Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hotelería y comercio, los sectores más afectados por el Covid-19

El panorama inmobiliario global acelerará el cambio hacia modelos más flexibles, resilientes y que incorporen mayor tecnología.
lun 23 marzo 2020 05:00 AM
Summer vacations and international traveling
El panorama inmobiliario entrará en aceleración hacia modelos más flexibles.

El sector hotelero es uno de los más afectados en la actividad inmobiliaria y de bienes raíces a nivel global, a causa de la pandemia del Covid-19 que inició en diciembre en la población de Wuhan, China, y en pocos meses se ha extendido por el mundo.

El impacto se debe principalmente a la incertidumbre provocada por la restricción de vuelos, las cancelaciones de los ya programados y la reticencia a realizar viajes en lo inmediato, lo que se traducirá pronto “en caídas importantes en las tasas de ocupación”.

Publicidad

De acuerdo con la firma inmobiliaria internacional Jones Lang LaSalle (JLL), además del sector hotelero, el comercial -a nivel de retailers- es otro de los segmentos que se prevé sufra las mayores afectaciones.

Los retailers deben estar preparados para sortear “un periodo de riesgos elevados en la captación flujos de efectivo y costos de operación ante la caída de la demanda de consumo y una disrupción en las cadenas de suministro”, establece JLL en el documento Covid-19. Implicaciones globales para el sector inmobiliario.

Se estima que los mejor librados de esta situación serán los negocios que cuentan ya con una infraestructura robusta de transacciones en línea. Lo que reenfocará la metas hacia un modelo de comercio ominicanal.

Para el sector industrial y logístico la principal afectación es la disrupción en la cadena global de suministro. “La reducción de actividades de puertos y aeropuertos ha provocado la reducción de las tasas de aprovechamiento y la elevación de activos ociosos”, plantea la firma inmobiliaria.

Para este sector también se avisora la aceleración en la incorporación de procesos de automatización y robótica con la finalidad de reducir la dependencia de la mano de obra en el sector.

Publicidad

La pandemia acelera la transición al trabajo remoto

La ocupación de oficinas también tendrá un impacto, pues lo corporativos ahora están más preocupados por garantizar la salud de sus empleados y mantener al mismo tiempo sus planes de negocios, para lo que requerirán “ser ágiles y flexibles”.

Además “la epidemia puede poner mayor presión al mercado de oficinas, que ya presentaba un estancamiento en su ciclo, creando un retraso en la inversión y en el crecimiento de las rentas mayor a lo ya previsto”. Sin olvidar que la expansión del trabajo remoto reduciría las tasas de ocupación, por lo que “los arrendamientos en el corto plazo serán los más vulnerables”.

En el largo plazo, se observa que la experiencia de esta contingencia acelerará los procesos hacia el trabajo remoto y la inversión en tecnologías colaborativas, establece el documento de JLL.

En lo que toca a la inversión se observa que todo el primer semestre de 2020 sea muy lento ante la cautela que imponen dos de los sectores que suelen ser más atractivos: el hotelero y de hospitalidad en general y el comercial. Los principales riesgos se hallan en la estabilidad de los ingresos, una operación crítica y la densidad en la ocupación, de acuerdo con la firma inmobiliaria.

JLL considera que el sector inmobiliario y de bienes raíces en general ya ha sorteado otras crisis, por lo que o habría motivo para que no saliera avante de la actual contingencia que plantea la pandemia del Covid-19. “Los bienes raíces siguen ofreciendo atractivos retornos de inversión en comparación con otros activos”.

Publicidad

Tags

Desarrollo Inmobiliario Hoteles y alojamiento Cámara de Comercio Servicios y Turismo Coronavirus tecnología
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad