Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Una pieza clave para proteger los equipos eléctricos

OPINIÓN: Los empaques son dispositivos metálicos que ayudan a evitar que entren los elementos del medio ambiente externo.
Gabinete
Gabinete - (Foto: Tomado de Flickr/IsmaelHernandezD)

Mucho se habla de la protección de los equipos eléctricos para que se mantengan funcionando sin ningún tipo de problemas ¿pero en realidad cómo puede lograrse esto? Para garantizar el correcto desempeño y larga vida, los técnicos deben seleccionar una pieza fundamental llamada empaque, una pieza clave específicamente diseñada y determinada para usarla en un determinado ambiente de trabajo.

Estos dispositivos metálicos ayudan a evitar que los elementos del medio ambiente externo entren dentro del gabinete —tales como polvo, suciedad, agua e Interferencia Electromagnética (EMI) e Interferencia de Radiofrecuencia (RFI)– , incluso pueden contener el ruido y otras formas de interferencia generadas por los componentes internos.

Los empaques proporcionan un sello hermético entre dos superficies de contacto articuladas, ligeramente irregulares, tales como el gabinete y sus puertas y accesorios. En muchas aplicaciones, interiores y exteriores, un empaque propiamente instalado y que funcione correctamente es un elemento crítico para la protección de equipo eléctrico y electrónico alojado dentro del gabinete.

Varias organizaciones dictan los estándares de la industria para gabinetes eléctricos  —entre las más reconocidas son la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), la Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos (NEMA), la Asociación de Estándares Canadienses (CSA) y Underwriters Laboratories (UL) para el cumplimiento de estándares mediante la implementación de pruebas realizadas por parte de terceros y la inspección en sitio—, lo cual sirve para garantizar que los empaques proporcionen los niveles necesarios de protección.

La IEC 60529 contiene una lista de códigos utilizada para identificar el grado de protección, el cual, comúnmente se conoce como estándar IP.  Estos códigos reflejan la capacidad de un gabinete eléctrico para evitar el acceso a partes electrificadas, ya sea por personas, herramientas, humedad, polvo o suciedad.   Sin embargo, el estándar IP a menudo no es tan estricto como los estándares NEMA, CSA y UL. 

Existen tres principales tipos de empaques: en tiras, de espuma (FIP por sus siglas en inglés – Foam In-Place) y cortados a la medida. El FIP actualmente es el tipo de empaque más popular, pues ofrecen una buena resistencia en la compresión de ajuste y normalmente son menos costosos que otro tipo de empaques.

Publicidad

Los empaques a la medida se encuentran habitualmente disponibles en dos formas: empaques regulares a la medida del perímetro exacto de la superficie y empaques Chevron, que incluyen dos piezas que empatan una con la otra en forma de L y que igualan la superficie del perímetro. Al igual que los empaques FIP, los empaques troquelados a la medida, de una sola pieza, no tiene uniones. Sin embargo, normalmente éstos son más costosos.

Aún cuando los empaques sean seleccionados adecuadamente para una aplicación o cuenten con un tipo específico apropiado para el medio ambiente, se les debe dar mantenimiento para garantizar un desempeño óptimo. Los empaques deben de revisarse para detectar posibles daños físicos tales como cortes, desgaste o muescas.

Los empaques viejos pueden debilitarse tras la exposición prolongada a los elementos del medio ambiente. No obstante, el reemplazo de un empaque dañado o envejecido priva al gabinete de seguir contando con el estándar UL. En ciertas situaciones, el estándar UL pude mantenerse al reemplazar la puerta del gabinete por completo.

Otra opción sería  la de reemplazar el empaque original por un empaque de anillo a la medida que es fabricado específicamente para el gabinete. Sin embargo, esta opción no conserva el estándar, por lo que no debe hacerse en caso de que la certificación UL sea necesaria.

Dado que los empaques realizan una tarea crítica al evitar, como se mencionó anticipadamente, que entren contaminantes  y fuentes de interferencia a un gabinete y, en algunos casos, que salgan ruidos de los mismos, deben ser diagnosticados adecuadamente para el ambiente en el que serán utilizados, con el objetivo de garantizar un desempeño confiable.

Se debe llevar a cabo diversas pruebas para determinar el tipo/estándar UL apropiado y, una vez que se selecciona el empaque, se le debe dar mantenimiento para garantizar una protección adecuada.

 

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad