Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las responsabilidades pendientes del Tren Maya con el medio ambiente

Organizaciones civiles denuncian deforestación en el Tramo 5 sin estudios previos, mientras el gobierno federal argumenta que se cuidará el entorno.
mar 08 marzo 2022 05:00 AM
Hallazgos arqueológicos del Tren Maya del Tramo 4
Entre Izamal y Cancún hubo 3,500 hallazgos arqueológicos.

El Tren Maya se desarrolla en una de las zonas con mayor biodiversidad en el país. Es la que cuenta con mayor riqueza en vertebrados, plantas vasculares y artrópodos, por lo que su construcción ha provocado inconformidades para organizaciones medioambientales.

Recientemente, durante la edificación del Tramo 5, Moce Yax Cuxtal, una de las asociaciones, denunció deforestaciones en la Riviera Maya sin estudios de impacto ambiental previos, debido a que la ruta definitiva aún no está establecida.

Publicidad

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que se estaban tomando las medidas necesarias para preservar el entorno; “hay gente también que no quiere el Tren Maya, porque además tienen terrenos y quieren sacar raja y eso ya se terminó. No va a ser como antes, jugosos negocios al amparo del público, nosotros tenemos que cuidar el presupuesto”, agregó

Lorenzo Córdova: “El gobierno desafía al orden democrático, no al INE”

El procedimiento de las MIA

Para que una obra de infraestructura se lleve a cabo en el país, antes debe obtener la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), trámite en el que se calcula la influencia del proyecto y con base en el que se determina su viabilidad y se establecen las medidas de mitigación.

Para el Tren Maya hay dos etapas de gestión, la primera de Palenque a Izamal, en donde el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), organismo que lo construye, recibió exenciones a este proceso por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), debido a que en el trazo ya había vías existentes “y, en consecuencia, ya existe un daño ambiental”, dice la dependencia.

“Es decir que el Tren Maya no tiene la obligación de presentar una MIA para la rehabilitación, toda vez que no se trata de una obra nueva, sino de mantenimiento, en predios donde la intervención no representa un peligro ambiental a estas alturas”.

 

No obstante, el organismo sólo presentó una MIA Regional para los primeros tres tramos, ya con la obra iniciada.

Del tramo cuatro al siete, en donde hay mayor parte de ruta que deberá ser construida, sí son necesarios los trámites para comenzar con las obras; “Las autorizaciones, además, estarán condicionadas al cumplimiento de un complejo paquete de requisitos que FONATUR y los concesionarios de obra estarán legalmente obligados a cumplir”.

¿Vodka ruso? Este bar ha decidido censurar la bebida en apoyo a Ucrania

La MIA del Tramo 4 comenzó a tramitarse en octubre del 2021, meses después de haber comenzado las labores de preparación del terreno y la conformación del proyecto ejecutivo. Del Tramo 5 es del que aún no hay un procedimiento público, ya que la ruta recientemente sufrió modificaciones.

Mientras tanto, se realiza una labor de negociación con propietarios de predios para expropiarlos y determinar el nuevo trazado. Para el resto de secciones tampoco se ha dado información sobre los procedimientos.

Después de la MIA, las instituciones y empresas están obligadas a hacer acciones que mitiguen los daños al medio ambiente. Se contempla un proyecto de 18 programas de mitigación ambiental, entre los que destacan pasos de fauna, alertas faunísticas y proyectos de reforestación.

 
Publicidad
Publicidad