Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

ESPECIAL: Así será el espacio que habitaremos en esta nueva década

Los líderes de la industria imaginan el espacio que habitaremos en la siguiente década y proponen cómo hacerlo realidad.
mar 04 febrero 2020 05:04 AM
La ciudad del futuro
En la nueva década, el espacio en el que convivimos se transformará a gran velocidad.

En la antesala de la tercera década del siglo XXI, nuevos paradigmas y urgencias irrumpen en el escenario global con mayor solidez y con la promesa de cambiar los ritmos tradicionales de vida.

El cambio climático, la introducción de tecnologías más veloces y conectadas, el mayor desplazamiento poblacional hacia las ciudades, la reconfiguración geopolítica y económica, los cambios de los modelos de negocio, los nuevos esquemas de movilidad y comercio, entre muchos otros, son temas que comienzan a dominar las discusiones. El espacio, como escenario de todas esas transformaciones, se vuelve crucial. Repensarlo, resignificarlo y reinventarlo hacia condiciones que faciliten y procuren la vida, sin menoscabo del bienestar y una mejor calidad, es una tarea que ya está en las manos de todos.

Publicidad

Obras convocó a líderes que inciden en el espacio que habitamos a imaginar el siguiente decenio y proponer algunas acciones urgentes que puedan conducirnos a esa visión del espacio en el que nos movemos.

Aquí, el mundo que imaginan líderes del sector para abrir la discusión que, sin duda, debe transitar por las fortalezas, las áreas de oportunidad y las amenazas que se ciernen sobre nuestro hábitat, para luego definir las prioridades con las que deberá iniciar una década crucial. Estas son sus opiniones.

Martha Thorne

Directora ejecutiva del Premio Pritzker, el mayor galardón de arquitectura del mundo. Decana de la IE School of Architecture and Design, en Madrid.

En el futuro, creo que vamos a ver, y estamos viendo ya, un giro en nuestras definiciones de espacios. Hay una tendencia hacia la hibridación, sobre todo, gracias a la tecnología. Podemos trabajar en muchos sitios: en casa, en el autobús, en la oficina, siempre que estemos conectados a internet.

Además, hay una tendencia hacia la mezcla de funciones que va a continuar. Los centros comerciales serán espacios de compra, pero, también, de servicios (educativos, de salud, etc.), de cultura y reunión.

También te puede interesar: Carlos Slim propone construir 'mini ciudades' en la CDMX

Incluso, en los espacios domésticos, quizá no tendremos cocinas individuales, sino que serán compartidas por varios vecinos. Creo que utilizaremos nuestros edificios públicos durante más horas del día, ampliando sus funciones. Esta última tendencia tiene que ver con la sustentabilidad y el uso eficaz del espacio y recursos. También tiene que ver con una extensión de la economía compartida.

Lo importante no será cómo llamaremos a los espacios, sino cómo los utilizaremos, combinando funciones y permitiendo su adaptación a nuestro mundo cambiante.

Carreteras imposibles: otro reto de AMLO

Publicidad

Jaime Fasja

Co CEO de la empresa desarrolladora inmobiliaria Thor Urbana.

El cuidado del medioambiente y de los recursos, cada vez más escasos, aumentarán su rol protagónico en los procesos de diseño y creación. La búsqueda de espacios autosustentables que generan energía, captan agua y la tratan, y utilizan materiales locales para evitar largos trayectos, serán una necesidad más que un lujo, lo que influiráen qué diseñamos y cómo lo hacemos.

Los usos mixtos serán cada vez más relevantes, al reducir los tiempos de traslados. Junto con coches autónomos se convertirán en un parteaguas para crear comunidad. La reconversión de estacionamientos requerirá mucho análisis y creatividad, en su lugar,se diseñarán bahías de ascenso y descenso.

Dominará el impulso de gasto por experiencias más que por posesiones, y eso definirá la forma de crear espacios. Los desarrolladores tendremos que adaptarnos a un mundo que busca crear comunidad y espacios de vivienda, trabajo y esparcimiento compartido. El área privativa se reducirá, priorizando el área común y compartida.Los espacios deberán tener la capacidadpara adaptarse a nuevas y veloces tendencias.

Lee: Los municipios requieren planes de desarrollo urbano

Gene Towle

Socio fundador de Softec, firma de investigacióny consultoría inmobiliaria.

Estamos ante la mayor oportunidad de transformar el entorno construido. En 15 años se duplicará el PIB de las ciudades; habrá cambios de movilidad por sistemas autónomos eléctricos y se consolidarán cambios profundos en la sociedad por transformaciones tecnológicas, el empleo de energía solar, la estructura de internet, el uso de drones y el aumento de horas de ocio.

Se construirán 19 millones de viviendas, 30 millones de metros cuadrados comerciales, 260,000 cuartos de hotel, 20 millones de metros cuadrados de oficinas. Se agregarán 200 millones de metros cuadrados de instalaciones industriales y se duplicarála infraestructura universitaria.

Cada año producimos y ocupamos un millón de viviendas. ¡Son 114 viviendas nuevas por hora! Cada año se incorporan a la fuerza laboral 2.1 millones de personas. ¡Son 240 empleos nuevos por hora! Cada año se agregan 60,000 hectáreas a la superficie urbana de México. ¡Es casi toda la CDMX por año!

Es crucial que se entienda la velocidad de inversión que se requiere y la premura para hacerlo. ¡México tiene prisa!

Palacio de la Música Mexicana, la Obra del Año 2019

Publicidad

Ary Naïm

Country Manager de Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) México, entidad del Grupo Banco Mundial. Es la principal institución de desarrollo dedicada al sector privado en los países en desarrollo.

El desafío más complejo es el cambio climático. Incluso si hoy dejáramos de emitir gases de efecto invernadero, el calentamiento global continuaría durante varias décadas. Es tiempo de pensar cómo nos adaptaremos a temperaturas más altas, con todos los retos que eso representa en términos de migraciones, salud, biodiversidad y conflictos. Se trata de un cambio radical que redundará en una nueva manera de entender el espacio y cómo nos relacionamos con éste.

En un mundo que cuestiona, cada vez más, los modelos de crecimiento que aún no logran erradicar la exclusión, queda claro que los recursos públicos son insuficientes frente a la inversión anual requerida para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al 2030. Ante retos como la urbanización, el aumento de los conflictos, la cuarta revolución industrial y la urgencia de reducir brechas, la mejor opción es movilizar las inmensas capacidades financieras y de innovación del sector privado. La idea es relevante para México en esta etapa de transición hacia un nuevo paradigma político. El país tiene la capacidad para plantear un nuevo modelo incluyente, alejándose delos debates ideológicos estériles.

Lee: Estos destinos mexicanos tienen potencial para ser ciudades inteligentes

Elena Tudela Rivadeneyra

Maestra en Arquitectura y Diseño Urbano. Graduada de la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard y de la Facultad de Arquitectura de la UNAM. Una de las cofundadoras de la Oficina de Resiliencia Urbana (ORU).

El planeta se convierte en un laboratorio en tiempo y escala real. El constante estado de crisis, particularmente, el de deterioro ambiental y de cambio climático, nos obligan a replantear las formas en que nos desempeñamos como diseñadores. Para ello, hacen falta nuevas herramientas, nuevos repertorios y trabajo colectivo. Las prácticas interdisciplinarias empiezana ser una necesidad.

Muchas veces, este enfoque requiere de una expansión de capacidades teóricas y técnicas, de posicionamientos políticos y éticos más contundentes. Esto conduce a conocer mejor el territorio a diversas escalas.

La arquitectura considerada “sostenible” estaba desligada de su valor cultural y estético, pero cada vez son más los ejemplos reconocidos por sus aportaciones en ambas áreas.

Tenemos que integrar soluciones naturales a nuestras propuestas construidas, desde una perspectiva de cocreación. Sólo así imagino que lograremos transformar nuestra disciplinay nuestros entornos de caraa un futuro más sustentabley resiliente.

Alfonso Iracheta

Arquitecto y urbanista. Investigador especializado en temas de suelo, vivienda y planeación territorial.

El espacio que imagino en una década, desde la perspectiva de las ciudades, es más compacto, con serios problemas de movilidad y con una severa segregación de los más pobres en las periferias.

Se deberían alcanzar grandes acuerdos con los gobiernos locales y, particularmente, con los mercados (inmobiliario, constructor y financiero), que son mayormente responsables de hacer crecer a las ciudades, para que reconozcan que el cambio climático y la desigualdad social y espacial no dan para más.

Recomendamos: Así avanza la infraestructura para el desarrollo

Es fundamental que definamos juntos dónde no se debe urbanizar (porque son áreas ambientales, patrimoniales, con riesgos, o lejanas), y dónde sí se puede porque los desarrollos compactan la ciudad, ocupan los predios vacíos y se diseñan con usos mixtos reduciendo las necesidades de movilidad.

