Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Donald Trump dejó de lado su plan de infraestructura de 1 billón de dólares

Durante su gobierno prometió en varias ocasiones modernizar a Estados Unidos, pero los problemas sociales, políticos y su poco control del Congreso, desplazaron a la estrategia.
mié 20 enero 2021 05:00 AM
Trump Tower Guarded by NYC Police, 5th Avenue, Manhattan, NY.
Donald Trump prometió un plan de infraestructura de 1 billón de dólares.

Durante los últimos cuatro años, en varias ocasiones el presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció planes de infraestructura por un billón de dólares para “reconstruir norteamérica”.

La primera vez que lo hizo de manera formal, fue con con Mike Pence a sus espaldas en una sesión en el congreso en 2017; “Para lanzar nuestra reconstrucción nacional, le pediré al Congreso que apruebe una legislación que produzca una inversión de un billón de dólares en la infraestructura de los Estados Unidos”, dijo.

Publicidad

El monto, —que después se amplió a 1.5 billones— se dividiría entre el gobierno federal, que aportaría 200 millones en fondos, y el resto debería ser invertido por los estados y empresas. A cambio habría reducción en los procesos de construcción y otras facilidades.

Tres años más tarde, en junio del 2020, repitió la propuesta por última vez como solución para reactivar a la economía estadounidense, severamente dañada por la pandemia de coronavirus.

¿Qué sucedió en el periodo entre las dos propuestas? No mucho. El caos político, los problemas sociales y su poco control en el Congreso nublaron la propuesta del presidente y el plan bajó de su lista de prioridades.

“Para canalizar los recursos había que tener el aval del Congreso. Y como la mayoría era demócrata, no se aprobó. La disputa que se ha mantenido hasta ahora y que se pudo ver en el desacuerdo de los apoyos otorgados a los ciudadanos por la pandemia”, dice José María Ramos, especialista del Colegio de la Frontera Norte (Colef). en entrevista con Obras y Expansión.

Sin embargo, no todo el país estuvo desierto de proyectos. El experto señala que en la frontera con México, en la zona de construcción de su prometido muro, se pudieron canalizar recursos y realizar obras desprendidas del proyecto.

“Esta propuesta influyó en el área de Tijuana y San Diego, en donde la infraestructura se remodeló en cerca de 60%. Lo que obedece a la relevancia que tiene en términos de negocio y actividades financieras”, agrega el especialista.

Un árbol plantado por cada víctima COVID-19, esta es la meta de ONGs en Brasil

La situación podría mejorar para el resto del país con la llegada de Joe Biden, debido a que los actores políticos están de su lado. Sin embargo, la situación del país podría obligar al nuevo presidente a también dejar de lado su plan de impulso a la construcción, en el que se incluyen obras más sustentables y construcción de carreteras hacia las zonas marginadas del país.

En lo que el presidente demócrata tendrá que enfocarse, será en reactivar a Estados Unidos tras los daños ocurridos por la pandemia, canalizando recursos a las pequeñas y medianas empresas, además de para la ya iniciada campaña de vacunación.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad