Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estadio Cuauhtémoc, un coloso que busca resurgir

Ubicado en una orilla de Puebla, el estadio buscará ser un ancla para convertirse en un polo de desarrollo con otras amenidades.
vie 04 abril 2014 02:17 PM
Estadio Puebla
Estadio Puebla - (Foto: Tomado de Skycrappercity/DGLUIJAVIERGD)

El silbato rompía la tensión que se acumulaba en los botines de los 22 jugadores, y en los casi 45,000 aficionados en el estadio Cuauhtémoc.

Aunque La Roja, oncena comandada por Emilio Butragueño, no jugaba de local, parecía que sí. Una enorme manta roja colocada en los linderos de las tribunas dejaba en claro que Puebla tenía su corazón apostado por la selección española.

Tal vez fue el carisma de una selección que lleva como eje vertebral al Real Madrid, donde jugaba el mexicano Hugo Sánchez (el tercer mayor goleador de la Liga de España); tal vez sea que la capital poblana cuenta con una numerosa y activa colonia española. Sea la razón que sea, ese 22 de junio de 1986 el estadio Cuauhtémoc fue testigo de un partido muy cerrado que se definió por una tanda de penales en la que la selección de Bélgica derrotó a la de España.

El coloso de Maravillas, como también se le conoce a este monstruo de concreto y metal, fue diseñado en 1968 por el icónico arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, el mismo que tuvo en su restirador los proyectos del estadio Azteca, la Basílica de Guadalupe, el museo de Antropología del DF y los Juegos Olímpicos de 1968.

El estadio se eleva en los linderos de la ciudad, a orillas de la autopista México-Puebla. Para el Mundial de 1986, el inmueble fue ampliado –creció de 35,000 a 45,000 asientos para cumplir con las especificaciones que estableció la FIFA para otorgar a México la sede mundialista por segunda ocasión—, pero perdió el mural original diseñado en mosaico por el arquitecto y escultor Jesús Corro Ferrer.

A 28 años de aquel partido, el estadio está a punto de volver a renovarse, la última inversión en el inmueble se realizó en 2013, cuando se destinaron 19.7 millones de pesos para renovar el butaquerío e instalar una pantalla y un marcador electrónico.

Publicidad

En diciembre del año pasado, el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, adelantó que se estudia una remodelación para el inmueble cercana a los 500 millones de pesos, aunque está condicionada. El mandatario precisó, en los primeros días de enero, que el equipo de fútbol Puebla se vuelve cada vez más competitivo.

Lo que se busca el gobierno estatal, propietario del estadio que tiene en comodato el club Puebla, es aprovechar el proyecto de remodelación e involucrar
a corporativos como la automotriz alemana VW, para generar un polo de desarrollo económico para la zona norte de la ciudad.

Y así, las miradas y la tensión vuelvan, como en aquella tarde de junio del 86.  

Tomada de skycrapercity/DGLUISJAVIERGD

Tags

Arquitectura
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad