Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La construcción mexicana ignoró el sismo de 1985, dice investigador

Sergio Alcocer Martínez de Castro, científico de la UNAM, asegura que los errores constructivos evidenciados por el terremoto de septiembre pasado, son los mismos de hace 32 años.
zapata-derrumbe-sismo
zapata-derrumbe-sismo - (Foto: Cuartoscuro)

Los daños que se presentaron por el terremoto del 19 de septiembre de 1985 debido a losas planas, pisos débiles, fallas en edificios en esquina, golpeteo de inmuebles colindantes y fallas en muros divisorios, volvieron a ocurrir el 19 de septiembre de 2017.

"No estábamos preparados", dijo este jueves Sergio Alcocer Martínez de Castro, investigador del Instituto de Ingeniería y de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) durante su conferencia titulada Reflexiones sobre los sismos de septiembre de 2017 y su impacto formal y real en el sector de la ingeniería y la construcción en México.

Como resultado del sismo del pasado 19 de septiembre, en la Ciudad de México hay 83,000 inmuebles de vivienda con daño menor, 46,000 con daño moderado y 24,500 en condiciones de reconstrucción.

También se cuentan 10,000 escuelas con daño menor; 5,060 con daño moderado y 300 para reconstruir. Además, más de 2,000 monumentos históricos tienen daños en varios niveles.

Lee: A más de 3 meses del sismo entregan dictámenes en Coyoacán y Tlalpan

A ellos se suman los daños en líneas vitales en el sistema de agua potable y el suministro eléctrico.

Publicidad

"Aún falta profesionalizar a todos los sectores. Se requiere mejor coordinación, protocolos desarrollados y utilizados, información en tiempo real para facilitar la toma de decisiones, entrenamiento de medios de comunicación para guiar a la sociedad y estándares de desempeño ante alerta sísmica", advierte Alcocer en la sede de la Sociedad Mexicana del Derecho de la Construcción.

El investigador fue elegido en 2017 como miembro extranjero de la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos.

Visión a largo plazo

En Chile o Japón, naciones donde la ocurrencia de sismos de gran magnitud es más frecuente que en México, la cultura de prevención y resiliencia es permanente y con visión a largo plazo.

"Ningún estado soporta un golpe tan severo como el ocurrido con un sismo de la magnitud del pasado 19S. De ahí que propongo que al impuesto predial se añada un cargo adicional para pagar seguros que ayuden a amortiguar los egresos para la reconstrucción", expuso Eulalio Hernández Ávalos, fundador de Corporación Mexicana de Asesores de Derecho (Comad), asistente al evento.

Al respecto, Alcocer respondió que la infraestructura federal sí estaba asegurada, excepto la educativa que obtendrá una prima baja. La Ciudad de México no tenía un sistema se aseguramiento sólido, lo que la salvó fue que tenía un bono resultado del ahorro de varios años.

Entérate: La reconstrucción de la CDMX tardará hasta siete años: Mancera

"En otros países como parte de la normatividad está la obligatoriedad de contratar seguros. México requiere un aparato institucional que entienda que un sismo no es un evento aislado que concluye con la reconstrucción, sino que puede ocurrir en cualquier momento y sucederá una y otra vez, por lo que es primordial tener una preparación previa y permanente", enfatizó Reyes Juárez, presidente y director general de FOA Consulting.

Plan de resiliencia

Los expertos coinciden con que después de un sismo la calidad de vida de una ciudad afectada por el fenómeno natural no se recupera sino después de muchos años. De ahí su insistencia en generar una cultura de prevención y resiliencia.

"Necesitamos desarrollar un reglamento modelo para ciudades complejas (como Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara), otro para ciudades medias y otro más sencillo para los municipios en el ámbito rural", propuso Alcocer.

Además, replantear el esquema de atribuciones del Reglamento de Construcción. El desarrollador debe ser el responsable legal y civil. "Si esto ocurriera, se esmerará para contratar a los mejores proveedores de materiales, servicios y mano de obra", consideró.

"La sociedad civil será crucial para un plan de resiliencia, pero debemos entender sus inquietudes y sensibilizarla. El convencimiento de la población fue clave en la reconstrucción de 15,000 edificios en Los Ángeles, California. En la Ciudad de México son mucho más inmuebles en esta situación", dijo el investigador.

 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad