Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo evitar que un inmueble quede intestado?

El testamento público abierto es un instrumento legal fácil de tramitar y que todo el año tendrá descuento de mínimo 50% como apoyo a la emergencia sanitaria por Covid-19.
mar 23 junio 2020 05:00 AM
Concept of real estate, mortgage and lease
Tramitar un testamento puede ayudar a evitar conflictos familiares e intestados.

Mariana es una enfermera que trabaja en un área hospitalaria especializada en atender pacientes con Covid-19, hecho que la motivó a buscar apoyo en la notaría 243 para otorgar su testamento. Días después de haber iniciado el trámite se realizó la prueba y resultó positiva. Ahora se encuentra en proceso de recuperación y tranquila de que sus herederos recibirán el patrimonio conforme a su voluntad.

Así como esta profesional de la salud, algunos ciudadanos han solicitado asesoría y acudido a las notarías del país para realizar ese trámite. Sin embargo, el número de testamentos no ha incrementado sustancialmente pese a que desde inicios de marzo el Colegio Nacional de Notariado Mexicano (CNNM) inició un programa especial basado en la campaña Septiembre, mes del testamento, en el cual el trámite tiene 50% de descuento y estará vigente hasta diciembre próximo.

Publicidad

Otra ventaja es que un notario puede acudir al domicilio, oficina u hospital del testamentario en caso de requerirlo.

“Si bien ha habido mayor generación de testamentos, tampoco ha sido mucho el aumento. Aún falta generar conciencia, aunque hemos realizado distintas campañas a nivel nacional”, señala Alfonso Portilla Balmori, vicepresidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

En complemento, Joaquín Cáceres Jiménez O’Farril, notario número 132 de la Ciudad de México, expone que para incentivar una cultura preventiva, además de las distintas jornadas notariales, como labor social, los notarios brindan asesorías gratuitas a la población los días martes, miércoles y jueves, al número telefónico (55)55111819”.

Evitar conflictos

De acuerdo con Guillermo Escamilla, notario 243 de la Ciudad de México y secretario del Consejo del CNNM, el pasivo más importante en el Poder Judicial es de conflicto familiar, que incluye desde intestados, divorcios y pensiones alimenticias. Para evitarlo, el testamento es ese medio ideal para dejar instrucciones certeras que deben respetarse, que fomenta la legalidad y el cuidado patrimonial.

El juicio por un inmueble puede durar años, sino es que décadas, como “el caso de un edificio ubicado en Polanco, en Ciudad de México, el cual fue heredado a varios hijos y nietos, quienes por no acatar los términos del testamento tardaron 40 años en juicio y pagaron alrededor de 30% del valor de la propiedad en honorarios de abogados. En cambio, el trámite de un testamento dura algunas horas y es el seguro más barato”, relata.

En este momento no existe la posibilidad de saber cuántos inmuebles quedaron intestados a causa de Covid-19, dado que las dependencias que se encargan de brindar esta información (en la Ciudad de México es el Archivo General de Notarías, que a su vez recibe información del Registro General de Avisos de Testamentos) se encuentran fuera de labores. Además, el derecho para reclamar una herencia es de 10 años.

Adicional al aspecto patrimonial, con la oportunidad de decidir a quién heredar los bienes, en el testamento se toman decisiones con relación a las personas que fungirán como albacea y vigilantes.

“En momentos de crisis sirve mucho tener ordenados en una carpeta plastificada documentos importantes como escrituras, seguros, pagos de predial y testamento. De lo contrario, puede perderse valioso tiempo y dinero al tener que realizar más trámites”, apunta Escamilla.

Publicidad

Romper tabúes

Uno de los mitos en torno al testamento es que el propietario de un inmueble puede plasmar legalmente su última voluntad una vez que tenga la escritura de éste. Desde el momento en que toma posesión de la propiedad o recibe el crédito hipotecario puede realizarlo.

“Otro tabú es que la gente cree que al entregar la escritura pierde la casa, siendo que así no se transmite la propiedad y es sencillo recuperarla”, agrega Alfonso Portilla, quien también aclara que el costo del testamento no está ligado al valor de las propiedades heredables, sino que depende de la entidad federativa donde se realice y este trámite oscila entre 1,500 y 2,500 pesos. “Entre más clara y específica sea la redacción, menos problemas futuros pueden generarse.”

En general, un testamento puede servir para toda la vida. Portilla refiere que éste debe revisarse cuando alguien nace, contrae nupcias o muere. Si alguien quiere cambiar las indicaciones de este documento legal, debe realizar uno nuevo e indicar al notario que existe uno previo.

El válido es el último otorgado y puede versar sobre propiedades en cualquier entidad o en el extranjero, incluso de bienes aún no adquiridos si así se estipula.

Cabe mencionar que en 2019 comenzó un programa en el cual las notarías integrantes del Colegio Nacional de Notariado Mexicano realizan testamentos a personal de seguridad pública sin costo, incluso los pagos de derechos; “es una manera de retribuir lo que hacen por nosotros”, asegura Escamilla. Tras la experiencia por Covid, este programa podría ampliarse a otros sectores.

Latinoamérica supera los 2 millones de casos de COVID-19

Pasos para el procedimiento

  • Ser mayor de 16 años, llevar una identificación oficial con fotografía, tener una hora de tiempo y tener voluntad de otorgarlo.
  • Previamente llenar el formato de solicitud. Éste no es un examen, sino que brinda una guía al notario para conocer la voluntad del testamentario para redactarla.
  • El notario prepara un proyecto que puede ser enviado vía electrónica.
  • Se otorga ante el notario cumpliendo lo que señala la ley.
  • El notario da aviso al AGN y RENAT (dependencias que, en secrecía, mantienen un registro de quienes han otorgado un testamento, sin revelar los nombres de los herederos)

La guía incluye datos generales del testador, de sus ascendientes y descendientes, así como la disposición de heredero(s), legatario, albacea, tutor y curador, según aplique.

Publicidad

Tags

desarrollo inmobiliario Testamento Vivienda Coronavirus
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad