Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Zapotillo, el proyecto que ha generado disputa por el agua entre dos estados

Tras 10 años de cancelaciones y negociaciones la construcción de la presa ha sido reanudada.
lun 12 septiembre 2022 07:41 PM
Presa El Zapotillo
Tras 10 años de cancelaciones y protestas, la presa El Zapatillo verá la luz a finales del 2023.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, ha confirmado el reinicio de la construcción de la presa El Zapotillo, una obra que nació hace 10 años como promesa para abastecer de agua potable a los estados de Guanajuato y Jalisco

Publicidad

Se localiza a 100 kilómetros de Guadalajara, sobre el Río Verde, y ha sido impulsada por la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y los gobiernos del Estado de Jalisco y Guanajuato para abastecer a la ciudad de León, región de los Altos de Jalisco y la Zona Metropolitana de Guadalajara.

La presa El Zapotillo y sus intervenciones

La cuenca de Río Verde tiene influencia en los estados de Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato y Jalisco, cuyos escurrimientos no comprometidos descargan en el Río Santiago, por lo que con la finalidad de logar el aprovechamiento sustentable del agua, Jalisco y Guanajuato presentaron solicitudes para aprovechar el líquido no comprometido.

En 1990 se le otorgaron a Guanajuato 2.3 metros cúbicos3 por segundo y a Jalisco 12.2 metros cúbicos por segundo, que de acuerdo con el decreto de la Conagua estas medidas se consideraron idóneas para cada zona, sin embargo, las partes no estuvieron de acuerdo.

El Gobierno del estado de Guanajuato solicitó al Gobierno Federal una mayor cantidad de agua proveniente del Río Verde, para potabilizarla y servirla a la población de municipio de León, Guanajuato, el motivo de esta petición fue que en el estado se encuentra el 30% de los acuíferos sobreexplotados y necesita fuentes alternas para servir agua de buena calidad a la población.

Lee: El Trolebús Elevado se avecina: estos son los detalles

Después de negociaciones, en 1995 el Diario Oficial de la Federación (DOF) aprobó dotar al estado de Guanajuato con 119,837,000 metros cúbicos al año, quedando disponible para el estado de Jalisco 384,739,000 al año.

Durante dos años ambos estados recibieron las cantidades establecidas de agua, sin embargo, en 1997 por petición del estado de Jalisco se realizó una modificación al acuerdo que había realizado, estableciendo que, de 384,739,000 metros cúbicos se restaran 12,600,000 metros cúbicos para destinarlo a la producción agropecuaria, por lo que la reserva para uso urbano quedó así: reserva total 491,976,000 metro cúbicos, de los cuales 372,139,000 metros cúbicos eran para Jalisco y 119,837,000 para Guanajuato.

Con la finalidad de materializar el decreto de distribución de las reservas de agua de la cuenca del río, en 2005 se firma el acuerdo de coordinación Semarnat-Jal-GTO., para abastecer de agua a León, Los Altos y la Zona Metropolitana de Guadalajara, ante este acuerdo se toma la decisión de la construcción de las presas Arcediano y El Zapotillo.

Debido a la alta contaminación del Río Santiago y una falla geológica en la zona que incrementaba los costos de cimentación de la cortina, el proyecto de la presa Arcediano se anuló en 2007. Se justifica que la presa Zapotillo es unas de las soluciones para abastecer la Zona Metropolitana de Guadalajara y se firmó un acuerdo de entendimiento entre la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Jalisco y Guanajuato, en donde se propuso una modificación del acuerdo de 2005.

En este acuerdo se planteó aumentar la cortina de la presa El Zapotillo de 80 metros a 105 con la finalidad de aprovechar un volumen máximo de 104,068,000m3, es por eso que el entonces gobernador de Jalisco Emilio González Márquez autorizó adecuaciones a la altura de la cortina de la presa, pero el mandatario no contaba con la autorización del congreso local y la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó detener la obra.

El incremento dela cortina implicó inundaciones en los poblados Acasico, Palmarejo y Temacapulín, derivando oposición de los habitantes los cuales iniciaron un proceso de lucha por la defensa del territorio y presentaron dos demandas constitucionales en contra del aumento en la altura de la cortina de la presa.

La primera demanda fue promovida por el municipio Cañadas de Obregón, la segunda demanda fue presentada por el H. Congreso del Estado de Jalisco en contra del Poder Ejecutivo Federal.

Fue hasta el 20 de septiembre del 2013, en donde la Segunda Sala de la SCJN da resolución a la controversia de la segunda demanda y en 2015 la SCJN resuelve el amparo que se encontraba en revisión de la primera demanda.

¿Qué sigue para el capitalismo? | Expansión Summit 2022

Para 2020, la presa contaba con una inversión del Gobierno de Jalisco de más de 254 millones de pesos, de acuerdo con la mención del titular de finanzas, Héctor Pérez durante su reunión con los diputados de la Comisión Especial del Agua.

Ahora, las autoridades federales y estatales informaron que la culminación de la presa El Zapotillo ya arrancó la primera etapa, contará con una inversión de 1,189 millones de pesos para la primera fase y 6,825 millones de pesos para el resto del proyecto. La presa estará abasteciendo 2,000 litros de agua por segundo para la zona conurbada de Guadalajara y de acuerdo con AMLO esta obra estará lista para finales del próximo año, sin embargo dentro del anuncio no se mencionó la cantidad de agua que abastecerá a Guanajuato.

 
Publicidad
Publicidad