Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reinauguran estadio Cuauhtémoc con obra inconclusa y sin nuevo nombre

El gobierno de Puebla debió haber informado desde el 29 de octubre el nombre que llevará el complejo, que se otorgará bajo proceso de licitación para los siguientes 30 años.
estadio_puebla_2
estadio_puebla_2 - (Foto: Gobierno del Estado de Puebla/Cortesía)

El nuevo estadio de Puebla, que tuvo una inversión de 688 millones de pesos (mdp), fue inaugurado sin estar terminado al 100%, sin un nombre oficial y con poca transparencia en la adjudicación de los derechos.

El recinto, dos veces mundialista, fue entregado por el gobernador Rafael Moreno Valle la noche del miércoles con un encuentro amistoso entre el equipo de futbol Puebla de la Franja y el equipo argentino Boca Juniors, además de un espectáculo de pirotecnia.

La ampliación y remodelación de este inmueble, construido en 1968 y diseñado originalmente por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, ha generado críticas entre los poblanos, incluidos académicos, empresarios y políticos, quienes creen, se hizo un gasto exagerado, además que no se cumplió con la expectativa, debido a que las imágenes que se dieron a conocer en el proyecto original, distan mucho de cómo quedó el aún hoy conocido como estadio Cuauhtémoc.

Pero esto tiene una explicación. Según el secretario de Infraestructura y Transportes, Diego Corona Cremean, la obra tuvo modificaciones de última hora, principalmente en la fachada: se sustituyó el cristal templado, considerado en un inicio, por material ETFE –termoplástico- para aligerar el peso y generar un ahorro de 42 mdp, ya que el costo total de la obra se redujo de 730 a 688 mdp.

Nota:

Entre retrasos y cambios

Publicidad

De acuerdo con las fechas que marcó la licitación pública nacional, identificada con el número LO-921002954-N205-2014 en Compranet, la remodelación y ampliación de este estadio debió haber concluido el 24 de agosto de 2015; sin embargo, fue entregado casi tres meses después. Y aun así, faltaron detalles como la conclusión de los baños, estacionamientos e iluminación.

La propia Secretaría de Infraestructura reconoció ante medios locales que los trabajos tardarán un mes más. En un recorrido por las inmediaciones, Obrasweb.mx pudo constatar que a la empresa que estuvo a cargo, Acapro de Hidalgo SA de CV, tampoco le dio tiempo de colocar el pasto sintético en las áreas verdes, además quedaron dos rampas sin ser iluminadas.

Esta empresa ganó la adjudicación con 566 mdp (con IVA incluido) pero por labores de supervisión, el gobierno reportó que terminaría costando 730 mdp. De última hora, en medio de críticas, se rectificó el costo al erario, que sería finalmente de 688 mdp.

El objetivo principal de la remodelación fue ampliar su capacidad de 40,000 a 50,000 butacas y doblar el número de palcos a 426.

Nota:

¿Y el nombre?

Aunque el gobierno poblano debió haber informado desde el 29 de octubre pasado el nombre que llevará el nuevo estadio en los siguientes 30 años , hasta este jueves no había confirmado quién fue el mejor postor, aunque ha trascendido que Grupo Financiero Multiva –propiedad del empresa Olegario Vázquez Raña- pagó 900 mdp por este derecho.

Sin embargo, el proceso de licitación no se ha transparentado. En la página www.licitaciones.puebla.gob.mx en donde se publicó la convocatoria para la adjudicación del nombre, el gobierno local no ha hecho público el desarrollo del concurso. Hasta este jueves 19 de noviembre sólo estaba la convocatoria.

Previo y después de la inauguración de la nueva cara del estadio, las redes sociales se inundaron de memes en los que compraban el inmueble con un tortillero y una canasta artesanal.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad