Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El cine más bello de México y el respiro durante la pandemia

La Cineteca Nacional, obra de Rojkind Arquitectos, se ha convertido en un sitio de contacto con la cultura durante la contingencia sanitaria, debido a su foro al aire libre.
mié 10 marzo 2021 08:09 PM
Cineteca
Cineteca. El recinto tiene como objetivo que la población en general conozca con oportunidad la amplia oferta de calidad.

La Cineteca Nacional, con su ya emblemático techo de acero geométrico que da la sensación de estar siempre al aire libre, fue reconocido como el décimo noveno cine más bello del mundo, según la revista Time Out.

Pero en las últimas semanas, la obra de Rojkind Arquitectos, despacho del reconocido arquitecto mexicano Michel Rojkind , ha sido tema recurrente de los capitalinos no sólo por el reconocimiento, sino por el Foro al Aire Libre.

Publicidad

El 19 de febrero del 2021, la Secretaría de Cultura de México anunció que se comenzarían a proyectar funciones gratuitas en los espacios abiertos del recinto, luego de dos meses de suspensión de actividades debido a la contingencia sanitaria por el COVID-19.

A pesar de que se tuvo que reducir el aforo de 750 personas a 200, para mantener las medidas de seguridad ante los contagios, las funciones de todo el primer fin de semana se mantuvieron llenas y las personas llegaron con anticipación.

Esta fue una de las intenciones de Rojkind, que buscaba que el cine no sólo fuera un lugar para ver cine, sino un sitio de convivencia dotado de espacio público que sirviera como respiro para los visitantes.

“No queríamos que se sintiera como el lobby de un cine comercial, queríamos que se sintiera más bien como un campus universitario con todo flotando en un parque”, describe Michel Rojkind.

El Reino Unido y Alemania flexibilizan las restricciones contra el coronavirus

De las cenizas

El complejo como se conoce en la actualidad fue renovado en 2012 el despacho de arquitectura. El equipo reconstruyó de las cenizas al edificio que guarda al acervo del séptimo arte más importante en toda América Latina.

Después de su incendio en 1982 el cine se creó una instalación temporal, pero no era adecuada para los fines de la Cineteca, por lo que fue intervenida y se aprovechó para ampliarla.

 

Pero, en lugar de usar todo el terreno disponible en el pueblo de Xoco, el estudio decidió brindar amplitud y espacio público para la convivencia de la comunidad circundante, que cada vez experimenta más densidad urbana a su alrededor.

Rojkind Arquitectos, en su página de internet, cuenta que las primeras acciones realizadas fueron la reubicación del estacionamiento para reducir el área que ocupaba, por lo que se hizo una estructura de seis pisos. Además, se reactivó la puerta trasera —que ahora es la principal— para beneficiar a los asistentes que llegaban en transporte público y a pie.

Al centro del lugar, en la intersección de los caminos de los dos accesos, se creó una plaza pública de 80 por 40 metros protegida por un techo que conecta a las salas de cine. Sin embargo, los paneles contienen perforaciones que dan la sensación de siempre estar al aire libre. Además de que no existen muros que delimiten el espacio interior y exterior.

Charlie, el robot de Yamaha que ofrece compañía durante la pandemia

En este sentido de campus, se privilegió la convivencia fuera de las salas de cine, por lo que el diseño contempló el foro al aire libre para 750 personas, amplias áreas verdes y nuevos locales comerciales. Estos espacios, durante la pandemia, se convirtieron en un respiro para las personas.

La Cineteca Nacional ha usado estos espacios para dar funciones gratuitas y con cobro con un riesgo menor por contagios de COVID-19 debido a la circulación del aire.

“Las miles de personas que cruzan la Cineteca a pie todos los días ahora encuentran un acogedor espacio público. Los usuarios del metro siguen caminando a través del complejo en la mañana y por la noche, el personal médico de un hospital cercano se detienen a comer su almuerzo, los estudiantes pasan el rato en el parque por la tarde, y los espectadores de cine asisten a los eventos gratuitos al aire libre en la noche. Los

nuevas amenidades han convertido el campus en un espacio de reunión favorito no sólo para los aficionados al cine, sino también para los residentes y trabajadores de Xoco que se han apropiado del espacio como si fuera su patio trasero”.

 
Publicidad
Publicidad