000 toneladas de cemento de Rusia, fue boicoteado.

Tras nueve años, en octubre de 2013, Comercio para el Desarrollo Mexicano del Sureste (CDMS) atracó el buque M/N Atenea con bandera de Bolivia, en Puerto Progreso, Yucatán, que llevaba un cargamento de 2,850 toneladas de cemento en sacos de 42.5 kilos, importado de una planta en Cuba, que tiene participación del estado y de la cementera Holcim.

A principios de febrero de 2014 llegó a Puerto Progreso la segunda carga con otras 2,850 toneladas de cemento marca Siboney, y para este mismo año la compañía de origen regiomontano espera realizar varias cargas subsecuentes, hasta llegar a 48,000 toneladas de cemento.

"Nuestra meta este año es dejar de importar cemento e importar clínker (el principal componente del cemento Portland) y poner una molienda en territorio nacional. Si todas las condiciones se dan, sería una inversión de 8 millones de dólares", afirma Ricardo Alessio Robles, socio director de CDMS.

No obstante, Jorge Plácido, analista de Vector Casa de Bolsa, estima que "las 48,000 toneladas de cemento estarían representando apenas 0.14% del consumo nacional, por lo que el impacto en precios podría ser temporal".

A finales de octubre de 2013, International Cement Review estimaba que con la entrada de la marca Siboney en Mérida, los precios del cemento caerían hasta 10% en esta región del país.

Publicidad

Archivo Obras

Alessio Robles asegura que, en los cinco primeros meses, el precio del cemento bajó más de 15% en las pequeñas casas distribuidoras de Mérida; además,  la marca ya está ingresando al mercado de Chetumal, Cancún, Rivera Maya, Ciudad del Carmen y Campeche.

Distribuidoras minoristas de Mérida, como Yucasa Materiales, dijeron a Obras que la marca Siboney comenzó lento, pero ahora la mayoría de sus clientes compra los bultos de 42.5 kilos entre 92 y 94.50 pesos, mientras que Apasco y Cemex cotizan bultos de 50 kilos entre 115 y 120 pesos.

Llegar a tierra firme ha sido un reto para Siboney. Alessio cuenta que a la primera carga le tocó rojo en el semáforo fiscal. La Aduana emitió una 'Suspensión de Reconocimiento Aduanero' que duró 48 horas, en la que no pudieron mover la carga, hasta que la autoridad envió unas muestras de cemento a un laboratorio de la Ciudad de México y comprobó la calidad y si concordaba con el pedimento de importación.

Sin embargo, el Mary Nour sigue flotando ante un amparo que interpuso Cemex. "Ahorita los amparos están en proceso de resolución. Todavía no sabemos si ratificará la sentencia o la revocará, en eso vamos", afirma Alessio.

Mientras tanto, el Atenea pudo atracar e importar cemento, y así incorporar un nuevo jugador a este mercado.

Tags

Holcim
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad