Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El turismo médico será uno de los motores de la reactivación del sector

México prevé una alta demanda de visitantes de Estados Unidos y Canadá por este motivo, lo que será una oportunidad para el desarrollo inmobiliario.
jue 11 junio 2020 05:00 AM
travel insurance safe trip concept
El mercado inmobiliario podría verse beneficiado del turismo medico en México.

La oferta de turismo médico y para el bienestar que México sea capaz de brindar, sobre todo para los visitantes provenientes Estados Unidos y Canadá, puede aportar de manera significativa en la recuperación de la economía mexicana afectada por la pandemia del Covid-19.

Raúl Reséndiz Barragán, socio de Uno Consulting, comentó a Obras que el ritmo de crecimiento de este concepto turístico es de 8.4 %, aunque Deloitte la calculó en 2018 arriba de 14%, “con una contribución directa al sector turismo de 3,500 millones de dólares”.

Publicidad

Antes de la pandemia México ya se ubicaba como el segundo destino más demandado en el mundo, después de Tailandia, por aquellas personas, y sus acompañantes, que tienen el propósito de someterse a tratamientos clínicos o estadías de recuperación.

Aunque la pandemia redujo la movilidad de las personas, Reséndiz Barragán apuntó que en los destinos turísticos con este tipo de oferta ya tienen prevista una ocupación importante a partir de agosto de este año.

“Ahora las unidades médicas están parcialmente frenadas pero hay un 90 % de citas programadas entre agosto y noviembre en Riviera Maya, Puerto Vallarta y Monterrey, y son de pacientes de Norteamérica”, dijo el consultor.

Debido a que las economías desarrolladas del norte de América también han sido considerablemente afectadas por el Covid-19, se prevé que la clase media no tenga capacidad para cubrir atención médica a precios elevados. Por lo que buscará otras alternativas y México “será la primera opción”.

“Pensamos que exista tal demanda que la oferta actual puede ser insuficiente”, expresó Reséndiz Barragán, quien recordó que “si un paciente viene atenderse, implica toda una activación de la economía: restaurantes, hoteles, desarrollo de uso mixto, para atenderlo no solo a él, sino también a sus acompañantes”.

Según la Secretaría de Turismo, basada en datos de Patients Beyond Borders, entre 1.4 millones y 3 millones de turistas extranjeros se atienden cada año en México, incluyendo migrantes mexicanos que regresan para someterse a diversos tratamientos.

Deloitte refiere que en el caso de Baja California, uno de los estados más consolidados en esta oferta, la Secretaría de Turismo de la entidad reportó que en 2018 llegaron 1.3 millones de personas procedentes de Estados Unidos para recibir algún tipo de cuidado médico. “Todas ellas, en conjunto con otras 1.5 millones que las acompañaron en sus viajes, generaron una derrama económica de alrededor de 1,000 millones de dólares”.

Uno Consulting también mencionó otros condicionantes que impulsarán este tipo de turismo, como el envejecimiento poblacional. “La población envejece a tasas que superan la disponibilidad de recursos sanitarios de calidad, aunado al alza de costos médicos de bolsillo. Estos factores están forzando a los pacientes a buscar opciones de salud transfronterizas, ya sea para ahorrar dinero o para evitar largas esperas para recibir atención”. Según informes del Colegio Nacional de Medicina Geriátrica el envejecimiento poblacional crece a una tasa anual del 8%, cita la consultora.

Publicidad

Además, datos de Medical Tourism Association muestran que los costos de las intervenciones quirúrgicas y los tratamiento médicos en México en especialidades como cardiología, cirugía plástica, oftalmología, odontología y oncología, entre otras, son entre 40 y 80 % más baratas que en Estados Unidos, de donde proviene el 80% de los turistas que viajan a nuestro país por motivos de salud.

En cuanto a la infraestructura necesaria Raúl Reséndiz estimó que lo más importante es definir qué grado de atención médica se quiere ofertar: atención general, hospitalización general con especialidades, o de alta especialidad.

En términos del desarrollo Reséndiz recomendó seguir apostando por el uso mixto que “ha tenido mucho éxito. Es impresionante tener uno o dos niveles de comercio, restaurantes, zonas de rehabilitaciones, gimnasios, oficinas para aseguradoras, agencias turísticas, y arriba la torre médica y quizá una torre de departamentos, un hotel, una zona de residencia de la tercera edad”.

Por ahora el norte del país es lo más consolidado con doctores de primer nivel: Baja California, Tijuana, Ciudad Juárez (con tecnología de punta), pero también Monterrey, Sonora e incluso Tamaulipas con todo y la inseguridad que padece.

Pero hay otras zonas que se perfilan con fuerte potencial, por ejemplo Puerto Vallarta, donde hay una población grande de residentes norteamericanos, tanto de retiro como visitantes, y ahí se están realizando proyectos.

Pero Raúl Reséndiz también llama la atención en la necesidad de reforzar destinos de sol y playa con oferta médica, como Nuevo Vallarta, Cancún, Riviera Maya, Mérida y hasta Veracruz, que también podría ser opción.

Este es el negocio médico que hace Tijuana con los pacientes estadounidenses

Los retos para consolidar la oportunidad del turismo médico y de bienestar (wellness) son significativos. Uno Consulting consideró que el más importante es romper con el tema de inseguridad y el otro consiste en romper el estereotipo de a menor precio menor calidad. Para este último es importante recurrir a los estándares de calidad existentes, como los Yale Medicine Practice Standards, y que los desarrollo se apeguen a los mismos, lo que incluso permitiría hacer alianzas con aseguradoras de otros países, pero a un costo menor.

Reséndiz Barragán consideró que tanto el gobierno federal como los estatales deben apoyar proyectos de buena envergadura que activarían el comercio y el turismo que se requiere.

Recientemente el secretario de Turismo, Miguel Torruco, también confió en que este segmento tendrá un potencial relevante después de la pandemia, pues seguirá teniendo como fundamento la ubicación geográfica de México, las inversiones hospitalarias privadas, la infraestructura y equipos de tecnología, buen precio de los tratamiento e intervenciones y los atractivos turísticos de cada país.

La firma inmobiliaria Newmark Knight Frank también ha considerado que este segmento del turismo será clave en la reactivación de la actividad turística en el país, de acuerdo con su director de Hospitality, Pedro Delgado Beltrán.

Para Uno consulting el periodo de resiliencia motivará la búsqueda de tratamientos de salud porque las personas están volviendo a lo básico: salud, alimentación, educación y vivienda. Eso se mantendrá.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad