Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Recursos, la clave para el fin del problema interminable de los baches

Son el problema más constante de las ciudades y un inconveniente interminable, ¿por qué a pesar de ser sencillo de arreglar persiste?
vie 05 agosto 2022 05:00 AM
Problema de los baches
La falta de recursos empeora la situación de baches en las ciudades mexicanas.

Gael Moreno maneja a diario un automóvil de cuatro cilindros para ir al trabajo. Pasa por avenida Observatorio en un traslado que, de por sí, es tardado por el tráfico vehicular, pero que a inicios de 2022 representó también un gasto que desequilibró sus finanzas.

Por ganarle al reloj, salió de su casa antes del amanecer y por la falta de luz cayó en un bache que causó deformidades en su llanta que le impidieron avanzar.

Publicidad

Su seguro estaba vencido, así que tuvo que recurrir a poner su neumático de refacción, lo que lo retrasó casi una hora en llegar a su destino y después un desembolso en el taller mecánico. Su caso es frecuente en el país y causa de molestia todos los días. Su relevancia ha escalado, incluso, a palabras del presidente de México.

“El principal problema (para los mexicanos) son los baches”, dijo Andrés Manuel López Obrador en 2021, como argumento a que la inseguridad en su gestión es tan baja que ha dejado de preocupar a los mexicanos.

Aunque, en aquella ocasión, fue utilizado como parte de un discurso político, lo cierto es que estas fallas en la infraestructura sí representa un inconveniente para la población que va más allá de hacer pasar un mal rato a los automovilistas.

¿Reconstruir el aeropuerto? AMLO evalúa fallas estructurales del AICM

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 98.2% de los adultos en el país han identificado problemas en su ciudad, de los cuáles los hoyos en el pavimento son el inconveniente más constante, con 76.6% de los señalamientos por parte de la población.

Son los responsables de la mayoría de los accidentes viales en la metrópoli (nueve de cada 10, de acuerdo con el organismo), lo que trae, a su vez, consecuencias sociales, de calidad de vida y recursos desperdiciados.

 

Baches infinitos

Los baches son fallas en la superficie del pavimento en forma de oquedades con un ancho mínimo de 15 centímetros. Se causan por humedad, fatiga, ciclos de hielo-deshielo, capas de soporte de mala calidad, tránsito vehicular, mal drenaje, composición inadecuada de la mezcla asfáltica, desgranamiento superficial y también suelen crearse en sitios en donde ya habían reparaciones, de acuerdo con la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

A pesar de que el fenómeno es sencillo de reparar y prevenible, acarrea muchas otras afectaciones. “El problema implica consecuencias. Tiene muchos años, no solo en las ciudades, también en carreteras principales, federales y estatales hay una gran cantidad de deficiencias en la cinta asfáltica, lo que no es menor, ya que impacta en los índices de competitividad de las ciudades”, explica Ricardo Trejo, director de la consultora de industrias Forecastim.

En las entrañas del Metro, así será la modernización de la Línea 1

Problemas en el tránsito, retrasos en los traslados, gastos no considerados y accidentes son algunos de los efectos.

No obstante que los gobiernos los han identificado como prioridad desde hace por lo menos 20 años (en la Ciudad de México el programa de bacheo comenzó alrededor del año 2000), la atención no ha sido suficiente y el inconveniente se ha agravado.

“Es un problema cada vez mayor porque con la austeridad en todos los presupuestos hubo en las partidas se redujo el presupuesto para obra pública. El presupuesto para la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) pasó de 20,000 millones de pesos en 2020 a 13.5 millones este año, eso implica que no hay inversión para atender el problema”, dice Trejo.

 

Recursos para parches

Los distintos gobiernos estatales han implementado mecanismos para subsanar los baches y sus causas. En la CDMX, por ejemplo, las personas afectadas pueden denunciar ante un juzgado o ministerio público cuando cayeron en uno de estos imperfectos.

De agosto a julio de 2020, de acuerdo con el informe de Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno, hubo 756 de estos reclamos, de los cuáles 94% resultaron en pagos para los afectados, que van desde los 1,000 hasta los 50,000 pesos.

El mismo año se invirtieron 75 millones de pesos en 800,000 toneladas de mezcla asfáltica para tapar 8,367 baches equivalentes a 18,968.64 metros cuadrados.

En otras ciudades como Veracruz se destinaron 26 millones de pesos para arreglar calles dañadas en 2020, mientras que en Guadalajara fueron 33 millones, es decir, 25% del total destinado a obras públicas.

¿Cómo llegar al AIFA? La conectividad inconclusa del aeropuerto

A pesar de los recursos destinados, los baches persisten debido a que los programas de bacheo funcionan como un parche temporal para el problema.

“Se requiere de mantenimiento de infraestructura general. Estos programas atienden principalmente las vías primarias, pero en las secundarias continúa. El problema no es que uno denuncie y te paguen, sino que debe haber un programa de mantenimiento constante”, explica Ricardo Trejo.

La razón por la que no se implementan son los recursos, dice el experto. Mientras la compostura de los hoyos en el pavimento cuestan millones de pesos, las intervenciones preventivas constantes costarían cientos de millones.

“Nunca habrá dinero suficiente para cubrir las necesidades que requiere un país, pero sí es un tema fundamental. En los índice de competitividad mundial este problema indica poco presupuesto y falta de políticas públicas”, agrega el experto.

Publicidad
Publicidad