Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reserva 'El Veladero', en riesgo de perder su riqueza natural

OPINIÓN: Cada vez existen menos zonas de conservación o preservación, y en su lugar, quedan colonias populares que son riesgosas para sus habitantes por la inestabilidad de las construcciones.
Reserva El Veladero
Reserva El Veladero - (Foto: Cortesía)

Es preocupante la falta de interés que las autoridades tienen por los sitios protegidos. Es de conocimiento público que los asentamientos irregulares en zonas ejidales contribuyen al deterioro ambiental, y aún así, se sigue dejando de lado.

Como resultado, cada vez existen menos zonas de conservación o preservación, que deberían ser pulmones urbanos, y en su lugar, nos quedamos con colonias populares, que son además riesgosas para sus habitantes por la inestabilidad de las construcciones y carentes de infraestructura y servicios.

Por mencionar sólo un caso, de muchos, "El Veladero" es una reserva ecológica de 3,617.41 hectáreas en el municipio de Acapulco, Guerrero, decretada Parque Nacional el 17 de julio de 1980 (INEC, 2007), que está en riesgo de perder por completo su riqueza natural.

Originalmente estuvo conformada por al menos 385 especies vegetales (Noriega, 1990) de las cuales al menos 11 se encuentran protegidas por la NOM-059-SEMARNAT-2001 por su valor desde el punto de vista ecológico y por lo tanto, muy valiosas para su conservación.

Sin embargo, el biólogo Roberto Otero Zaragoza (2009) identificó varias amenazas de origen antropogénico, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Expansión incontrolada de la mancha urbana
  • Tala inmoderada que ha repercutido en terrenos erosionados
  • Tumba y quema de la vegetación para las actividades agrícolas
  • La constante extracción de especies de flora amenazadas
  • La inadecuada disposición de residuos sólidos (vertido de aguas residuales dentro de los límites del parque y tiraderos de basura a cielo abierto)
  • Vandalismo a los vestigios rupestres de la región
Publicidad

Otro ejemplo es el Cerro de Moctezuma, en Naucalpan de Juárez, Estado de México, cuya extensión se ha visto reducida en los últimos 10 años por ventas ilegales de terrenos, sucesiones y apropiaciones. Es imperante que los planes de desarrollo urbano acoten con precisión las áreas protegidas para evitar su pérdida, a fin de cuentas, son de beneficio común.

Como arquitectos y constructores, debemos evitar a toda costa la urbanización en este tipo de zonas y realizar propuestas de valor que sean respetuosas con el medio ambiente y socialmente responsables.

________________

* Directora de Proyectotal (proyectotal.com) y arquitecta por el Tecnológico de Monterrey.

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad