Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hacia la evolución del house hunting

Las plataformas digitales reducen el tiempo de búsqueda y transaccionalidad en la compra de vivienda.
vie 20 marzo 2020 02:18 PM
Chasing
La tecnología permite hacer más rápida la búsqueda de una propiedad.

Previo a la creación de sitios web especializados, el proceso para adquirir una vivienda en México podía tardar hasta cinco o siete años desde que comenzaba la búsqueda hasta que se llevaba a cabo el cierre de la operación. Ahora, el promedio es de entre tres y seis meses, lo cual incluye una serie de evaluaciones y trámites posteriores al proceso de búsqueda y comparabilidad.

Así lo refiere Leonardo González Tejeda, analista en Propiedades.com, quien explica que el proceso de automatización para adquirir una vivienda ha mejorado notablemente con la ayuda herramientas basadas en ciencia de datos (como machine learning, big data, inteligencia artificial y econometría), que arrojan resultados cada vez más acertados.

Publicidad

No obstante, el mercado de vivienda es tan dinámico como heterogéneo. “Hay zonas con baja liquidez que pueden durar más de un año en el proceso de ventas, otras que tardan un mes y algunas que lo han hecho en tiempo récord de un día, como el desarrollo Latitud, de Abilia, en la Ciudad de México”, reflexiona.

Más que datos

En su experiencia, Javier Romero, fundador de Hausy.mx, plataforma web dirigida a quienes buscan adquirir una vivienda en la Ciudad de México, el proceso podía tomar entre seis y nueve meses desde que el comprador decidía realizar la compra hasta que se realizaba la firma del contrato. “La mayor parte del tiempo era consumido en concretar citas y visitar propiedades que en muchas ocasiones no cumplían sus expectativas”.

Ante esta necesidad de mercado, Romero realizó una investigación antes de lanzar Hausy con la finalidad de entender cómo era el proceso de compra y dónde la gente necesita más ayuda.

Los servicios de Hausy incluyen desde envío de recomendaciones hechas por el sistema con base en el perfil de búsqueda de cada usuario y la oferta en el mercado, hasta consultoría por parte de ejecutivos, quienes contactan al usuario y le brindan acompañamiento en todo el proceso de selección, visita, dictámenes, inspecciones, hasta que se realiza la firma en la notaria y toma posesión de la vivienda.

Por ejemplo, para quienes optan por la compra de vivienda usada, que muchas veces requiere mantenimiento o reparaciones, la asesoría consiste en valorar el costo real de la propiedad, analizar las opciones de crédito hipotecario y realizar negociaciones más efectivas.

Publicidad

El portafolio de propiedades de esta herramienta está conformado las ofertas disponibles de otros sitios web. El valor agregado consiste en realizar un trabajo de “curaduría”.

“En todos los portales inmobiliarios existe información falsa. Hay varias maneras de detectarlo, por ejemplo, que el anuncio no tenga fotografías de los interiores del inmueble. Este tipo de focos rojos son detectados por los especialistas de la empresa, quienes depuran la base y publican solo ventas reales”, asegura Romero.

De igual manera, los agentes inmobiliarios se ven beneficiados con la aplicación, ya que los clientes que reciben ya están filtrados y cuando vistan la propiedad es porque tienen intención de compra, incluso ya vieron fotografías y videos.

"Dado que los procesos están estandarizados, el tiempo entre que sé realiza la visita y se cierra la operación es corto", agrega el directivo.

Otros desafíos

Pese a los avances que han traído consigo, las plataformas digitales para comprar o rentar vivienda enfrentan desafíos normativos similares a los de las empresas unicornio. “Propiedades.com está clasificada como servicios inmobiliarios y alquiler de bienes raíces, nicho que representa 11.1% del PIB. A futuro, habrá un esquema de datos más limpios basados en inteligencia artificial que permitan refinar las estimaciones económicas y de los precios de los inmuebles tanto residencial como comercial e industrial”, opina González Tejeda.

En este sentido, la segmentación es uno de los retos más importantes. Hoy la gente no sabe comparar el precio de su vivienda con respecto a una tendencia. Ahí está la oportunidad de los servicios que ofrecen estas plataformas.

Otro desafío es la profesionalización de los desarrolladores, así como corredores y asesores inmobiliarios. El proceso de househunting aún debe perfeccionarse, concluye.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad