Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Esto deben hacer las constructoras antes de edificar una gran obra en la CDMX

El nuevo Proceso de Consulta Vecinal para Grandes Construcciones es un paso obligatorio para obtener la Autorización de Impacto Ambiental.
mar 02 junio 2020 01:54 PM
Aerial view of Mexico City over western Anzures district
Las grandes construcciones deberán ser consultadas a la población de la Ciudad de México.

La Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, emitió los Procesos de Consulta Vecinal para Grandes Construcciones, que ayudará a que los pobladores tengan la certeza de que no se harán edificaciones sin conocer su opinión.

“No se trata de un sistema de votación para elegir entre varias opciones, sino de un procedimiento ordenado y sistemático en el que se busca conocer la opinión de los habitantes y usuarios del área de influencia de un proyecto, acerca de los impactos que se generan y la manera de atenderlos”, informó la dependencia a través de la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental (DGEIRA).

Publicidad

A diferencia de dicho sistema, en el que la minoría debe adaptarse a las decisiones tomadas por la mayoría, en este procedimiento se profundiza en las opiniones de todos, además de que está fundamentado en la Ley Ambiental de Protección a la Tierra.

Para llevarlo a cabo los vecinos deben responder preguntas como “¿a usted le beneficia?”, “¿qué impactos percibe?”, “¿le parece adecuado?”, entre otras, a través de mecanismos como encuestas, reuniones, talleres, entrevistas, etcétera.

También debe haber una consultora especializada para fungir como mediador que facilite la gestión de acuerdos entre los habitantes del área en la que influirá el proyecto. Además, entregará informes parciales y el final sobre la consulta vecinal, para que la Sedema tome decisiones con base en los resultados.

La institución define a las Grandes Construcciones como las que tengan una o varias de las siguientes características:

a) Polígono de actuación y fusión de predios a partir de 10 mil m²

b) Superficie de terreno a partir de 10 mil m²

c) Construcción total a partir de 100 mil m²

d) Centros comerciales, de espectáculos o similares

El Procedimiento de Consulta Vecinal se debe realizar antes de dar la autorización de impacto ambiental y urbano de las obras y consta de las siguientes etapas:

1. El interesado ingresa el proyecto en la ventanilla única (un día)

2. El interesado pone el proyecto a disposición de la población mediante dos esquemas (en sitio web y en módulos informativos, en un plazo de siete días)

3. El interesado publica el inicio de la consulta en dos medios de comunicación y en redes sociales con fechas, horarios y descripción de actividades (en un plazo de siete días)

4. El interesado lleva a cabo reuniones y talleres con vecinos y vecinas y realiza encuestas, (en un plazo de 15 días y bajo la supervisión de la autoridad)

5. En caso de que se logre un acuerdo con los vecinos, el interesado realiza ajustes al proyecto en siete días y finalmente la autoridad valida la consulta en siete días y concluye el trámite.

6. De ser rechazado el proyecto, el interesado debe realizar reuniones temáticas e incluso foros de discusión bajo la supervisión de la autoridad, en un plazo de 15 días. En caso de que no haya una construcción de acuerdos sobre la obra se podrá repetir todo el procedimiento una sola vez.

Publicidad

Tags

Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad