Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La historia de Yvonne Farrell y Shelley McNamara, ganadoras del Pritzker 2020

Desde que se conocieron en la universidad han colaborado juntas. Su sinergia las llevó a ser reconocidas mundialmente.
mar 03 marzo 2020 11:33 AM
Cuardoras Bienal de Venecia
-

“La arquitectura es un marco para la vida humana. Nos ancla y nos conecta con el mundo de una manera que ninguna otra disciplina de creación de espacio pueda”, dijo Shelly McNamara en su discurso de aceptación del Premio Pritzker 2020. Ella, junto a Yvonne Farrell, se convirtieron en las segundas mujeres en ser reconocidas por el galardón en toda su historia.

También se convirtieron en las primeras ciudadanas irlandesas en ser premiadas por el conocido como el “Nobel de la arquitectura”.

Publicidad

Ambas se conocieron mientras estudiaban en la University College de Dublín. De inmediato congeniaron y se dieron cuenta de que su manera de pensar la arquitectura era similar, por lo que al graduarse fundaron Grafton Architects, su despacho.

Desde entonces han hecho una mancuerna inseparable que las ha llevado a ser reconocidas en todo el mundo por sus obras y la manera de construirlas. El dúo se preocupa por hacer que sus edificios sean útiles para las personas que los habitan, como para el entorno.

Esta idea es la que han comunicado a sus estudiantes. En 1976, después de terminar la carrera en arquitectura, ambas comenzaron a dar clases en la UCD, en donde permanecieron como profesoras hasta 2015. “Enseñar para nosotras fue siempre una realidad paralela”, ha dicho Farrell.

Y agregó: “Y es una manera de tratar para destilar nuestra experiencia y regalarla a otras generaciones que vienen para que realmente jueguen un papel en el crecimiento de esa cultura. Entonces, es una cosa de dos vías, aprendemos de los estudiantes y esperamos que los estudiantes aprendan de nosotros”.

Su relación como colaboradoras se consolidó con el tiempo y ambas aprendieron a complementarse con sus virtudes y fortalezas. Para Farrell, su compañera Shelley es tenaz e intrépida. La describe como “una arquitecta en cada molécula de su existencia”, y alguien que no permitiría que las cosas sean más que lo mejor.

UTEC_2.jpg
UTEC de Perú

Publicidad

Mientras que McNamara, ha descrito a Yvonne como una persona con un enorme sentido de humanidad e integridad, “y ella tiene el talento de traer eso directo al centro de nuestro trabajo”.

A la par de su carrera con académicas y su consolidación como socias, maduraban sus proyectos alrededor de la idea de que la arquitectura es una perfecta combinación entre el arte, la cultura y la gente.

Todos sus diseños se desarrollaron en Irlanda hasta que en 2008 llegó su primer trabajo internacional: la Universita Luigi Bocconi en Milan, Italia. Su trabajo ganó el World Building of the Year, lo que ayudó a que fueran reconocidas en el extranjero.

Posteriormente realizaron obras en Perú, Londres, París y Toulouse.

Son parte del Instituto Real de Arquitectos de Irlanda, miembros reales del Instituto Teal de Arquitectos Británicos y miembro electo de Aosdána.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad