Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El diseño joven busca la mezcla perfecta entre la funcionalidad y el arte

Comex premió a tres diseñadores emergentes que lograron crear piezas con materiales naturales y procesos artesanales.
sáb 10 febrero 2024 10:00 AM
zona-maco
El diseño emergente se reunió en Zona Maco 2024.

El diseño vive, este 2024, en una casi contradicción. Mientras más jóvenes son los creadores, más buscan acercarse al origen de cómo se produce el mobiliario y de dejar privilegiar la estética de los objetos para darle también un espacio a la funcionalidad.

Publicidad

A la par, estos tres elementos son cada vez más valorados por los gigantes de la industria creativa, como Comex, empresa de pinturas y recubrimientos que este año decidió dar un premio al mejor diseñador emergente de Zona Maco, la feria de arte contemporáneo más grande de Latinoamérica.

El resultado fue un ganador y dos menciones honoríficas. El primer lugar fue para Sergio Enríquez, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, con su lámpara de mesa Monolito, elegidas por estar hechas totalmente a mano. “toda esa finura y calidad que hace que parezca industrializada y que también tienen muchas piezas aquí. Ya están muy bien terminadas, tienen un acabado listo como para comercializar. Ese es el ganador”, dice Norman Montiel, gerente de Vinculación Profesional de Comex.

La luminaria, de tamaño pequeño, está hecha de roble y tiene una forma similar al champiñón, ya que se compone de dos cuerpos con líneas sutiles y que justo de la zona de la unión entre los bloques de donde proviene una luz tenue que alumbra la superficie sobre la que se coloque.

Este elemento del trabajo manual en la creación de las piezas también fue el que influyó en los otros dos reconocimientos dados y que no estaban contemplados, además de su uso “también premiamos la funcionalidad, porque no son solamente piezas de arte, porque algunas veces se hace más arte que diseño. Estas piezas se cruzan pues también tienen funcionalidad”, agrega Norman Montiel de Comex.

premio-comex-zona-maco
Sergio Enríquez hizo una lámpara de mesa con roble de manera artesanal.

Como la pieza Qualo, con la que OŠ Estudio, formado por Stephanie Fanghanel, Mauricio Vega y Rodrigo Caldera de la Universidad Anáhuac, que por sus dimensiones —hay dos tamaños—, material y forma parece una escultura, pero funciona como lámpara para que no sólo sea decorativa “queremos que funcione para iluminar un lugar, pero también que se vea bonito. Creemos que estos elementos siempre tienen una forma de juntarse aunque parezca que no”, explica Mauricio Vega.

De acuerdo a Stephanie Fanghanel, la idea fue representar los eclipses “algo importante para los mayas porque significa el inicio de algo más. De ahí agarramos el concepto y buscamos representarlo”, dice. También plasmaron la importancia del número cuatro para la cultura prehispánica en el uso de cuatro platos que significan cuatro estaciones y cuatro ejes.

qualo-os-estudio
Qualo fue creada con piedra volcánica y bronce.

El objeto, hecho de piedra volcánica y bronce, fue producido de manera artesanal, uno de los elementos más importantes para el estudio cuando pensaron en crear la pieza.

La segunda mención honorífica fue para Banco Arizona de Simplicita Studio, formado por María José Novoa e Ivana García. Las diseñadoras crearon la pieza con madera de cedro rojo y la elección de este material fue lo único de las betas en cada producto y la manera en la que combina con el macramé con el que es recubierto el asiento.

zona-maco-2024
El uso de materiales naturales con procesos artesanales se convierte en la regla.

Publicidad
Publicidad
Publicidad