Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El diseño con ramas y troncos secos se abre camino en México y el extranjero

La biofilia empujó la demanda de diseños orgánicos hechos con ramas, pero en el mercado no había una línea especializada, hasta que María Antonieta Fernández fundó RaMa Design.
lun 14 junio 2021 06:48 PM
Tronco en el río tendencia
La tendencia se basa en el uso de objetos orgánicos para acercarse más a la naturaleza.

Si los árboles dan belleza, frescura y oxígeno para vivir, al morir, aún ofrecen más. La biofilia , es la tendencia en diseño de interiores que conecta a la naturaleza con el ser humano a través de animales, ramas y árboles muertos o secos, explica el arquitecto Julio César Chávez, presidente de la Sociedad Mexicana de Interioristas (SMI), con sede en Guadalajara, Jalisco.

Esta técnica también adhiere un toque de distinción a espacios, rústicos, sobrios, elegantes o campestres con piezas de arte, esculturas; sillas, sillones, camas, clósets, percheros, salas, comedores, taburetes, estantes, escaleras y mesas de centro.

Publicidad

“Se trata de una manera de decorar que interactúa e incorpora a las plantas y animales con entornos urbanos; y con este tipo de decoración, se mejora la salud mental de un individuo porque lo conecta con la naturaleza, con los animales, árboles y ramas”, añade.

Con el uso del diseño biofílico, en espacios arquitectónicos también se incorporan elementos como plantas, agua, animales, olores y hasta sonidos. Y, pese a ser un método innovador y armonioso, Chávez reconoce que hay un vacío en esta parte del interiorismo de nuestro país.

Ramas de decoración
RaMa Design

RaMa Desig, la innovadora

Los beneficios de esta tendencia fueron el motivo que inspiró a María Antonieta Fernández para fundar RaMa Design, en abril de 2018. Al notar esta brecha en interiorismo, se animó a dar paso a la tendencia que renace la naturaleza muerta.

“Quería adornar mi comedor con una raíz. No la hallaba en ninguna mueblería de Guadalajara (de donde es originaria). Después, encontré a una persona vendiendo leña en la carretera y le pedí que la consiguiera. Cuando la tuve me encantó y me puse a crear lámparas y esculturas”. María Antonieta aprovechó esta oportunidad de negocio. Así, comenzó vendiendo entre amistades lámparas desde 2,500 pesos. Hoy, sus piezas se cotizan desde 5,000 hasta 150,000. “Todo depende del tipo de pieza que se fabrique y el tiempo que nos lleva en taller su fabricación”, explica.

Los efectos de un monzón en Bombay provocan el desplome de este edificio

“Efectivamente, no hay tiendas donde se ofrezcan estos productos, por eso cuando se nos presenta el proyecto RaMa Design en la SMI, lo apoyamos y avalamos porque nos pareció una idea bastante buena y original. Conozco a María Antonieta Fernández (creadora) y sé que ella misma hace las piezas, las trabaja, es decir, las talla”, destaca. “Ella se atrevió a trabajar con algo tan sencillo como una raíz seca. Y es que aunque a veces tengamos la idea frente a nuestros ojos, no nos atrevemos a materializarla”.

Y en tiempos crispados por la pandemia, resalta la importancia de introducir el ecosistema a nuestro hogar. “Con la gente tanto tiempo en casa, el tema del diseño y decoración, se vio favorecido. Todos querían ver su espacio lindo, diferente, con algo que inspirara; además, se trata también de agradecer aquello que nos regala la naturaleza”, agrega.

Lámpara hecha de rama - Ra Ma Design
Lámpara de RaMa Design

Miembro corporativo de la SMI, Fernández participará en agosto en Expo Diseño en las Vegas, Nevada; también llevará su labor a Estados Unidos, empezando por McAllen y Houston.

RaMa Design, ubicada en Saks Fifth Avenue, Lomas de Santa Fe, atiende de igual forma en Monterrey y Guadalajara y tiene envíos al interior de la República.

Publicidad
Publicidad
Publicidad