Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Salario de 5,000 pesos y renta de 3,000: el difícil acceso a la vivienda en CDMX

El encarecimiento de la vivienda en la capital del país provocó una protesta para exigir el derecho a vivir en espacios dignos.
vie 18 noviembre 2022 06:56 PM
Manifestación vivienda
El encarecimiento de la vivienda en la capital del país provocó una protesta en CDMX para exigir el derecho a vivir en espacios dignos. (Fuente: Gabriela Lara)

“Nomadismo digital, colonización actual”, “vivienda para vivir, no para invertir”, suenan al unísono como peticiones de la protesta frente a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México (SEDUVI) por el derecho al acceso a una vivienda digna. En cuanto se va el sol, los pitidos de los carros cesan cada vez más, debido a que las personas que conforman la manifestación han cerrado por completo las calles.

Publicidad

La vivienda en la Ciudad de México ha experimentado un crecimiento en su valor en el último par de años, debido a factores como la especulación, la financiarización y la inflación, lo que ha provocado que la venta y renta de sea cada vez menos accesible para la mayor parte de la población.

El fenómeno afecta principalmente a generaciones como la millennial, ya que de acuerdo con BBVA, cuenta con un ingreso promedio de 9,329 pesos mensuales, reduciendo sus posibilidades de conseguir un inmueble digno y adecuado a su economía, pues de acuerdo con los datos de Vivanuncios un departamento de dos recámaras en la capital del país es de 22,314 pesos mensuales en alquiler, en promedio.

El aumento de la renta de la vivienda no solo ha afectado a que las personas no tengan acceso a ella, también ha obligado que los que llevan años residiendo en la ciudad emigren a la periferia, provocando que ahora sus tiempos de desplazamiento sean más tardados para llegar a sus trabajos..

Este es el caso de Carlos Rechi de 29 años, llevaba toda su vida viviendo en la ciudad, sin embargo, desde que se ha independizado cada año se ha estado cambiando de vivienda por el aumento de precio, “llegué a vivir en un cuarto muy pequeño de 3,000 pesos al mes, después me fui a vivir cerca de la colonia del Valle en la delegación Benito Juárez donde pagaba 6,000, pesos, pero compartía con otras personas, ahora vivo en Ixtapaluca, Estado de México, que con los 6,000 pesos tengo un espacio más grande, pero me hago de dos a dos horas y media llegar a mi trabajo que está aquí en la ciudad”, explica Carlos Rechi en la protesta llevada a cabo el 17 de noviembre.

Su caso no es la excepción, pues Karla Díaz forma parte de una cooperativa para aspirar a tener una vivienda digna, ya que en la actualidad se encuentra en un cuarto de tres metros cuadrados ubicado en Coyoacán por el cual paga 3,000 pesos al mes, “yo gano 5,000 pesos al mes y por el pago de mi cuarto solo me quedan a disposición 2,000 pesos los cual tengo que distribuir entre gastos de servicio y comida, no me parece justo que a mis 26 años, a lo único que puedo aspirar sea a un mini cuarto que es totalmente indigno y que mi única oportunidad sea unr a una cooperativa para poder rentar algo mejor”, comenta la joven.

Angelina López tiene 26 años y comenta que pensar en independizarse de los padres en vez de ser una meta es un ideal que se encuentra muy lejano, ella asistió a la protesta porqué busca que el gobierno escuché su voz, “lamentablemente el acceso a la vivienda en esta ciudad cada vez es más complicado, eso significa que tenemos que destinar un porcentaje muy grande de nuestros sueldos a rentar por espacios que no son dignos y que lo único que nos queda es adaptarnos”.

Ella paga 10,500 pesos que los divide con su compañera de cuarto, su residencia se encuentra ubicada en la colonia Narvarte, pero asegura que el espacio es muy pequeño. “El boiler se encuentra en la cocina, junto a la estufa, la lavadora se encuentra enfrente y en la sala de estar no entra luz, son cosas a las que nos hemos acostumbrado pero no está bien”, dice la protestante.

Por otra parte no solo los citadinos se han visto afectados, foráneos de otros estados que vienen en busca de mejores estudios y oportunidades, también les ha afectado esta situación. María Ángel es proveniente de la Sierra Norte de Puebla, ella vive en la colonia Álamos y su renta es de 10,000 pesos los cuales divide con tres personas, “es muy triste que esta situación nos afecta a los jóvenes, yo además de estudiar, trabajo, pero aparte mis papás me tienen que ayudar para pagar la renta”, explica María Ángel.

Robots y drones en vez de personas para la logística y entregas de Amazon

El encarecimiento también ha afectado a personas con mayor edad. .Daniel Escobar es un diseñador freelance, tiene 38 años y lamentablemente no ha podido independizarse de sus papás, ya que los gastos extras como los servicios básicos, drenan completamente su sueldo.

Juana Isabel Pérez Castañeda tiene 35 años y de igual forma sigue viviendo en la casa de sus padres por las pocas oportunidades que existen ya sea para rentar o adquirir una vivienda “todos tachan a nuestra generación con poco compromiso y de no tener una identidad clara, pero como quieren que nos comprometamos si no nos dan la seguridad a largo plazo de que podemos aspirar a ser dueños de una vivienda, esa aspiración se ha convertido en sueño, y ante la sociedad somos un fracaso por no poder costear lo que por ley es un derecho”, finaliza.

 
Publicidad
Publicidad