Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Claves para iluminar con luz indirecta tu hogar y crear una atmósfera acogedora

Al intentar llevar a la práctica la incorporación de luces tenues es común cometer errores como no focalizar espacios en donde se necesite ver con más claridad, pero todo tiene solución.
vie 26 enero 2024 05:00 AM
iluminacion-indirecta
La iluminación indirecta brinda la sensación de relajación.

Después de tener una larga jornada de trabajo y labores en exterior, pocas sensaciones son tan reconfortantes como llegar a un hogar que se sienta acogedor y cálido, para lo que la iluminación es clave. Independientemente del estilo de decoración que se tenga, poner luz cálida de manera correcta puede cambiar cómo se percibe un espacio.

Publicidad

Pero al momento de hacerlo se pueden cometer errores que provoquen incomodidad al hacer actividades cotidianas con poca luz, falta de armonía o puntos de mucha oscuridad.

Las claves

De acuerdo a Daniel Roditi, cofundador de Bilum, marca especializada en luminarias, el primer truco para dar brillo de manera indirecta –sin usar la luz principal, del techo—, es jugar con las alturas, elemento que se suele ignorar cuando se busca poner en práctica.

“Se puede conformar focalizada e indirecta. Hay que jugar con estos niveles de iluminación decorativa, en donde el ojo va guiando con lámparas de mesa a muro y a techo”, dice el experto.

Esto también ayudará a mantener un alumbrado suave, sin descuidar zonas en donde se requiera de más luz, como un lugar de lectura con una luminosidad que se dirija a ese punto o alguna obra de arte que se quiera destacar. De esta manera las personas podrán continuar con sus actividades sin sacrificar la atmósfera acogedora.

luz-focalizada
La luz focalizada ayuda a llevar a cabo actividades cotidianas con suficiente luz, pero sin sacrificar la atmósfera acogedora.

De manera más específica, el arquitecto recomienda que en el caso de los comedores dejar de 90 a 110 centímetros de la cubierta de la mesa a la parte inferior de la lámpara, ya que más abajo puede molestar en la interacción y más arriba pierde protagonismo.

Otro consejo de Daniel Roditti es bajar la intensidad de las luminarias. Explica que se pueden tener todas las lámparas prendidas o incluso encender la principal del techo, pero a una intensidad de 10% y tener un ambiente tranquilo para, por ejemplo, una cena. Esto además da la sensación de tener una entrada de luz natural y dejará descansar los ojos por las noches.

Un truco más para lograr crear un ambiente de revista, es que todas las luces tengan las mismas tonalidades cálidas. “Un error muy común es tener una lámpara cálida combinada con una luz arquitectónica (instalada) fría. En el caso de una residencia todo debe ser cálida”, apunta. Y agrega que es recomendable que, incluso, sea el mismo rango de cálido, porque puede haber una diferencia de entre 2,700 y 3,000 kelvins.

luz-principal-indirecta
Si no se tienen suficientes luces decorativas, se puede usar la principal de techo, pero con una intensidad menor para lograr crear un espacio acogedor.

La corriente eléctrica es un elemento al que tampoco se le pone atención, pero que influye directamente en la apariencia de un espacio, ya que de acuerdo al especialista, cuando se usan transformadores de mala calidad, ya que suelen afectar la intensidad de la luz que aunque a simple vista no es perceptible, a la larga afecta la salud de la vista, causa migrañas y afecta el desarrollo de las personas.

En cuanto al tipo de luminarias a usar, todo depende del estilo. Daniel Roditti cada vez hay más variedad de formas y materiales que hacen que sean no sólo dispositivos para iluminar, sino objetos de decoración en sí mismos que le dan un plus a los espacios.

Publicidad
Publicidad
Publicidad