Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La manera en la que se construye desaparecerá en los siguientes 30 años

El panorama cambiará por completo y métodos como prefabricados protagonizarán.
jue 26 mayo 2022 05:00 AM
Obras-Construcción
En 30 años cambiará totalmente la manera en la que se construye.

Gradualmente aparecen relativas nuevas formas de construcción que contemplan también el uso de materiales nuevos, creados con avanzadas tecnologías, nuevas propiedades y bondades. Todo para hacer más eficientes los procesos, reduciendo tiempos de espera y entrega.

Para Gilberto Gutiérrez, director de producto y cofundador, junto con Diego Kuri, de la startup Kambio, la forma de construcción actual tiende a su desaparición. “No hay duda que así será, pero se trata de un shift gradual, no es instantáneo. Quizás en unos 30 años todo lo que se hace ahora ya será arcaico”.

Publicidad

En las nuevas formas de construcción que sobresalen, están las casas prefabricadas, las modulares, las hechas con materiales económicos o reciclados, fabricadas con contenedores o hechas en serie; igual las casas móviles o las que puede construir el mismo comprador, quien se convierte en su propio constructor.

Quizás las casas más conocidas bajo esta nueva forma son las prefabricadas, ideadas para armarse y colocarse. Gutiérrez comenta que este tipo de vivienda es confiable, segura y se requieren unas semanas o unos meses para terminarse, mientras que “el proceso de construcción actual continúa sin muchos avances desde hace cientos de años, es sucio y complicado”.

La tecnología se utiliza para crear mayor eficiencia y da una gran flexibilidad para ir cambiando la vivienda según las necesidades de sus habitantes. Se van quitando o ensamblando las piezas que con el tiempo, meses o años, se quiera, necesite o permita el presupuesto.

El muro fronterizo de EEUU deja un devastador saldo humanitario según ONG

En cuestión de materiales, afirma Gutiérrez “México tiene mucho que aportar. Está en una posición privilegiada y muchas empresas voltean a ver a México, porque hay certidumbre, ya sea para maquilar, para producir. No por nada el 70% de los autos a nivel mundial se producen aquí. Eso porque hay buenos precios de producción, buena mano de obra”.

Con respecto a estas, relativamente, nuevas propuestas en México, Juan Francisco Bermúdez Rojas, gerente de vivienda y desarrollo urbano de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, CMIC, considera que puede haber buenos productos pero aún no son bien conocidos. “La gente está acostumbrada a las casas tradicionales y muchas veces no les gusta experimentar en nuevos proyectos”, afirma.

Además, comenta, no todos los productos sirven para todos y la selección depende del clima, de la topografía, de muchos otros factores. En muchas ocasiones un producto no se puede instalar en todas partes, no es afín, por eso “el que define cómo quiere su casa es el cliente”.

Nuevas construcciones exigen también nuevos materiales, y para Bermúdez Rojas, quien lleva años investigando en las nuevas tecnologías, se trata de un tema en el que se va a avanzar, permitiendo que se conozcan los usos y beneficios de la nueva construcción y materiales.

De esta manera habrá una mejor aceptación del público para adquirir nuevas tecnologías, porque existe cierta suspicacia, pero los productos con alta tecnología muchas veces son mejores, sólo es cuestión de que la gente conozca sus beneficios, indicó el gerente de vivienda de la CMIC.

Rodrigo Alegre, de VMD Homes, Vivienda Mínima de Descanso, agrega que en las nuevas formas de construcción está el glamping y la arquitectura endémica, que están tomando mucho auge. Los proyectos de VMD son una mezcla entre ingeniería estructural de acero con contenedores.

Publicidad

Aun con todos estos cambios, Alegre no cree que la forma de construcción actual esté por llegar a su fin, “simplemente las tecnologías van cambiando y va cambiando la forma de construir. No todo puede ser prefabricado, ni el futuro de todo creo que sea prefabricado, edificios públicos, aeropuertos, pueden tener elementos prefabricados pero nada más”.

En VMD Homes el sistema completo es prefabricado y ofrece alternativas de cambio porque se evita el proceso de construcción, se termina en 99 días y se promete bajo mantenimiento, funcionalidad y diseño, indica el arquitecto. Esta propuesta puede satisfacer diversos mercados, pero quizás los jóvenes estarían más interesados. Se plantea una solución a las cuestiones ¿Qué harías con menos; menos lugar, menos espacio, menos estrés y menos qué cargar y qué cuidar?

Así es el agujero negro supermasivo que habita en corazón de la Vía Láctea

También estas casas prefabricadas sirven para ampliar casas existentes, para hacer unidades modulares más grandes. Eso para otro mercado distinto, de más edad, de diferentes niveles socioeconómicos y algunos lo quieren para vivir, otros para descanso y otros para ampliar su casa.

Una de las cosas importantes para cumplir con la sustentabilidad es que no se utiliza concreto, que es uno de los procesos más contaminantes en el mundo, y sus materiales deben contar con algunos certificados de sustentabilidad como huella de carbón cero o FSC (Forest Stewardship Council). Y para cumplir con la funcionalidad se usan materiales tecnológicos que ayudan a la comodidad y confort: vidrio inteligente que refleja el sol o el calor, aislantes térmicos y acústicos.

El futuro de la construcción con estas nuevas formas de crear se adivina prometedor pero igual complicado, considerando que hay que recuperarse de los estragos causados por la contingencia sanitaria, y sumar los incrementos en los costos de materiales de construcción y por ende en la vivienda que se vislumbran.

Recientemente, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción señaló esta tendencia como uno de los factores que podrían entorpecer el avance del sector, mientras que la Canadevi consideró que la inflación podría provocar un incremento entre el 12% y 17%, al cierre del año y hasta un 50% de incremento en los costos de materiales de construcción.

El gerente de Vivienda de la CMIC, Bermúdez Rojas, mencionó que “los precios son internacionales y si afecta a ese nivel, automáticamente afecta para todos. Así que es un buen momento para comenzar a analizar las mejores opciones para destacar nuestros productos y que no nos afecten tanto los incrementos” a causa de la inflación o por otros factores.

Para enfrentarse a esto que se avecina, la CMIC analiza y realiza estrategias comerciales con proveedores, compras consolidadas o sea “tenemos que estar pendientes de como eliminar o hacer menos dañinos los incrementos. Como industria, indica, estamos comprometidos en ofertar viviendas asequibles y adecuadas para que continúe la industria, ya que es una de las que más contribuyen con el PIB del país”, finaliza. (El ramo de la construcción contribuyó con el 6.8% del PIB en 2021, según Statista).

Publicidad

Tags

Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción construcción
Publicidad
Publicidad