Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Compra activos, no ladrillos

Ya sea que inviertas en una propiedad o una fracción de ésta, el sueño de vivir de tus rentas y jubilarte con altos ingresos es factible.
mié 26 agosto 2020 05:00 AM
Pastel building with repeating facade in Mexico
Invertir en propiedades es una fuente de patrimonio a largo plazo.

Para muchas personas el dinero que recibirán en su fondo de pensión (Afore) al jubilarse será insuficiente para mantener el nivel de gastos que requerirán. México está entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) donde los ciudadanos perciben menores ingresos en la etapa de retiro laboral, equivalente a 28% del último salario.

“Si alguien quiere retirarse con más recursos financieros que los de las las Afores, una de las alternativas es utilizar su crédito hipotecario previo análisis de los inmuebles que generan una renta elevada y tienen una mejor perspectiva patrimonial”, asegura Rodrigo Barrera Vivanco, CEO de Hamoc.

Publicidad

En opinión de Fernando Soto-Hay, CEO de Tu Hipoteca Fácil, un indicador a analizar es la tasa de referencia del Banco de México (Banxico), la cual se redujo de 5 a 4.5%, tras estar en 7.25% en 2019. “Históricamente hay una correlación entre la tasa de interés que pagan los bancos y las inversiones inmobiliarias; entre más baja, más apetito por invertir”, expone.

Ante el bajo rendimiento bancario, muchas personas preferirán invertir en bienes inmuebles para obtener los rendimientos que generan tanto la renta como la plusvalía (valorización en el tiempo). De acuerdo con la Sociedad Hipotecaria Federal, el sector inmobiliario mantiene su valor por encima de la inflación.

En opinión de ambos expertos, el sector inmobiliario es una fuente de patrimonio a largo plazo y una fuerte de patrimonio de capital a corto plazo con el flujo que generan las rentas.

Así como habrá interés por parte de inversionistas para adquirir inmuebles para arrendar, también habrá una reacción de inquilinos para rentar, sobre todo ante la disminución de nuevos desarrollos, lo cual podría provocar la recuperación de precios en 2021, anticipa Soto-Hay.

Modelos innovadores

Hace casi un año que Weave, un proyecto de coliving en renta con 33 unidades y un valor de 60 millones de pesos, fue creado por Retna en la colonia Verónica Anzures, en la Ciudad de México, y financiado por copropietarios quienes adquirieron 1% con un ticket a partir de 500,000 pesos. “Una de las ventajas que tiene es que si alguien decide vender su fracción, será sencillo hacerlo a partir de que empiece a generar renta”, explica Barrera.

De esta manera, la decisión de dónde vivir no es la misma de dónde invertir, así como invertir en bienes inmuebles tampoco está condicionado a una sola propiedad. Se puede crear un portafolio conformado por varios desarrollos con una participación desde 1%.

Otro modelo es la participación de copropiedad a través de un fideicomiso (convenio de adhesión), donde se adquieren derechos fiduciarios.

¿Cómo mejorar la estadística criminal?

Publicidad

En los dos esquemas antes mencionados no aplica el uso de créditos bancarios ni el programa Unamos crédito de Infonavit, que permite juntar la capacidad de crédito de varias personas (hasta cinco) para adquirir un mismo inmueble; sin embargo, puede utilizarse en otras propiedades compartidas y realizarse un convenio privado protocolizado ante notario para pactar las condiciones de copropiedad, de manera que si alguien se queda sin empleo, el pago de la renta va directo a cubrir la hipoteca, no a la cuenta del copropietario, relata Barrera.

En cuanto a los rendimientos brutos de la renta, el empresario calcula que en un esquema tradicional este indicador puede llegar a 8%, mientras que en coliving aumenta a 14% sobre el valor de la inversión.

Estas son algunas opciones para cimentar un patrimonio a través de la inversión en inmuebles.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad