Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Portal Norte: el proyecto que pasó de oficinas a hospital por la pandemia

El inicio de este proyecto recibió protestas ciudadanas y el paro obligado por la contingencia sanitaria. Pero estos incidentes le dieron también un nuevo impulso.
jue 19 mayo 2022 05:05 AM
Reconversión de espacios de oficinas a consultorios
Portal Norte pasó de ser un espacio de centro comercial, oficinas y hotel, a dividirse en hospital y locales.

Después del paro obligado por la contingencia sanitaria, el proyecto Portal Norte tiene de nuevo luz verde, con el anuncio conjunto de Fibra Uno, primero en inversión de bienes raíces en nuestro país y AXA Seguros. La inversión aproximada del proyecto, de 3,500 millones de pesos ¿podría ser un mensaje de confianza para el mercado inmobiliario y de la construcción?

Publicidad

Para Gonzalo Robina, director general adjunto de Fibra Uno “estamos bajo una nueva condición, que nos dejó el Covid, pero ya no podemos estar lamentándonos por eso y necesitamos seguir adelante, apegados a esta nueva realidad”.

Portal Norte fue concebido como un proyecto de usos múltiples mixtos, conceptualizado como centro comercial, oficinas y hotel, pero, detalla Robina, “ahora tendrá un giro y será centro comercial, hospital y torre de oficinas médicas o consultorios”.

Caso Línea 12, migración México-EU y agresión a periodistas en #LaSemanaResumida

El desarrollo contará con un área bruta rentable de 66 mil m2, divididos aproximadamente en 25,000 para espacios comerciales, 16,000 para oficinas médicas y 25,000 para el hospital. La combinación surgió como resultado de las mismas necesidades generadas por la contingencia, dice el director general de FUNO “fue lo que aprendimos de la pandemia, fue muy clara la falta de infraestructura hospitalaria y médica en el país. Además la fórmula ya fue probada con éxito en la torre Mitikah”.

Esta nueva estrategia se une al plan de reconversión de oficinas anunciado por el gobierno de la Ciudad de México, en el que Funo participa con más de 120,000 m2 de oficinas para hospitales, correspondientes, afirma Robina “al 10% de nuestro portafolio de oficinas, y equivalentes a la superficie de la Torre Mayor y a la Torre Diana”.

El proyecto Portal Norte, que se realiza en ciudad Satélite, municipio de Naucalpan, Estado de México, contempla la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design) y/o EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies), pero también genera suspicacias, pues los colonos ya se habían pronunciado en su contra, antes del paro por la contingencia, porque como muchas otras obras de tales dimensiones la perciben dañina.

 

El presidente de la Asociación civil de colonos de ciudad Satélite, Ernesto Baños Gómez, comentó que en marzo se reunió con el director de general de desarrollo urbano, de Naucalpan, Fernando Montes de Oca, con el fin de comentar las inquietudes de los colonos y solicitar la información sobre los impactos de la obra en la zona.

Las mayores preocupaciones de los colonos, según Baños, son el uso del agua y las vialidades, ya que temen que se utilice agua de la red de Ciudad Satélite y es un tema muy sensible, puesto que acarrea sus propios problemas relacionados con el líquido.

Baños dice que solicitó se incluya en las juntas de información a Oapas, organismo operador de agua potable, alcantarillado y saneamiento del municipio, con el fin de obtener información más clara, ya que tienen más dudas que certezas.

Un año del colapso en la Línea 12 del Metro, ¿qué pasó con los culpables?

Aunque para la Asociación de colonos queda claro que estas obras son necesarias y generan empleos, surgen otras dudas como “qué tipos de obras de mitigación se emprenderán para el caso de las vialidades y también saber qué otros beneficios tendrá la población, sobre todo con respecto al agua”.

Portal Norte genera inquietud incluso a nivel del diseño, porque el presidente de la asociación de colonos considera que el proyecto podría “desplazar a las torres, emblema de Ciudad Satélite”. Finalmente Baños comenta que “no nos oponemos al desarrollo de infraestructura, son obras que generan aportaciones económicas, pero estamos dispuestos a protestar de ser necesario”.

 
Publicidad
Publicidad