Estos acuerdos se deben formalizaren planes y programas de desarrollo urbanoen cada ciudad, de la mano de los gobiernos municipales.

Los rascacielos de la década

Burj Khalifa

Burj Khalifa

Burj Khalifa.
Karim Sahib / AFP
Shanghai Tower

Shanghai Tower

Shanghai Tower.
Wang Gang / AFP
Makkah Royal Clock Tower

Makkah Royal Clock Tower

Makkah Royal Clock Tower.
Mikhail Voskresenskiy / AFP
Ping An Finance Center

Ping An Finance Center

Ping An Finance Center.
Blanches / AFP
Lotte WorldTower

Lotte WorldTower

Lotte World Tower.
Ed Jones / AFP
One World Trade Center

One World Trade Center

One World Trade Center.
Alexandra Schuler / AFP
Guangzhou CTF Finance Centre

Guangzhou CTF Finance Centre

Guangzhou CTF Finance Centre.
Robert Harding / AFP
Tianjin CTF Finance Center

Tianjin CTF Finance Center

Tianjin CTF Finance Center.
Cortesía SOM / Seth Powers
CITIC Tower

CITIC Tower

CITIC Tower.
Pu Feng / AFP
International Commerce Center

International Commerce Center

International Commerce Center.
Stringer / AFP

Javier Barrios Sánchez

CEO de la firma de inversión y desarrollo de bienes raíces MIRA, con enfoque en la generaciónde espacios urbanos.

Como desarrolladores, debemos influir en la definición e implementación de planes estratégicos de largo plazo de las ciudades en las que participamos, para asegurar una diversificación adecuada de su economía yun posicionamiento estratégico que maximice la viabilidad económica y de habitabilidad.

Esto se logra, entre otras cosas, con una política urbana clara e inversión en infraestructura y, sobre todo, con incentivos adecuados para atraer a las industrias del conocimiento, como biotecnología, software, servicios e investigación de la salud, telecomunicaciones, fintech, etcétera.

Estas industrias atraen a los jóvenes y al talento que, a su vez, demanda más y mejores servicios, mayor actividad económica, más impuestos… Creando un círculo virtuoso y sustentable en las ciudades que apuestan por la economía del conocimiento y ofrecen buena calidad de vida, seguridad, movilidad, infraestructura y belleza.

Lee: Fovissste coloca 4,000 mdp de deuda y va por 14,000 más en 2020

Sara Topelson

CEO de Grinberg+Topelson Arquitectos. Presidenta de International Women’s Forum México.

Los espacios innovadores para la próxima década serán aquellos que respondan a las demandas de los millennials y de la llamada generación Z, que, a partir de la digitalización de los sistemas de comunicación y de trabajo se han vuelto ‘nómadas digitales’.

Compartir, tener flexibilidad y moverse con facilidad serán las constantes que deberán integrar los espacios del futuro; conceptos como coliving y coworking serán desarrollados en todas sus posibilidades y vertientes transformando y redefiniendoel espacio de manera continua.

Adaptabilidad, movilidad y flexibilidad serán constantes del diseño arquitectónico.

Enrique Téllez

Presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios y director de Desarrolladora del Parque.

México atraviesa por una coyuntura definitoria, donde las decisiones que se tomen determinarán el tipo de entorno que las presentes y futuras generaciones tendremos que vivir.

Es imperante que las decisiones en materia regulatoria y de política pública para el desarrollo urbano se tomen responsablemente, poniendo en el centro de la discusión al ciudadano, priorizando sus necesidades y requerimientos en materia de vivienda, esparcimiento y socialización, todo con un enfoque sustentable, seguro y resilientea largo plazo.

Las tendencias que marca el mercado obligan a que la oferta inmobiliaria en las ciudades se ajuste a las nuevas condiciones urbanas y sociales, donde el crecimiento debe proyectarse verticalmente, aprovechando, al máximo, el espacio con diseños compactos pero eficientes, en los que tengan cabida más y mejores áreas comunes que posibiliten la convivencia y faciliten la movilidad.

Lee: Vivienderas alistan la chequera para retomar la construcción de vivienda social

George Gordon

Director general de Uber América Latina, empresa que introdujo nuevos patrones de movilidad en las urbes, de la mano de la tecnología.

Los automóviles no están en uso 95% del tiempo, y muchas ciudades dedican hasta un tercio de su espacio público a estacionamientos. Esto es costoso y poco eficiente, produce un paisaje difícil de caminar, fomenta que más personas conduzcan y que haya más vehículos que necesitarán estacionamiento. Resultaun círculo vicioso.

La tecnología juega un papel clave y puede terminar con ese círculo. Las herramientas disponibles hoy, como Uber Movement, recién lanzado en la CDMX, permiten reunir datos de cómo se mueve una ciudad y sus habitantes, información valiosa para la toma de decisiones. A partir de ahí, la colaboración con las ciudades permitirá fomentar la adopción de opciones de movilidad sustentable, reducir la dependencia del auto individual y juntos lograr un diseño urbano donde todos puedan compartir la vía de manera respetuosay responsable.

Al sacar de sus automóviles particulares a más personas y llevarlos a modos más eficientes (bicicletas, scooters, viajes compartidos y transporte público), podemos hacer un uso más productivo del espacio público que, por ahora, resulta limitado.

Galería: 50 años del metro de la Ciudad de México

0101Metr.jpg

0101Metr.jpg

El metro de la Ciudad de México arrancó el 4 de septiembre de 1969.
FOTO: CUARTOSCURO/Juan Pablo Zamora
0322Col3.jpg

0322Col3.jpg

México, 1994. Luis Donaldo Colosio aborda el metro de la Ciudad de México como parte de su campaña presidencial.
FOTO: CUARTOSCURO/José Nuñez
0610AML3.jpg

0610AML3.jpg

2001: Andres Manuel Lopez Obrador anuncio que su gobierno de la ciudad realizaría una consulta ciudadana sobre el aumento en la tarifa del Metro.
FOTO: CUARTOSCURO/Oswaldo Ramírez
0314Sant.jpg

0314Sant.jpg

2000: El entonces candidato del PAN al gobierno del Distrito Federal, Santiago Creel, viajó en metro para visitar el mercado de La Lagunilla en el centro de la ciudad. Durante su recorrido observó las condiciones de este sistema de transporte y escuchó las peticiones de los usuarios.
FOTO: CUARTOSCURO/Germán Hernández
1207Luc2.jpg

1207Luc2.jpg

2006: Se realizó una función de exhibición de lucha libre en la estación del metro Chabacano, dentro de la exposición "Espectacular de lucha libre".
FOTO: CUARTOSCURO/ISAAC ESQUIVEL
0806Mura.jpg

0806Mura.jpg

2003: El pintor ruso Anton Vidokle anunció que pintaría un mural en el edificio del metro que se ubica en la estacion Salto de agua.
FOTO: CUARTOSCURO/Ricardo Hernández
0409Reni.jpg

0409Reni.jpg

2001: Las obras de renivelación de las vías en la línea 2.
FOTO: CUARTOSCURO/Pedro Mera
0713Lop6.jpg

0713Lop6.jpg

2004: Primer tren para el metro de la Ciudad de México, de la línea 2, construido en la planta Bombardier.
FOTO: CUARTOSCURO/Sandra Perdomo
0423Vid2.jpg

0423Vid2.jpg

2003: El Sistema Colectivo Metro ya es diariamente ocupado por millones de personas.
FOTO: CUARTOSCURO/Eunice Adorno
0507CalderonSuburbano1.jpg

0507CalderonSuburbano1.jpg

2008: El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, realiza un recorrido de prueba a bordo del Tren Suburbano, en el marco de la ceremonia de inauguración del sistema de tramsporte en la estación Buenavista. El mandatario estuvo acompañado por el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Tellez.
FOTO: CUARTOSCURO/ARIEL GUTIERREZ
Boletos_Metro1.jpg

Boletos_Metro1.jpg

2009: El Sistema de Transporte Colectivo Metro limitó la venta de boletos a 20 por persona debido al aumento de la demanda ante el incremento en su costo de dos a tres pesos.
FOTO: CUARTOSCURO/RODOLFO ANGULO
metro-tarifa7.jpg

Medio siglo.

2009: En las instalaciones del sistema de transporte colectivo, inició la aplicación de la encuesta "para un mejor servicio" en la que se les preguntó a los usuarios si estarían de acuerdo en otro incremento en la tarifa.
FOTO: CUARTOSCURO/IVAN STEPHENS
Puesmesalto_Metro_Bellas_Artes-1.jpg

Puesmesalto_Metro_Bellas_Artes-1.jpg

2014: Integrantes de #Puesmesalto realizaron una jornada informativa e invitaron a no hacer el pago del boleto del metro y hacer uso del metro pasando por debajo del torniquete o saltándolo.
FOTO: CUARTOSCURO/GUILLERMO PEREA
Aspectos_metro_Linea_12-6.jpg

Aspectos_metro_Linea_12-6.jpg

2012: Evento de promoción de la línea 12 del metro.
FOTO: CUARTOSCURO/JUAN PABLO ZAMORA

Enrique Norten

CEO de TEN Arquitectos

La cuestión del cambio climático es uno de los temas que debemos atender de manera muy puntual. No sólo está provocando incremento en los niveles de agua de los océanos o climas extremos; está ocasionando un fenómeno trágico: las grandes migraciones. En este momento, hay en el mundo unos ocho millones de personas que están cambiando su lugar de origen y más de 70% lo hacen por razones climáticas; por persecuciones políticas y religiosas, pero también por sequías, inundaciones, terremotos, incendios. Y están migrando hacia ciudades. Lo que crea otro fenómeno: el de la urbanización, y esto va a seguir creciendo de manera muy acelerada.

La mayor atención debe ponerse en replantear, reentender, reinventar este gran fenómeno que se llama ciudad; necesitamos urbes más resilientes, más densas y compactas. Eso lleva a todo un replanteamiento en la manera de entenderlas: es preciso acabar con la suburbanización, las expansiones horizontales, y hacer ciudades donde unos vivamos más cerca de otros.

Lee: La venta de la vivienda más cara crece... especialmente en estos estados

Gerardo Cabada

CEO de VINCI Construction. La tercera constructoramás grande de América Latina.

Pensar, concebir, diseñar, construir y mantener los espacios urbanos del mañana requiere planeación, previsión, anticipación. Es un proyecto global que tiene que involucrar a todos los actores en muchos sectores: autoridad pública, inversionistas, urbanistas, arquitectos, ingenierías, constructoras, empresas tecnológicas, sin olvidar a los usuarios. Y debe responder a la necesidadde integrar las nuevas tecnologías e innovacionese imaginar nuevos modos de financiamientosy nuevas formas contractuales.

A nosotros nos corresponde diseñar y construir la ciudad del mañana en función de estos nuevos usos, de estas nuevas formas de consumo y de estos nuevos modos de trabajo.

Una idea es explotar la proximidad: al lugar de trabajo, a los servicios, a los espacios culturales. Otra idea es dar vida a lo subterráneo para aportar mayor densidad a la ciudad existente y evitar su expansión hasta el infinito y preservar los paisajes naturales, el espacio público y reducir distancias.

José Chabot

CEO de Quiero Casa, desarrolladorade vivienda en la Ciudad de México.

La aspiración es tener una ciudad policéntrica, con espacios públicos y de usos mixtos, con universidades, parques y museos, con alternativas de vivienda y oportunidades a poca distancia de donde se vive.

Lee: Slim prevé invertir más de 120,000 mdp en infraestructura en el sexenio

Para lograrlo, la ciudad debe invertir, intensament,e en infraestructura: transporte, agua y servicios. Ordenar el transporte público y los servicios que ya tenemos. Medir y tener diagnósticos de lo que se tiene y hacer inversiones ambiciosas que privilegien el transporte público y el uso de medios de transporte sustentables (metro, Metrobús y ciclovías).

Los desarrolladores debemos concebir proyectos sustentablesen una ciudad abierta, seguray vanguardista.

Benjamín Romano

CEO de la firma de arquitectura LB&R.

Nos hemos dado cuenta de que la arquitectura nos sobrevive. Ahora somos conscientes de haber cometido un error, ya antiguo, porque construíamos arquitectura con base en las costumbres del momento, pero esas tradiciones son cada vez más dinámicas, y las nuevas generaciones cambian más y más rápido.

Debemos crear espacios flexibles y diáfanos, que se puedan adaptar a las tendencias o corrientes de ocupación del espacio de nuestra generación, de la que ya nació y de las que aún no nacen, porque la arquitectura nos trasciende.

Si desde ahora podemos reunir, por una parte, la arquitectura sombreada, para minimizar el efecto de la temperatura, más la flexibilidad y una visión holística, tomando en cuenta todos los elementos circundantes, el resultado futuro será más eficiente, y nos acercaremos al Challenge 2030, que pretende que la arquitectura se construya con cero emisiones, según la visión del American Institute of Architecture.

Tags

Obras Arquitectura espacio público desarrollo urbano Industria de la construcción Vivienda
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad