Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué pasa con la vivienda en Puebla tras cuatro meses de suspensión de labores?

Desarrolladores tienen la expectativa de reanudar actividades en los próximos días; 12,000 viviendas interrumpieron su construcción.
vie 07 agosto 2020 05:00 AM
Street in Puebla in Mexico
La construcción en Puebla no ha reanudado operaciones.

Puebla es una de las 16 entidades que aún permanecen en semáforo rojo por COVID-19. El gobierno del estado anunció que el 7 de agosto podría iniciar la reapertura gradual de negocios.

Con la llegada de la pandemia, 12,000 viviendas se quedaron en el proceso de arranque o mitad de obra, mismas que al reactivarse generarán 48,000 empleos directos y otros 48,000 indirectos, asegura Luis Alberto Moreno Gómez, presidente de Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) en Puebla.

Publicidad

Tal es el caso de Cosma, constructora de vivienda horizontal y vertical del segmento medio en Puebla, que frenó tres proyectos en proceso y otros que estaban por iniciar. “Solo esperamos la señal para reactivar las construcciones detenidas, con posibles cambios en los programas de obra, por lo que estaremos abiertos a ajustar las prioridades y continuar con herramientas digitales para promover los desarrollos”, comenta Ariosto Goytortua López, director general de Cosma.

Si bien de marzo a junio las viviendas de interés social y con un costo menor a 800,000 pesos se desplazaron bien, la económica mantiene un déficit y la residencial tiene un sobreinventario.

Puntos de quiebre

“El aumento en el precio de la tierra y la reducción de subsidios han frenado la edificación de vivienda económica. Con hasta 4 UMAS (unidades de medida y actualización) había 125,000 acreditados en el Infonavit, siendo que apenas se construyen 3,000 viviendas de este segmento en la entidad al año”, expone el representante gremial.

Ante esta problemática, la propuesta de la cámara es que el gobierno asigne reserva territorial, tal como hace 25 años. “Si no hay una respuesta pronta, la tendencia es que ya no se construya vivienda económica en el estado”, advierte Moreno.

En el segmento residencial, cerca de 2,500 departamentos en tenido lento desplazamiento debido a que mucha gente perdió el interés en adquirir vivienda vertical tras el sismo de 2017, que provocó daños importantes en la entidad.

De acuerdo con estimaciones de Conavi, durante el año 2019 hubo una disminución en la producción de vivienda de alrededor de 2,500 viviendas. Aunado a ello, en el segundo trimestre de 2020 ocurrió una baja de 40% en la construcción y 30% en la comercialización.

En noviembre del año pasado se logró un convenio con el gobierno estatal, que otorgó 50 millones de pesos para brindar un subsidio por 50,000 pesos a población que percibe hasta 2.8 UMAS (casi 7,800 pesos mensuales), “esto ayudó mucho, sobre todo a las constructoras que tenían vivienda terminada o en proceso de construcción y que tenían dificultad para su desplazamiento a través del sistema tradicional”.

Por ello, “nuevamente hacemos la solicitud para reactivar el sector con este apoyo gubernamental de 50 millones de pesos. Por cada vivienda se generan cuatro plazas de trabajo directas y cuatro indirectas”, asegura Moreno Gómez.

Gobierno mexicano dejó de pagar licencias de software desde 2018

Con relación a la vivienda en renta, ocurrió una desocupación de casas y departamentos ocupados por estudiantes que con la pandemia regresaron a su lugar de origen; sin embargo, la demanda local se mantuvo.

Publicidad

Puntos a favor

Entre las fortalezas que podría aprovechar el sector durante la reactivación está que en los últimos meses ha ocurrido un trabajo conjunto con el gobierno estatal y los municipales para digitalizar los trámites, con la finalidad de hacerlos eficientes en tiempo y reducir la incidencia de actos de corrupción.

Hasta el momento, calcula Moreno, se redujo dos meses el proceso de trámites para la construcción de vivienda en la entidad.

En cuanto al otorgamiento de créditos, el dirigente asegura que ha sido un avance que tanto el Infonavit como el Fovissste hayan flexibilizado sus esquemas de financiamiento conjunto.

Además, hay una estrategia contracíclica que están implementando los bancos con tasas muy atractivas, en combinación con plazos flexibles y comisiones bajas, comenta Goytortua López.

Para incentivar la recuperación del sector, la Conadevi organizará un evento en línea a llevarse a cabo tentativamente en septiembre.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad