Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así aumenta el valor de una vivienda al sumarle amenidades

Agregar amenidades como una alberca, incrementa el valor de venta o renta de la propiedad, aunque no en la misma magnitud en la Ciudad de México que en otros estados.
mié 23 mayo 2018 09:33 AM
alberca
alberca - (Foto: iStock by Getty Images)

Disfrutar de una vivienda con amenidades eleva el precio del inmueble, por lo que si se decide invertir un dinero extra para que un hogar tenga ciertas comodidades o características, podría rentarse o venderse a un mayor precio, aseguran expertos del sector inmobiliario consultados.

Una de las amenidades más buscadas en la Ciudad de México, por sus condiciones de movilidad y congestionamiento, son los departamentos con cajón de estacionamiento, señala Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com. Este espacio aumentaría 12% en el valor de la propiedad. "Si no lo ocupas podrías arrendarlo hasta por el 12% del valor de la propiedad", explica González.

El roof garden colectivo, que ya es algo implícito en la mayoría de las nuevas construcciones de la Ciudad de México, no aumentaría el costo de la propiedad en este estado. Sin embargo, en Querétaro aumentaría 20% su precio, detalla Mariano Balcarce, director de desarrollo de negocio del portal inmobiliario Vivanuncios.

Lee: Plusvalía de colonias aledañas al Aeropuerto de CDMX crece casi 60%

Las albercas incrementan el valor del inmueble según la región donde se encuentre la vivienda. Por ejemplo, tener alberca comunitaria en el norte o sur del país no es un plus porque, debido al clima, es natural que la oferta inmobiliaria ya incluya esta amenidad.

Sin embargo, darte un chapuzón sin salir de casa en el centro del país y en la Ciudad de México puede suponer contar con un extra de lujo, lo que aumenta el valor del inmueble de 6.11% a 29%, detalla González. "En el segmento de interés social hay una menor presencia de inmuebles con alberca y, por lo tanto, es mucho más valorado cuando la tienen", explica.

Publicidad

En el Estado de México y Querétaro, tener piscina podría aumentar el valor entre 42 y 46%, respectivamente, mientras que en Nuevo León sería 11%, señala Balcarce.

"La alberca le da un valor al inmueble, como un punto de socialización importante, incluso, funge como un punto de reunión de fin de semana o sustituye un viaje de vacaciones o salidas al cine", dice González. "Si la alberca es privada, puedes hacer un contrato para rentarla", sugiere.

Daniel Narváez, gerente de Marketing online de Lamudi, comenta que en promedio la renta de un departamento en planta baja podría ser 15% mayor si cuenta con alguna de estas amenidades.

También te puede interesar: ¿Qué se necesita para construir y diseñar la vivienda en renta?

Los extras

Disfrutar de estas amenidades implican un costo adicional: el mantenimiento. La cuota oscila entre 3 y 5% del valor del inmueble durante todo el ciclo de vida de la vivienda, dice el experto de Propiedades.com. Un equivalente a 20,000 o 30,000 pesos anuales, señala Balcarce.

"Si no piensas sacarle provecho a los servicios que ofrece, estarías perdiendo dinero", advierte el experto.

Sin embargo, la probabilidad de que la plusvalía de un inmueble con amenidades crezca más rápido que en uno sin ellas es alta. "Es un esquema arquitectónico más innovador, responde a nuevas necesidades habitacionales, es mucho más fácil de vender y prospectar en el corto plazo. Es decir, es un mueble más líquido con mejores rendimientos", dice González.

La tendencia

Cada vez más las necesidades de la población van cambiando y surgen otras amenidades, como azoteas verdes con pista para trotar, gimnasios o salas de juegos para adultos con mesas de ping pong, billar, videojuegos o juegos de mesa, hasta guardería que ofrece servicio de niñeras o cuidadoras.

González dice que estas viviendas ya se observan en Santa Fe y la zona de Nuevo Polanco. Pero también son demandadas en las colonias Del Valle, Narvarte y Condesa, agrega Narváez.

"Las amenidades te ayudan a socializar, incluso (tus hijos) podrían conocer a sus vecinos e ir creciendo con ellos", comenta González. Tal y como se hacía en los antiguos barrios o colonias, donde los vecinos convivían, pero dentro de un espacio predefinido, cerrado, controlado y seguro.

 

Tags

Obras
Publicidad
Publicidad