Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La flexibilidad salvará al sector inmobiliario

Tendencias de adaptación de espacios que surgieron años atrás se han acelerado con la pandemia de coronavirus COVID-19, como la apuesta de los centros comerciales por brindar experiencias.
jue 25 junio 2020 08:05 PM
inmuebles.jpg
La pandemia aceleró la transformción del sector inmobiliario.

Durante más de tres meses, los centros comerciales, hoteles y oficinas se mantuvieron cerrados o con actividad muy reducida, como parte de una estrategia para intentar mitigar los contagios de coronavirus COVID-19 . Durante este tiempo, las reglas del juego de real estate cambiaron.

Los espacios cerrados comenzaron a ser temidos por presentar un mayor riesgo sanitario; las personas dejaron de realizar viajes por placer, la economía mundial cayó, más trabajadores implementaron el home office y el sector del e-commerce se fortaleció. Sin embargo, aunque estos cambios han impactado fuertemente a la industria y su reversión será lenta, abrió la puerta a la oportunidad de innovar de forma más acelerada al sector inmobiliario.

Publicidad

El panorama más positivo es el industrial. No sólo por el aumento del uso de herramientas digitales como alternativa en la compra de productos, sino porque el T-MEC ha permitido que México se coloque como la alternativa a China ante Estados Unidos, por su potencial y proximidad geográfica, dijo Lyman Daniels, presidente de CBRE en Colombia y México durante el panel La reconfiguración del sector inmobiliario, como parte de la iniciativa #CómoReactivarMéxico de Expansión.

Según el experto de la firma inmobiliaria, el sector probablemente sobrepase los niveles de crecimiento obtenidos el año pasado o, por lo menos, se mantendrán al mismo ritmo.

El fortalecimiento de las compras por internet, también es un factor que influenciará a uno de los ramos más afectados del real estate: el retail. Aunque no causará una herida mortal para la venta de productos físicos será un modificante de los espacios y la manera en la que se ofertan productos y servicios.

En el caso de centros comerciales, Jaime Fasja, fundador y co-CEO de Thor Urbana, pronostica que las tiendas se reducirán a showrooms, para dar más espacio a bodegas. De esta manera los clientes podrán decidir si asistir de manera física al establecimiento para realizar su compra, hacerlo por internet y sólo recoger en el local, o solicitar que se envié a su domicilio.

No se trata de una competencia entre la venta electrónica y física; sino de crear líneas omnicanal, que permitirá la sobrevivencia de las marcas, que durante la pandemia, han tenido problemas para mantener el flujo de efectivo.

La modificación, que también influirá en la arquitectura de los espacios, permitirá que los centros comerciales avancen en la tendencia de ofrecer experiencias más allá de la compra, lo que representa una oportunidad de crecimiento para las plazas que ya se enfocaban en este elemento.

“La pandemia aceleró el proceso por cinco o diez años en México. El centro comercial tradicional se está muriendo en el mundo, muchos clases D, C o B, probablemente no sobrevivan, pero con la experiencia, más una buena ubicación y conceptualización en donde las personas puedan convivir, van a salir bien”, dijo durante la conversación Jaime Fasca.

La reconfiguración del sector inmobiliario | #CómoReactivarMéxico

Publicidad

La clave: vivienda para la clase económica media

Para este y el resto de los sectores, el futuro aún es incierto. Sin una cura ante el desconocido coronavirus, es complicado prever el futuro de la economía, sin embargo, la actualidad y acontecimientos pasados, muestran cuáles podrían ser las salidas de la crisis.

José Shabot, director general de la desarrolladora Quiero Casa, cree que con la atención en el sector adecuado, las inversiones inmobiliarias pueden ser resilientes. Aunque la población mexicana ha perdido poder adquisitivo durante la pandemia, la realidad sigue siendo la misma: la demanda de vivienda media aumenta, mientras la oferta cae.

Aunque la colocación de estos inmuebles será lenta, las personas continuarán necesitando un lugar en donde vivir. “Estamos viviendo en la sociedad del rombo, en la pirámide poblacional hay pocas personas en los segmentos A y B, y la mayoría hay en C y D, pero la oferta de vivienda, es un triángulo, se ha construido mucha para el A y B y poca para los C y D”, explicó Shabot.

Por lo que las desarrolladores dedicadas al sector residencial, ofertado en zonas como Nuevo Polanco en la Ciudad de México y Zapopan en Guadalajara, Jalisco, presentan una sobreoferta que será difícil disolver, por lo que los precios deberán bajar alrededor de 5% y 10% para comercializarse más fácilmente.

Los turistas estadounidenses ayudarán a reactivar el turismo

Mientras haya un riesgo sanitario, las personas preferirán realizar viajes cortos para vacacionar, por lo que turistas de Estados Unidos podrán visitar de forma más frecuente los destinos mexicanos. Lo que ya es una realidad: en la segunda semana de apertura de hoteles en Baja California Sur, específicamente en Los Cabos, los hoteles presentan 30% de ocupación, aproximadamente, y la mayoría es por visitantes provenientes del otro lado de la frontera norte.

El encierro al que estuvieron impuestos impulsará el deseo de salir del país, por lo que las cadenas hoteleras se han preparado para no sólo brindar comodidad y placer a los huéspedes, sino para hacerlos sentir en un lugar seguro, no obstante, “muchas medidas tienen que no ser aparentes para el cliente, pues no debe sentirse como si estuviera en un hospital”, explicó Jaime Fasja.

Las señalizaciones de sanitización de espacios, distancia entre mesas en los restaurantes y camas en los cuartos, además de la constante limpiezas de espacios, debe existir de manera sutil.

La oficina deberá flexibilizarse

Aunque el home office tomó relevancia durante la pandemia, Álvaro Villar, director general de We Work México, considera que es una medida que será adoptada de manera parcial y como solución particular para situaciones como la que se vive actualmente.

Sin embargo, no será la regla para los trabajadores. El experto comentó que las personas son seres sociales que necesitan convivir con el resto y el espacio de trabajo es una opción para hacerlo. Sin embargo, ante el panorama sanitario deberán haber modificaciones.

Una de ellas es cambiar los horarios de los trabajadores y permitir que se realice parte del trabajo en casa, para que en las oficinas no haya gran cantidad de personas que puedan aumentar la posibilidad de contagio de COVID-19.

También se podría dar pie a que las empresas tengan “sucursales” en lugar de una gran oficina. Así, los colaboradores de la compañía no tendrán que realizar grandes traslados para llegar a sus centros de trabajo.

Publicidad

Tags

Desarrollo Inmobiliario desarrollo inmobiliario Bienes inmuebles Coronavirus
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad