Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El diseño repercute en la salud de las personas

Académicos de la UNAM analizan los aspectos que se deben tomar en cuenta para no arriesgar la salud física y mental de los usuarios.
espacio
espacio - (Foto: Getty Images)

Un diseño arquitectónico pensado únicamente en la estética y no en la salud física y mental de sus usuarios podrían dejar secuelas a largo plazo, advierte María Estela Varela, coordinadora académica del diplomado 'La Percepción del Usuario en el Diseño de Espacios Habitables: enfoque de otras disciplinas'.

El proceso de diseño arquitectónico debe incluir el contexto social y ambiental del lugar en el que se piensa construir, aclara Gilberto Muñoz Mercado, coordinador general del programa impartido en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Añade que existe una falta evidente de ética profesional y una poca empatía con las necesidades futuras del usuario, por lo que es prioritario planear un proyecto basado en el espacio y sus efectos en los individuos.

Por tal motivo, los especialistas analizan los aspectos que se debe tomar en cuenta al planear un diseño. 

La salud física del usuario
Una mala configuración del espacio podría provocar padecimientos graves como cáncer de piel, provocado por una mala planeación en la filtración de luz en el edificio, o mínimos, como el insomnio o el dolor de cabeza, ocasionados por ruidos u olores en el ambiente.

La salud mental del usuario
El espacio tiene una relación directamente proporcional con la psique del usuario, por lo que el espacio que habita va a generarle emociones, sensaciones y comportamientos que pueden ser positivos o negativos.

Publicidad

La configuración del espacio
Para el arquitecto debe ser fundamental percibir cómo va a vivir el individuo en el interior de la estructura y no sólo preocuparse por la apariencia de ésta, así que en el proceso de diseño debe incluir el contexto social y ambiental del lugar en el que piensa construir.

La interacción de la persona con el objeto es esencial, ya que algo tan sencillo como el inmobiliario producirá una experiencia que con el tiempo se volverá un recuerdo.

El diplomado forma parte del programa de Educación Continua que ofrece la UNAM  y es coordinado por el arquitecto Gilberto Muñoz y la licenciada en Pedagogía María Estela Varela.

Este proyecto es el resultado de una fusión entre Pedagogía y Diseño de Arquitectura; cuenta con 35 ponentes especializados en diversas áreas (arquitectura, urbanismo, psiquiatría, filosofía, danza, pintura, iluminación, entre otros), muchos de ellos investigadores y doctores de la UNAM.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad