Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La tendencia de la biofilia tomará fuerza en 2021

Permeará en el color de muros, mobiliario y decoración, orientada a generar un ambiente de tranquilidad y conexión con la naturaleza.
mar 29 septiembre 2020 10:31 AM
Rumba -Adriana Hoyos.png
La biofilia se contagiará a los materiales de interiores y colores de los muebles.

Las plantas son grandes aliadas para reducir el estrés y aumentar el bienestar. Algunos estudios indican que al contemplarlas, mejora el estado de ánimo.

La naturaleza está presente a través de colores, materiales, olores y texturas. “Cada vez más queremos recrear elementos naturales y llevarlos dentro de nuestras casas, oficinas, restaurantes y a las ciudades mismas. No solo necesitamos a la naturaleza, somos parte de ella”, reflexiona Daniel Gómez Bilbao, paisajista y fundador de Huatan, firma de arquitectura del paisajismo.

Publicidad

Después del periodo de aislamiento provocado por la pandemia, todo lo que tenga que ver con la biofilia tomará mayor relevancia, anticipa Gómez Bilbao.

“No es casualidad que los colores tierra serán tendencia en el año 2021, en una búsqueda de mayor serenidad, calma, paz, abundancia, y menor estrés. Queremos recrear esos lugares que nos generan tranquilidad y armonía”, explica el especialista.

En días recientes, Adriana Hoyos Furnishings presentó la sala de la colección Rumba, inspirada en culturas indígenas latinoamericanas. Plantas, textiles y sonidos se hacen presentes en bordes curvilíneos suaves que convergen con líneas puras de madera con detalles en metales que invitan a experimentar sensaciones en cada textura.

Además de estar dedicado a los arquitectos Oscar Niemeyer y Zaha Hadid, el comedor de la colección TEN destaca por incorporar formas de la naturaleza, su tapicería personalizada en tela o cuero y 11 acabados diferentes (champagne, natural, bahía, charcoal, entre otros).

Esta vivienda ecológica se salió de control y fue invadida de plantas y moscos

Publicidad

En muros y techos

Asimismo, por onceava ocasión, Sherwin-Williams presentó su colección Colormix Tendencias. La edición 2021, lanzada en un evento virtual el 25 de septiembre, se conforma de cuatro familias, integradas por 10 colores cada una:

1) Santuario: con principios de biofilia e integración de elementos naturales, estilo escandinavo y mobiliario con formas orgánicas. Los colores son cálidos, terracota, anaranjados, beige y verdes.

2) Encuentro: marca una propensión por lo hiperlocal, con materiales naturales y mano de obra artesanal, con colores dorados, verde profundo, champiñón y azul profundo.

3) Fusión: enfocada en la expresión creativa, felicidad, sentimiento de seguridad y exploración sensorial, con colores brillantes, contemporáneos y de contrastes balanceados.

4) Continuo: destaca la vinculación con mundo digital y el lado humano de la tecnología, tonos azul acuático con conexión al bienestar físico y espiritual, lila tenue, gris industrial y aquatech.

Para 2021, Sherwin-Williams eligió a Urbane Bronze como el color del año, que funciona muy bien como acento en espacios interiores y para dar fuerza en exteriores, comenta Lisbeth Parada, especialista de color de la marca (que cuenta con una gama con más de 1,500 colores), quien aclara que las cuatro colecciones son sugerencias, aunque pueden combinarse entre ellas.

“Los colores profundos aportan una sensación de elegancia. Además de muros, puede utilizarse en cojines, sillones y artículos decorativos; con elementos de madera, metales cálidos y textiles crudos combinan muy bien”, reflexiona Parada.

Cortesía Sherwin-Williams.jpg

Publicidad

Ideas para combinar

Para diseñadores, arquitectos e interioristas, conocer las tendencias de color les ayuda a entender desde ahora lo que ocurrirá en los siguientes meses. “El color es un elemento importante de la arquitectura, disciplina que debe reflejar los momentos históricos y estilos de vida”, asegura Tania Quirarte, directora de TAQ Arquitectura, quien aporta varias ideas para mezclar en colores muros y techos en distintos espacios.

Por ejemplo, la colección Encuentro remite a lo artesanal y mexicano. En el techo de la sala se puede colocar Reddened Earth (6053) y en los muros Blustery Sky (9140) o Jubilee (6248) cuando el lugar no sea muy iluminado.

Para jugar con las tonalidades verdes, se pueden combinar en muros Oakmoss (6180), Pearl Gray (0052) y Tarnished Trumped (9026).

En una habitación infantil se puede aplicar el color Bona Fide Beige (6065) en el techo y Aleutlan (6241) en los muros, sugiere.

En un espacio de oficina, los colores neutros con acentos quedan muy bien. Hay que dar sensación de amplitud y concentración, así que el muro que queda frente debe estar luminoso. Una idea es colocar Commodore (6524) en los muros laterales y Pear Gray al frente.

Para finalizar, la arquitecta originaria de Guadalajara resaltó que no hay que tener miedo al color, sino jugar con él, ya que puede ayudar a decorar espacios sin necesidad de invertir mucho ni utilizar tantos accesorios o mobiliario.

CortesíaSherwin-Williams (1).jpg

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad