Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las altas temperaturas de calor en Oaxaca, ¿se deben a otros factores?

Las altas sensaciones térmicas a las que se ha sometido el país tiene que ver con el cambio climático, pero no es la única razón.
mar 13 junio 2023 05:00 AM
Producción de mezcal
La producción del mezcal puede ser un factor para las altas temperaturas que hay en Oaxaca. (Fuente: Istock)

La temporada de calor en México está presente debido al calentamiento global, lo que genera que las temperaturas cada vez sean más elevadas. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que la tercera ola de calor ocasionará un ambiente caluroso en 12 estados del país.

Publicidad

Uno de ellos es Oaxaca, que, de acuerdo con la Conagua, tendrá temperaturas máximas hasta de 40 °C. El fenómeno no solo se debe a los cambios globales, sino que también hay actividades en la región que son factores para estas elevadas temperaturas.

Una de ellas es el monocultivo de maguey para la producción del mezcal, de acuerdo con el Diagnóstico de la Cadena de Valor Mezcal en las regiones de Oaxaca, la demanda de agave incrementó en más de 50% durante los últimos cinco años.

El mezcal también es conocido como la bebida de los dioses y en los últimos cinco años su popularidad ha aumentado, siendo una de las bebidas más común dentro de las fiestas.

En 2021, la producción de mezcal fue de más de 7.4 millones de litros, lo que representó un crecimiento de 30% respecto al año anterior, cuando se produjeron poco más de 5 millones. De la producción total de mezcal, 63.17% se va para exportación con un valor de 5,433 millones de pesos y el resto, 36.82%, para el consumo nacional con un valor de 5,433 millones de pesos, de acuerdo con el Consejo Regulador del Mezcal.

El Programa Estatal de Cambio Climático de Oaxaca detalla que el estado ocupa el primer lugar nacional en vulnerabilidad al cambio climático debido a su ubicación geográfica y grado de marginación. Algunos de los fenómenos que afectan al estado son sequías, heladas, ciclones, precipitaciones pluviales intensas, temperaturas extremas, cuya recurrencia se ha incrementado durante los últimos 50 años, provocando importantes pérdidas en el patrimonio natural, en los sectores económicos y productivos.

Uno de ellos son los cultivos de agave para la producción del mezcal. De acuerdo con el Iván López, subdirector del Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca (TecNM), menciona que toda siembra provoca un daño o afectaciones al medio ambiente. Sin embargo, la producción de agave para el mezcal se ha convertido en uno de los principales factores a combatir dentro del Programa Estatal de Cambio Climático de Oaxaca 2016- 2022.

Ya que dentro de los productores del efecto invernadero se encuentra el uso de leña por bagazo de maguey para la destilación del mezcal. Bajo los cuales, de acuerdo con la línea base para el periodo 2020 y el periodo 2030, Oaxaca podría emitir entre 21 y 24 millones de toneladas de CO2, respectivamente. Con el Programa también es posible reducir entre 4 y 17 millones a 2020, dependiendo de las medidas de mitigación que se apliquen.

De acuerdo con el Programa Estatal de Cambio Climático de Oaxaca 2016- 2022, zonas como Nejapa de Madero y San Pedro Totolapan presentaron temperaturas de hasta 42 °C en 2022, debido al desmonte por la siembra de agave.

Publicidad

Alejandro Loera, agrónomo y diseñador de infraestructura sostenible del MIT, y vocero de Espacios Naturales y Desarrollo Sustentable A.C, organización dedicada a conservar, restaurar y promover el usos sustentable de los recursos naturales en México (Endesu), menciona que el problema no es el cultivo del mezcal, sino el monocultivo de este.

“El problema es que la tierra se está utilizando para un solo producto, en este caso el mezcal está afectando tierras, desplazando zonas forestales o selváticas y eso es lo que afecta al medio ambiente”.

Alejandro Loera agrega que esto ocasiona una alta erosión y acelera los flujos superficiales de agua, lo que puede dañar al ecosistema por arrastre de materiales, ocasionar deforestación y entre menor cobertura mayor temperatura.

El experto agrega que estas condiciones y la falta de vegetación que se presenta en ciertas parte de Oaxaca orilla a los desarrolladores inmobiliarios a crear espacios que no se vean afectados por las altas temperaturas, "es una necesidad ofrecer a las personas bienestar y comodidad a los habitante".

En este caso se puede aplicar que dentro de los lugares donde se realizarán viviendas se opte por colocar árboles y biodiversidad de plantas para contrarrestar las temperaturas.

“En casos donde la vivienda está expuesta constantemente al sol o sensaciones térmicas muy altas, lo ideal, además de agregar jardines y vegetación a su alrededor es realizar construcciones sustentables para afectar lo menos posible al ecosistema”.

Es importante que durante creación de las propiedades se respeten áreas verdes, aunque no generen alguna solvencia económica, "en estos casos y en el resto del país es importante que la infraestructura colabore con el medio ambiente, que se adapten y sobre todo que no afecte".

Las soluciones

De acuerdo con Alejandro Loera, es que de primera instancia no se pueden realizar grandes cambios para contrarrestar el cambio climático, “las actividades del ser humano de una u otra forma afecta al medio ambiente, en el caso del cultivo, menciona que lo ideal es que dentro del mismo terreno se siembre varios productos y no solo uno en específico.

Así como aplicar la agroforestería, que es un sistema productivo que integra árboles, ganado y pastos en un mismo, “este sistema está orientado a mejorar la productividad de las tierras y ser ecológicamente sustentable”.

Dentro de los planes del gobierno de Oaxaca para contrarrestar las afectaciones negativas está la sustitución de la leña del agave para el mezcal.

Publicidad
Publicidad