Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las empresas ganadoras y perdedoras durante la crisis de la construcción

Aunque durante la pandemia el sector tuvo una caída profunda, hubo compañías, como las dedicadas a la tecnología, que tuvieron una racha de aceleración y crecimiento.
mar 15 septiembre 2020 05:00 AM
Aerial view of concrete and cement mortar plant. Concrete mixing silo for stone and sand. Bulk material storage site. Industrial concept and construction background.
Las empresas del materiales y servicios también fueron arrastradas por la caída del sector.

Los últimos dos años han presentado grandes retos para el sector de la construcción. Durante 16 meses mantuvieron un valor de producción a la baja, que se pronunció durante el primer semestre del 2020 a causa de la crisis provocada por el coronavirus.

En la jornada de Sana Distancia, implementada como medida del gobierno para prevenir más contagios de COVID-19, las obras tuvieron que cerrar, lo que complicó aún más su desarrollo. Sin embargo, las constructoras no fueron las únicas participantes que vieron influencia de la pandemia: las compañías de materiales, equipo y tecnología, también tuvieron transformaciones en este periodo.

Publicidad

Komatsu, una compañía de alquiler de maquinaria de origen japonés, con operaciones en México, resintió los estragos del coronavirus al igual que el sector, sin embargo ellos optaron por diversificarse para mantenerse sólidos.

Es decir, ofrecer sus servicios a los ramos más importantes y estar abiertos a cambiar de sector dependiendo de las condiciones. Omar Piña, director comercial de Komatsu ejemplifica que, aunque la infraestructura carretera en ocasiones disminuye, pueden enfocarse en los proyectos vigentes como los actuales, que se basan en la conservación y modernización.

Además, la compañía cuenta con una financiera propia que les ha permitido otorgar créditos a sus clientes y de esta manera incentivar el flujo de operaciones.

Pero para empresas como Procore, que brinda tecnología al sector de la construcción, la pandemia se convirtió en una etapa de crecimiento. “Ha habido un aceleramiento en la adopción de este tipo de tecnología. Se pensaba que la actualización iba a tardar 10 años, pero la aceleración recortó el tiempo a la mitad, porque se quiere comunicar mejor la oficina central con el campo y mejorar la conexión con las personas a distancia”, dice Cristian Morgali, gerente para Latinoamérica.

Aunque a nivel mundial los proyectos de construcción fueron frenados, para continuar fue casi forzosamente necesario adoptar tecnologías que permitieran operar sin conglomeraciones y trato cara a cara, de manera más eficiente .

¿Por qué AstraZeneca detuvo los ensayos clínicos de la vacuna contra COVID-19?

“Procore está dentro de las empresas que sí tienen beneficio durante el COVID-19, velo como si fuera un Amazon o Netflix, que son tecnologías en la nube que se ven beneficiadas por eso. Aunque también estamos indexados al mundo de la construcción. Entre más construyen, más usan las herramientas, aunque por la nueva normalidad ha habido un aceleramiento en su uso”, explica Morgali.

Pero a quienes no les fue tan bien, fue a las empresas de materiales. Cemex, una de las más grandes del país, resintió las medidas de aislamiento social y suspensión de labores. El precio de sus acciones tuvo una caída drástica; el 2 de enero registraron un valor de 7.16 pesos, mientras que el 25 de marzo, día en que comenzó la Jornada de Santa Distancia, su costo llegó a 4.29 pesos.

Presentaron una caída de 44 millones de pesos de utilidad neta debido a las suspensión de labores en la mayor parte del continente, explicó la empresa.

Publicidad

Tags

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad