Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La manufactura demanda cada vez más espacios industriales en Reynosa

Mientras que en el centro del país estos inmuebles son solicitados por empresas de e-commerce, en la ciudad tamaulipeca las compañías Cornelius y Valvec arrendaron la mayoría de metros cuadrados.
vie 12 febrero 2021 05:00 AM
Overhead crane and compact forklift trucks in a empty industrial warehouse building with rows of racks
A diferencia del centro del país, en Reynosa la demanda de espacios industriales fue impulsada por la industria manufacturera.

Las empresas de e-commerce han sido grandes impulsoras del crecimiento inmobiliario industrial en el país. El aumento de las ventas en línea durante la pandemia las hizo cambiar su estrategia a nearshoring y expandir sus naves industriales. En Guadalajara, por ejemplo, Mercado Libre, Amazon y Kavak lideraron la absorción, indica la consultora Datoz.

Sin embargo, hay ciudades particulares, como Reynosa, que el desarrollo de este sector inmobiliario se dio gracias a empresas manufactureras, ramo que fue golpeado en 2020 debido a la suspensión de actividades no esenciales.

Publicidad

Durante el año pasado, la producción industrial cayó 10% en comparación con el 2019. De manera específica, la manufactura tuvo un descenso de 10%, a pesar de que en diciembre tuvo una alza de 2.5%, indican datos del Instituto Nacional de Geografía (INEGI).

A pesar del panorama, las compañías Cornelius, empresa dispensadora de bebidas y Valvec, válvulas de ingeniería, fueron las líderes de operaciones en la ciudad tamaulipeca, que registró un alza de 125% en su absorción bruta, con 102,200 metros cuadrados en total.

Las compañías ampliaron el espacio que ocupaban y registraron 19,000 y 14,000 metros cuadrados respectivamente. En el caso de Cornelius, el arrendamiento se realizó a Grupo IGS, que actualmente tiene una tasa de ocupación de 87%.

“La ubicación de esta ciudad ha despertado mayor interés por parte de empresas manufactureras, ya que el 62% de la demanda se destinó para actividades de manufactura. Estas compañías ya tenían presencia en el mercado, por lo que expandieron sus operaciones”, explica Datoz.

Así se vive el rescate de los obreros atrapados en un túnel de India

La demanda provocó que el precio de los edificios industriales creciera 8%, quedando en 4.16 dólares el metro cuadrado al mes. También aumentaron los proyectos de construcción para abastecer a las empresas arrendatarias. En 2020, se sumaron 77,000 metros cuadrados al espacio disponible; 25% de las edificaciones fueron hechas a la medida (BTS).

La tasa de disponibilidad anual fue de 5.3%, considerada sana. En enero de este año, hubo una demanda de 12,903 metros cuadrados en la ciudad, indican datos de Solili.

En tanto que la consultora Datoz considera que el resto del 2021 haya una tendencia positiva, principalmente por el aumento en el dinamismo de la manufactura.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad