Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El aumento de los recursos para obra pública no implicará nuevas construcciones

Desde 2006 no se veía un aumento tan grande en la inversión física, pero la mayor parte de los recursos irán a los mega proyectos que ya comenzaron.
vie 24 septiembre 2021 05:00 AM
La construcción de Santa Lucía tiene un avance de casi 70%
Santa Lucía será inaugurado en marzo del 2022

Una mayor construcción de obras públicas es la promesa que hace la propuesta del Paquete Económico 2022, pero la realidad no mostrará mayor construcción de obras públicas nuevas.

De entrada, el panorama se ve bien: un aumento en la inversión física de 17% para el siguiente año, el mayor registrado desde el 2006.

Publicidad

Las cifras no son aisladas. El crecimiento en este segmento va de la mano con el desarrollo de ingresos que se espera en 2022, con 4.1% más en el PIB.

Tomando en cuenta estos dos elementos; los egresos planeados en comparación con los ingresos esperados, el crecimiento no es tan notable.

“Si hacemos ese comparativo, vemos que los recursos que se tienen para este año incluso son menores que en el pasado. Por ejemplo, en 2016, el año más reciente con un gasto público en inversión más alto, fue 5.9% del PIB. En lo proyectado para 2022 es 3.5% del PIB, es decir, sería menos”, explica Christopher Cernicharo Reyna, especialista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

La vacuna de Pfizer/BioNTech es "segura" para niños de entre 5-11 años

Respecto al año anterior, sí hay un incremento puntualiza Roberto Ballinez de HR ratings. El gasto en inversión pública fue de 3.5%, no obstante, se registró una contracción de la actividad económica de 8%.

En cuanto a la distribución en ramos, planeada para el 2022, no hay diferencia con lo aprobado el año anterior, que privilegia a la generación de energía y combustibles y deja en segundo lugar vivienda y servicios comunitarios con 20.6% del total, agrega el especialista del CIEP. Entonces, ¿qué es lo que se verá en la obra pública?

Publicidad

Lupa a la infraestructura

Del total de gasto público en inversión, alrededor de 54% es para temas relacionados con la infraestructura, dentro del cuál se ha identificado variedad de proyectos, pero con mayor gasto en los icónicos del gobierno como el Tren Maya, apunta Roberto Ballinez de HR Ratings.

“Esta obra y el Tren Interoceánico serán los más grandes para el gobierno federal en 2022, ya que recibirán 70 y 150% más recursos que lo aprobado en 2020, respectivamente”, explica.

El resto de dinero no se verá reflejado en la construcción de obra nueva. Ya que a pesar de haber un incremento, en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por ejemplo, se destinarán a programas como el mantenimiento y rehabilitación de caminos rurales; “siguen estando en la mesa estos proyectos y se quedan con los mismos montos del año pasado, con alrededor de 45,000 millones de pesos”, apunta el especialista.

Estas son las claves para entender el caso Evergrande

¿Cuál es la opinión de las empresas constructoras?

Aunque los grandes proyectos, como el Tren Maya y el Aeropuerto Felipe Ángeles, traerán desarrollo de edificaciones en las zonas aledañas, aún falta para ver esos efectos.

“Con lo que tenemos al día de hoy, no contamos con argumentos suficientes para decir que el gasto público en inversión física también ayudaría al crecimiento del sector de la construcción. Aunque eventualmente lo harán las grandes obras”, agrega Roberto Ballinez.

Sin embargo, la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción se mantiene optimista; “vemos con buenos ojos el incremento en algunos rubros de infraestructura, principalmente en los proyectos prioritarios, ya que genera ocupación laboral a través de la subcontratación de algunas mipymes”, comenta Ricardo García de León, presidente del organismo.

El experto apunta que la actividad y los números de crecimiento dan la señal de que se lleguen a generar alrededor de 650,000 empleos adicionales, lo que sumado al plan de infraestructura de Estados Unidos, que “va a venir a salpicarnos un poco”, muestra un buen panorama para el siguiente año.

Aún así, considera que hacen falta construcciones que puedan llevar a cabo compañías de menor tamaño. La AMIC buscará participar en la rehabilitación y mantenimiento del sector carretero, a través de contratos pequeños. Y sugiere que el gobierno federal cree proyectos en donde estas compañías puedan realizar obra pública.

Publicidad
Publicidad
Publicidad