Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Obra del mes: Santa Tere en San Miguel de Allende

El proyecto de rehabilitación fue realizado por Oficina de Diseño Colaborativo, Atelier TBD y Maye Estudio.
lun 05 febrero 2024 06:00 AM
santa-tere
Santa Tere, San Miguel de Allende.

Cuando se piensa en intervenir un inmueble vienen a la mente grandes casonas, palacetes, o edificios históricos cuyos muros representan una obra de arte. Y los esfuerzos por hacerlos habitables suelen centrarse en mantenerse fieles a la arquitectura original.

Publicidad
santa-tere
El proyecto, una autoconstrucción en San Miguel de Allende, se ha convertido en una oficina creativa.

Sin embargo, Santa Tere, un proyecto de rehabilitación en San Miguel de Allende, se distancia de esta estrategia. Nadyeli Quiroz, fundadora de la Oficina de Diseño Colaborativo (ODC), que participó en el proyecto, explica: “La idea fue dejar la preexistencia como estaba. Mantener en la medida de lo posible el edificio, que no tiene un valor histórico patrimonial como los edificios antiguos de San Miguel de Allende. Es un edificio de autoconstrucción”.

La obra, cuya edad desconocen los despachos que lo renovaron —aunque calculan que data de hace 30 años, cuando la colonia dejó de ser rural— y que se encuentra en el polígono de patrimonio de la ciudad, a pesar de no ser considerado así, ahora es oficina de Maye, estudio de interiorismo, de ODC, de la fotógrafa Eugenia Tinajero y de la escritora Camila Sánchez.

santa-tere
En el proyecto se decidió respetar la marca del paso del tiempo.

El resultado es una edificación de baja estatura que en partes parece obra negra, con muros despintados, graffitis y paredes picadas que no niegan el paso del tiempo. No obstante, combinadas con herrería, azulejos y mobiliario en colores primarios, se sitúa claramente en nuestra época.

“Decidimos trabajar mucho con contrastes, porque aparte es una zona de interés medio-bajo donde está Santa Tere. Mantuvimos todos los grafitis, todas estas expresiones de quienes vivieron ahí antes, contrastándolas con nuestras intervenciones que son muy fuertes y muy radicales tanto en que son muy modernas y en que están llenas de color”, dice la arquitecta.

Para lograr esta combinación, ODC junto a Atelier TBD y Maya Estudio, usaron azulejos de cocina brillantes de Daltile, colores en algunos muros, instalaciones hídricas y eléctricas exteriores, así como mobiliario “chunky”. También hicieron ligeras modificaciones que ayudaron a que la autoconstrucción tuviera más ventilación y espacio libre, como tirar muros para crear un patio central.

Santa-Tere
Combinaron la obra original con azulejos y herrería colorida.

Pero el encanto del espacio proviene de ser un proyecto personal. Además de ser la primera obra de Nadyeli Quiroz en su regreso a México, fue concebido principalmente para el desarrollo de sus actividades. “Fue un playground. Pudimos llevar a cabo todas las ideas que nos apetecían, hacerlo divertido y juguetón. Creo que eso se refleja; es nuestro espacio de creatividad”, explica.

Este sentimiento se ha transmitido a la comunidad, quienes acuden a la oficina de la gran puerta azul en los eventos que organizan todas las creativas —y todas mujeres— que realizan actividades abiertas al público y le dan una segunda vida a un espacio que, muchos, hubieran decidido desaparecer.

santa-tere
El patio central no era parte de la construcción original, pero ha funcionado como un espacio de convivencia entre las miembros de la oficina.

Créditos:
Arquitectura: Oficina de Diseño Colaborativo OCD, Atelier TBD
Diseño interior: Oficina de Diseño Colaborativo OCD, Atelier TBD, Maye Colab
Mobiliario y colorimetría : Maye Colab
Diseño de Paisaje: Oficina de Diseño Colaborativo OCD, Atelier TBD
Principales: Maye Ruiz, Nadyeli Quiroz, Victor Wu
Equipo de diseño: Alejandra Skinfield, Paola Bravo, Sara Lopez Farias
Consultoría estructural: Formula+, Yoyo Wu
Fuentes:
Herrerías: Crónica Estudio
Fotos: Leandro Bulzzano

Publicidad
Publicidad
Publicidad