Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las desarrolladoras y el gobierno se alían para mejorar Vallejo

En Azcapotzalco se permitirá a las construcciones zonificar los predios a cambio de pagar una contribución al gobierno de la Ciudad de México para mejorar la infraestructura y oferta de servicios.
mié 10 marzo 2021 11:36 AM
Mexico City panoramic view from observation deck
En Vallejo se lleva a cabo un proyecto de desarrollo urbano.

Permitir la densificación en las construcciones de la Ciudad de México a cambio de cobros que ayudarán a mejorar la infraestructura y servicios de localidades, se está convirtiendo en la fórmula favorita del gobierno de la capital del país para desarrollar de manera ordenada colonias y alcaldías.

El Programa Parcial de Desarrollo Urbano Vallejo, aprobado en el Congreso de la CDMX, contempla este esquema —denominado Norma Particular— para lograr ofrecer vivienda económica y mayor seguridad para los habitantes.

Publicidad

Los dueños de los predios podrán zonificar y realizar más niveles en su construcción si pagan una contribución a la Ciudad de México.

En el caso de los terrenos con uso habitacional mixto, el límite de edificación podrá pasar de cinco a 12 niveles. El de edificios industriales será de 16 a 32 metros de altura. En el caso de usos habitacionales, para acceder a este beneficio se deberá construir 40% de la vivienda con un precio de venta máximo de 1.4 millones de pesos.

Las modificaciones se dan con el propósito de mejorar la calidad de vida de los habitantes de Azcapotzalco, ya que aunque es una de las zonas industriales más importante del Valle de México, y en donde se producen al año mil millones de pesos en manufactura, no se cuenta con la infraestructura necesaria para poner como prioridad a los habitantes y continuar incentivando las labores.

Azcapotzalco busca hacer de Vallejo un polo de desarrollo para la CDMX

La fórmula para la CDMX

La Norma Particular es usada en diferentes zonas de la capital del país como estrategia para reactivar a la economía, afectada por la pandemia de coronavirus.

En el corredor corporativo Reforma, también se usará, excepto que en este caso se llevará a cabo con la Transferencia de Potencialidad de Desarrollo, es decir, un proyecto que no puede ejercer el potencial de construcción como es permitido en la zona —por ejemplo, máximo de pisos a edificarse— puede poner a la venta sus privilegios para que otra empresa, que llegó a su límite, pueda adquirirlos.

Los recursos de estas transacciones que, por el momento beneficiará a Pulso Inmobiliario en dos de sus obras, serán destinadas al Comité Técnico de Fideicomiso de Banco Azteca.

Este plan se realizó anteriormente en la mejora del Centro Histórico.

Además, en la zona se coordinó que las obras de mitigación por las construcciones se realizarán de manera coordinada y de la mano con el gobierno, para tener un alcance más amplio en el beneficio a los habitantes de la zona.

Respecto a la vivienda, también se está llevando a cabo el mecanismo de permitir construir más a cambio de departamentos o casas a costos económicos. En 12 polígonos de la Ciudad de México, como la colonia Centro y Guerrero, los desarrolladores incrementarán el potencial de uso de suelo, siempre y cuando en su proyecto incluyan 30% de inmuebles con precios entre los 500,000 y un millón de pesos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad