Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El desempleo arrastró a la industria de la construcción

Fue la tercera industria con más pérdida de trabajo en todo el 2020. En diciembre, se posicionó en primer lugar, lo que provoca un inicio del año poco estable.
mar 26 enero 2021 07:25 PM
Excavator during earthmoving at construction site on sunset background. onstruction machinery for excavating.
Empresas pequeñas y medianas redujeron su plantilla laboral por falta de ingresos.

A inicios del 2020, la empresa Industrial Living and Place creía que tendría un año prometedor. Acababa de ser contratada para dos grandes proyectos industriales en la Ciudad de México y Quintana Roo que, sumados a otros trabajos más pequeños, darían buenos resultados, cuenta Diego Landeros, director general de la compañía.

Sin embargo, cuando comenzó la pandemia su panorama cambió.La crisis sanitaria y económica mundial obligaron a que su cliente postergara por seis meses las obras, acción imitada por el resto de la industria.

Publicidad

Durante el año, la empresa se mantuvo de pequeñas labores de mantenimiento y remodelación, a esperas de reanudar su participación en los dos grandes proyectos. Sin embargo, en noviembre, se anunció su cancelación definitiva.

“Para entonces ya no teníamos trabajo que nos sostuviera adecuadamente. Era muy difícil sostener a la plantilla con la que contábamos en ese momento. Tuvimos que hacer un recorte de personal que continuó hasta diciembre”, explica Diego Landeros. De 16 trabajadores que trabajaban en oficina a finales del 2020, sólo quedaron siete.

Esta realidad fue la que vivieron muchas empresas de la industria —principalmente pequeñas y medianas— que ante un escenario complicado, tuvieron que reducir su plantilla laboral.

En el 2020, los trabajadores de la industria de la construcción se enfrentaron al desempleo y al recorte de sueldo. Fue la tercer industria con mayor pérdida de trabajo durante el 2020, con una caída de 5.5% en las personas ocupadas en comparación con el 2019, lo que representa a 85,000 puestos de trabajo perdidos, indica Manpower Group.

El coronavirus ha cobrado la vida de más de dos millones de personas en el mundo

A finales del 2020, en diciembre, la situación se agravó. Aunque es un fenómeno que ocurre todos los años al acercarse las vacaciones, en esta ocasión los trabajadores venían de un año de por sí precario. Este mes, el sector de la construcción tuvo un incremento en la pérdida de trabajo de 31%, en comparación con el año anterior, por lo que se convirtió en la industria más afectada en este ramo.

“Las empresas suelen dar de baja a sus trabajadores ante el IMSS, para dejar de pagar su cuota durante el periodo que las obras se detienen (...) no nos conviene dar esas bajas, pero es normal porque generalmente en esta industria se cobra no por tiempo, si no por obra” explica Héctor Márquez, director de relaciones institucionales de Manpower Group.

Este problema ha afectado a otras pequeñas actividades relacionadas, como la carpintería. Javier Jiménez, quien vive y trabaja en el Estado de México, había iniciado un taller en el que él y otros trabajadores eran contratados por empresas para realizar acabados en construcciones.

Publicidad

Pero este 2020 el trabajo comenzó a escasear durante la suspensión de actividades, hasta que en junio volvieron. Sin embargo, ya era todo distinto. Debido a los problemas económicos que enfrentaban las constructoras, Javier Jiménez tuvo que reducir su plantilla de trabajadores de 30 a 13. Posteriormente, los pagos comenzaron a escasear. Tuvo que recurrir a hacer uso de sus ahorros personales para pagar a las personas contratadas, ya que la compañía a cargo del proyecto no realizaba los pagos acordados.

Con el tiempo, la situación provocó que él quedara fuera del proyecto y, por contrato, la empresa se quedó con su maquinaria. Ahora, sin dinero que lo respalde y con poco trabajo, tendrá que iniciar de nuevo.

La situación además provoca que el 2021 no se inicie con el pie derecho para la industria de la construcción, que ha ido en caída desde 2019 cuando los índices de valor de producción, monitoreados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) comenzaron a bajar.

“El gran tema es el tema de salud, hasta que no se logre terminar o combatir el COVID-19, la pandemia, no volverán a funcionar normal los sectores. Los tres sectores que tuvieron la gran pérdida no inician con el pie derecho, hasta que no terminen estos problemas de pandemia no veremos que se recuperen”, dice Héctor Márquez.

López Obrador dio positivo a COVID-19

Publicidad

Tags

construcción Desempleo Coronavirus Industria de la construcción
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad