Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cambiar arquitectos por programadores?

La IA se manifiesta en la vida cotidiana y en todos los sectores, la arquitectura no es la excepción y será un complemento más que herramienta de trabajo.
jue 23 junio 2022 04:00 PM
IA Arquitectura diseño
Hay un debate sobre si las tecnologías compiten o complementan las labores de la arquitectura.

Hace tres años, un conocido personaje de las redes sociales (hoy retirado de las mismas) y empresario inmobiliario, comentaba en un canal de Youtube que en los desarrollos inmobiliarios “estamos cambiando arquitectos por programadores. Hoy, en lugar de empezar con un arquitecto a diseñar metes programación, entonces un software en lugar de un edificio te hace mil iteraciones para ver cual es el mejor edificio”.

“Lo estamos haciendo con Grasshopper y Rhino, tengo modelos tridimensionales de edificios a proyectar en miles. Así es el modelo de negocios en el desarrollo inmobiliario de hoy. Hoy se hace arquitectura digital. En la supervisión de obra ya todo es digital, los drones y las cámaras supervisan todo. Y asegura que “ya no se necesitan humanos”, agregó.

Publicidad

Sin embargo Cognizant, consultoría especializada en tecnología, afirma en su estudio Applied AI: Beyond Science Fiction to Business Fact, que las personas y no sólo las máquinas, impulsarán la innovación digital. “A medida que los datos digitales crecen de manera exponencial, surgen formas más avanzadas de inteligencia artificial que, con el tiempo, aumentarán la capacidad humana para hacernos más inteligentes y productivos y más eficaces en nuestra vida personal y profesional”.

Por su lado, la IDC, International Data Corporation, estima que el gasto mundial en IA crecerá de 8,000 millones de dólares en 2016 a 47,000 millones de dólares en 2020, con un crecimiento anual compuesto del 55.19%, con lo que se demostraría que la IA tiene un amplio atractivo y no está siendo impulsada por un una sola industria o función comercial.

Banxico aumenta su tasa de interés a 7.75% y así te puede afectar

Para el profesor de la UDLAP (Universidad de las Américas de Puebla), José Luis Jaspeado Escalona, el uso de la IA “no ha modificado hasta este momento de forma sustancial los procesos inherentes a la arquitectura en México, sin embargo hay cambios contundentes en los patrones de vida, entonces podemos hablar de ciertas afectaciones indirectas en la profesión”.

Stephen Hawkins advirtió una veta catastrófica, mientras que el arquitecto Matthias Kolher, profesor de arquitectura y fabricación digital en la Escuela Politécnica de Zurich, considera que la IA es una gran aliada de la arquitectura, siempre y cuando sea utilizada con ética.

Para el profesor Jaspeado lo ideal “es una postura que medie con ambos extremos y que no desestime las transformaciones que la IA ya está imponiendo a la profesión. Lo peor que puede pasar es que la IA haga más hondas las brechas y diferencias sociales que de por sí ya existen, será interesante ver cómo es que próximamente nos adaptamos la industria, las universidades y las oficinas, sobre todo en el contexto de la realidad nacional”.

Por su parte, la arquitecta y editora Selene Patlán no comparte la visión de sustituir arquitectos por programadores “en términos de eficiencia puede resultar un mejor negocio pero no se puede reemplazar uno por otro. Lo ideal sería lograr un punto de equilibrio”

Agrega que “en algún momento la figura del arquitecto llegó a tener un peso importante en la sociedad y no sólo en términos de espacio, sino hasta en toma de decisiones políticas, arquitectos como Pedro Ramírez, Mario Pani, Juan O'Gorman, por mencionar algunos, cambiaron la historia de la arquitectura mexicana y su aportación fue enorme”.

“Eran personajes a quienes se les visualizaba como una sola figura que diseñaba todo, ahora los tiempos han cambiado y las profesiones han logrado especializarse en su propia rama, entonces el futuro debería ser colaborativo e interdisciplinario, en donde la suma de profesiones o conocimientos haga más y no menos”.

Patlán comenta que “la eficiencia de ciertos programas puede ser usada para balancear los recursos, disminuir el costo del desarrollo o ejecución de los proyectos, invertir en un buen arquitecto o diseño que permita ganar calidad de vida”.

Claudia Sheinbaum da positivo a COVID-19 por segunda vez

Para el profesor Jaspeado, la IA se puede pensar como un paradigma o como un conjunto de herramientas y tecnologías que emulan la capacidad humana. Si se piensa como el primero, entonces la profesión si podrá quedar desplazada, no los arquitectos.

Así se usa la IA en la arquitectura

Si se considera más como un catalizador tecnológico de los procesos, entonces la arquitectura simplemente se modificará, se hará más eficiente en la realización de múltiples tareas y en la toma de decisiones. La IA, afirma, debe plantearse como una plataforma que detone una forma de operar desde lo transdisciplinar.

Por otra parte, Roberto Michelsen, arquitecto que ha participado en propuestas que conjuntan arquitectura contemporánea incluyendo el medio ambiente, opina que la IA “es sólo una herramienta más a nuestra disposición. Hubo un momento en que se usaba un hilo para trazar miles de geometrías, de ahí se pasó a planos, a la computadora y los programas se han ido sofisticando”.

Publicidad

La clave de la utilización de la IA en la arquitectura está, para Michelsen, en “ese punto medio de sensibilidad que puede aportar. El conocimiento de la misma, el operador de los equipos le puede dar sentido. Le puede dar orientación hacia una vivienda que aparte de económica sea digna, pero también se le puede dar un uso más mercantilista”.

Michelsen colabora con el estudio multidisciplinario Manufactura, en donde utilizan un robot KUKA KR150, cuyo uso es múltiple. El también interiorista comenta que hay muchas posibilidades de programación de este robot que aún no han sido exploradas.

Con Manufactura, Michelsen colabora en el diseño de una casa que indica, “representa cómo lo artesanal y lo tecnológico se pueden equilibrar y compaginar para que el resultado sea también acorde a México, ya que muchas veces los robots, máquinas o programas vienen más tecnificados, de Europa o Asia”.

Dinorah Martínez Schulte, Co Founder de Manufactura, se pronuncia por una relación equilibrada, de colaboración en armonía entre el ser humano y las máquinas, sin dejar de lado la naturaleza, por lo que ocupan materiales orgánicos, reciclados y reutilizables, que son procesados por KUKA KR150, que Martínez opera.

El Azteca, el único estadio en el mundo sede de tres Mundiales

Con el uso de la IA, en este caso, se busca lograr una conexión hombre-máquina, encontrar soluciones creativas a través de procesos digitales, con el apoyo del conocimiento y cultura de México. Para Martínez, la IA en México se encuentra en desarrollo y avanza a su ritmo.

Otros ejemplos de casos interesantes los comparte el profesor Jaspeado Escalona, quien considera que se dan a escala urbana. “Las ciudades pueden verse favorecidas si aprovechan el potencial del Big Data Analytics, con una mejor planeación, movilidad, dotación de servicios o mejores infraestructuras, así como todo aquello que no necesariamente pertenece al entorno construido, como por ejemplo políticas públicas derivadas de entender, aprovechar y cruzar esos datos.

Finalmente, la consultora Cognizant, en su documento 21 Jobs of the future, presenta que en el mundo se está desarrollando una nueva estructura maestra de trabajo en donde las tareas humanas y mecánicas van de la mano y los estudios indican que el crecimiento es exponencial.

Frente a este perspectiva, en los trabajos del futuro destaca el de arquitecto ambiental, que además de educación y experiencia en arquitectura, diseño, conocimiento de certificación LEED y WELL así como pensamiento interdisciplinario (comprensión del bienestar, antropología y sostenibilidad), destaca la “sed de innovación equilibrada con conciencia comercial”.

Se considera en el estudio que un 90% de los estadounidenses pasan su tiempo en interiores, se ha reemplazado el sol con focos, el aire fresco por HVAC, y el sonido natural por bocinas y pantallas luminosas y ruidosas. Y se ha creado un nuevo ser humano bajo un nuevo entorno. Pero estas ventajas, se indica, traen también enfermedad, insatisfacción y menos producción. Y es aquí en dónde el trabajo del arquitecto ambiental seguirá encontrando su espacio ideal.

Cognizant también indica que lejos de desaparecer la profesión de arquitecto se transforma y seguirá haciéndolo. Además trabajará no sólo en las instalaciones, sino en la administración, los bienes raíces, los corporativos e incluso en los recursos humanos porque adoptará un enfoque holístico, que abarque salud y bienestar, subrayando el papel de la ética.

Publicidad
Publicidad
Publicidad