Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El plan de Cemex para ser más verde enfrenta retos en México

Vicente Saisó, director corporativo de Sustentabilidad de Cemex, comparte que la estrategia de la empresa para reducir sus emisiones de CO2 avanza, a pesar de los obstáculos en materia regulatoria.
jue 25 marzo 2021 05:00 AM
Cemex-París-Francia
Cemex tiene obstáculos para desarrollar sus estrategias sustentables en México.

Cemex quiere ser más verde , pero se enfrenta a diversas trabas en el camino. Desde hace años, la cementera impulsa una estrategia basada en el coprocesamiento de residuos para convertirlos en combustibles alternativos y después incorporarlos a su proceso de producción. Además de que para fabricar su nueva línea sustentable Vertua, usa diseños de mezcla usando aditivos de última generación y el suministro de energía eólica en las plantas de concreto para su producción.

Sin embargo, Vicente Saisó, director corporativo de Sustentabilidad de Cemex, reconoce en entrevista que el marco regulatorio de manejo de residuos para su coprocesamiento en algunos países, incluido México, es un constante desafío que enfrentan.

Publicidad

“Las regulaciones son obstáculos, en algunos países hay desconocimiento de cómo funciona nuestro proceso de producción y el cómo garantizamos que las emisiones que tenemos no se alteran por usar basura o un combustible alternativo. Hay veces que nos ponen obstáculos o límites para pedir un permiso”, dice Saisó.

El directivo explica que en el caso de México no existen restricciones a los rellenos sanitarios a los que se pueden enviar materiales, además de que los costos son bajos y por ende no hay incentivos para separar la basura.

“En México se separa el vidrio y el plástico para reciclaje porque son un mercado importante, pero el resto de la basura se va a rellenar un hueco y eso podría valorizarse como combustible o materia prima alternativa”, añade.

La FDA señala datos "desactualizados" de la vacuna de AstraZeneca

Dentro de las labores que impulsa Cemex está el informar a las autoridades y de proporcionar datos que faciliten regulaciones, para que a su vez se diseñen círculos virtuosos.

El uso de combustibles alternativos en sus plantas es parte del plan de inversión a 2030 que se anunció el año pasado para apalancar su modelo de sustentabilidad, con el objetivo de disminuir de manera significativa sus emisiones de CO2 a nivel mundial.

En el caso de Europa, Saisó opina que algunos países desarrollados han logrado diseñar todo el manejo de la basura municipal, de residuos industriales y comerciales porque se pusieron límites a los rellenos sanitarios con el propósito de que no se pueda recibir ciertos materiales.

Publicidad

Trabajo conjunto

La apuesta de Cemex en el territorio nacional es muy parecida a la que tienen en otros países, pues la idea es homologar la estrategia y que sea funcional de manera vertical.

Vicente Saisó refiere que, para lograrlo, la compañía global de materiales para la industria de la construcción está invirtiendo en tecnología para aumentar el uso de combustibles alternos, así como la adopción de energías renovables para abastecer sus fábricas, aunque en este momento existen múltiples retos para el sector.

“Nosotros le seguimos apostando a las energías renovables, a pesar de las dificultades que hay por una visión diferente que existe, pero creo que ese pensamiento es temporal y en el largo plazo creemos que se va a poder seguir adelante porque México tiene recursos envidiables. Nuestra soberanía energética debería estar basada en viento y sol”
Vicente Saisó, director de Sustentabilidad de Cemex.

A inicios de este mes, Cemex anunció una inversión de 25 millones de dólares en un nuevo sistema para reemplazar combustibles fósiles en su planta de cemento Rugby, en el Reino Unido, como parte de su programa Futuro en Acción, encaminado a lograr neutralidad en carbono. En la nación insular, la empresa ya obtiene el 100% de su electricidad de fuentes renovables.

La empresa cementera encendió la maquinaria para cambiar de rostro a uno más verde y aunque aún debe enfrentar múltiples obstáculos, Arturo Gaytan Covarrubias asegura que el sector en general está evolucionando y no dará marcha atrás para atender los retos que el planeta y los usuarios demandan.

“Sin duda, no es el fin, la industria cementera, concretera y de la construcción se están transformando, existe una gran cantidad de investigación y desarrollo para evolucionar los materiales, los cementos, los concretos, incluso materiales alternativos al acero, y la misma industria está entregando productos más sostenibles o con menores impactos ambientales. Al final, no podemos imaginar las ciudades del futuro sin concreto, pero la forma de usarlo debe ser diferente, inteligente, con nuevas aplicaciones y nuevos atributos”.

¿Arriesgar la vida por una selfie? Esta erupción vale el riesgo para algunos

Publicidad

Visión a largo plazo

La compañía regiomontana ha puesto atención a sus emisiones de CO2 en línea con una estrategia para sustituir combustibles fósiles y apostarle a las energías renovables.

El año pasado se anunció una inversión por el orden de 130 millones de dólares, en la que reducir la huella de carbono en todas sus fábricas es uno de los principales pilares.

Desde 1990, Cemex ha logrado reducir en 22% las emisiones de CO2 por tonelada de producto y la meta es llegar a 35% para 2030.

“Después del año 2030 tendremos que hacer más inversiones para ofrecer concreto de cero huella de CO2 en 2050, pero aún tenemos mucho camino por recorrer”, manifiesta Vicente Saisó.

Inicia el juicio contra Ikea por el presunto espionaje de sus empleados

La importancia y urgencia de mitigar el daño al medio ambiente radica en que la industria de la edificación y construcción aporta aproximadamente el 38% de las emisiones de CO2 en todo el mundo.

Arturo Gaytan Covarrubias, presidente y fundador del Instituto Mexicano del Concreto Sostenible (IMCS), comenta que el concreto es un material que, por sus características y atributos en temas arquitectónicos y de ingeniería, no tiene sustitutos, por lo que el concreto, como producto final en las construcciones, tiene un rol protagónico.

“Hoy día, no solo las empresas, sino la sociedad, tenemos un reto muy importante: luchar contra el cambio climático. No solo es importante, también necesario tener cada vez más opciones de productos, en este caso, concretos que tengan menores impactos al medio ambiente, y que a través de diferentes atributos y cualidades puedan reducir las emisiones en todas las etapas del ciclo de vida de una edificación”, detalla.

La Federación Iberoamericana del Hormigón Premezclado (FIHP) calcula que de manera anual se producen más de 2,600 millones de metros cúbicos de concreto, por lo que todos los esfuerzos que se impulsen en este sentido tendrán un impacto considerable.

Tags

construcción Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción cemex Materiales de construcción
Publicidad
Publicidad