Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La crisis de la construcción más allá de la pandemia: acumula 31 meses negativos

Desde 2018 la industria ha registrado caídas que no se detienen y ha llegado a niveles más bajos que en la crisis del 2009. La pandemia llegó a agravar la situación al tirar a la edificación.
mié 24 marzo 2021 12:10 PM
Silhouette of engineer and construction team working at site over blurred background for industry background with Light fair.Create from multiple reference images together
La industria ha sido afectada por la reducción de infraestructura desde 2013.

La industria de la construcción continúa en un bache que la ha tenido durante 31 meses consecutivos a la baja. Antes de la pandemia de coronavirus, la situación del sector ya se encontraba en cifras negativas y se agravó con la contingencia sanitaria.

A partir de junio del año pasado, parecía que el panorama mejoraría debido a que la Encuesta Nacional a Empresas Constructoras (ENEC) comenzó a reportar cifras de avance, sin embargo, estas sólo mostraron crecimiento en las comparativas mensuales. En el cotejo anual, los números continuaban inferiores.

Publicidad

Este enero de 2021, el valor de producción fue 0.6% mayor que en el décimo segundo mes del año pasado, sin embargo, también resultó 18.92% inferior a lo registrado en inicios del 2020, cuando también se registraba un valor de 0.6% menor al del mes predecesor y 15.6% de caída en comparación a enero del 2019.

Más allá del COVID-19

De enero a noviembre del 2019, el valor de construcción de la industria tuvo una caída de 7.7%, aún más profunda que la de 6.8% observada en 2009, durante la recesión global. Tras ver los resultados, el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (Ceesc) dijo que los obstáculos que afectaban al sector eran menos recursos públicos para el desarrollo de infraestructura adecuada.

“El deterioro de la actividad productiva de la industria de la construcción en el 2019 fue, entre otras, disminución en la ejecución de la inversión física presupuestaria, al registrar una contracción de 14.0% en el periodo enero-noviembre, en relación con el mismo periodo del 2018. Los recursos destinados al desarrollo de infraestructura para el abastecimiento de agua potable y alcantarillado, así como al de comunicaciones y transportes, registraron caídas de 44.5 y 20.8%, respectivamente durante el periodo”, explicó el organismo en un reporte.

El problema ha continuado en 2020 y 2021, ya que el financiamiento se ha concentrado en las megaobras del gobierno federal, como el Aeropuerto Felipe Ángeles y el Tren Maya, en donde participan grandes empresas constructoras y el Ejército.

Pero la situación comenzó años atrás. De 2013 a 2020 el gasto público en infraestructura se redujo 40%, con una tasa anual de pérdida de hasta dos puntos porcentuales. Por lo que, lo que mantenía a flote al sector era la construcción de edificación por parte de empresas privadas.

Banksy vende una obra en cifra récord para apoyar al personal médico

Publicidad

En enero de 2020, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística reportó que durante el mes, de 100 puntos totales del valor de producción reportados, 50.8 correspondían a esta rama, mientras que 39.5 eran de obras de ingeniería civil, en donde se encuentra la infraestructura pública.

Sin embargo, la pandemia de COVID-19 también hirió a este subsector. Por ejemplo, las vivienderas disminuyeron su producción y comercialización de inmuebles durante 2020, debido a la suspensión de actividades y ralentización de los trámites y permisos para construir. Lo que desembocó en que la edificación disminuyera a 48.6 puntos del total, y cayera 21.4% con respecto al año anterior.

Ante esta situación, la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) han realizado llamados para que sean las empresas constructoras, especialmente medianas y pequeñas, las que sean subcontratadas por los militares para participar en los proyectos.

Javier Solares Alemán, nuevo presidente del organismo que representa a compañías de la industria, estima que este 2021 el crecimiento de la industria sea de entre 2 y 5% en comparación con el año pasado. Aunque, el panorama es positivo debido a que se esperan cifras positivas, sin embargo, el desarrollo no superaría a la contracción de 17% ocurrida en 2020.

Bolsonaro reparte pastel a sus seguidores tras lavarse las manos en un estanque

Publicidad

Tags

construcción Industria de la construcción Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción
Publicidad
Publicidad