Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cae inversión inmobiliaria en el mundo 33 %: Savills

Los sectores más afectados son el hotelero, retail y oficinas. Se prevé que la inversión se mantenga en niveles bajos en lo que resta de 2020.
lun 20 julio 2020 01:54 PM
Paper house under a magnifying lens
Los sectores más afectados por las medidas de distanciamiento social son los más golpeados

Los tres sectores inmobiliarios más afectados durante la primera mitad de 2020 fueron el hotelero , el retail y las oficinas con caídas en su inversión a nivel global de 59, 41 y 40 %, en forma respectiva y comparado contra el primer semestre de 2019, de acuerdo con la firma de consultoría Savills.

En el mundo, la inversión inmobiliaria en general se redujo 33%, de acuerdo con la consultora inmobiliaria con sede en Londres. Sophie Chick, directora del equipo de investigación de la firma, dijo que, a pesar de todo, esta reducción en la inversión es menor al descenso observado al inicio de la crisis financiera global de 2018, cuando se registró una caída de 49% durante su primer semestre.

Publicidad

En un comunicado Savills detalló que evidentemente los sectores más afectados por las medidas de distanciamiento social son los más golpeados. Los sectores industrial y residencial, que no dependen tanto del contacto y tienen ingresos a largo plazo, tuvieron caídas menos pronunciadas.

A nivel global la inversión en el sector residencial disminuyó 26% en la primera mitad del año, mientras que la destinada a los inmuebles industriales descendió 4%, de acuerdo con los datos recabados por la consultora.

Por regiones, América experimentó la caída más severa de inversión extranjera en el sector inmobiliario, de 39% contra 2019, seguida por Asia-Pacífico, donde la disminución tuvo un porcentaje de 35%, mientras que en Europa, Medio Oriente y África el retroceso alcanzó 25%.

De acuerdo con Simon Hope, se prevé que la inversión se mantenga por debajo de los niveles observados antes de la pandemia por el resto del año, pues “los inversionistas están a la espera de tener mayor claridad en el mercado”. No obstante, hay sectores considerados como “activos más seguros”, por los que podrían estar apostando, como el residencial, el logístico y el enfocado en biotecnologías (ciencias de la vida).

También observó que parece haber un consenso entre los gobiernos del G8 para destinar un capital importante a proyectos de infraestructura a fin de abrirse paso en esta crisis, lo que observan como una buena señal que crearía más activos para invertir y reduciría el desempleo.

De acuerdo con el informe Impacto del Covid en el Mercado inmobiliario, de la consultora Deloitte “mientras continúe la propagación del COVID-19 y las reuniones presenciales se mantengan restringidas, se espera un impacto negativo en las inversiones en el sector inmobiliario”, además algunos inversionistas podrían enfrenar problemas financieros ante el incumplimiento en las obligaciones de pago de sus inquilinos.

Reiniciando cuarentenas, los países que vuelven al encierro por rebrotes de coronavirus

Publicidad

El informe apunta además que las inversiones inmobiliarias se verían afectadas “por la reducción de la confianza por parte de los inversionistas en la capacidad de recuperación de los flujos de efectivo”. Y estima que la velocidad de recuperación del mercado “dependerá de la magnitud de la pandemia y de la velocidad con la que las operaciones inmobiliarias vuelvan a la normalidad”.

Para Deloitte el impacto y la profundidad que. generará el COVID-19 en el sector inmobiliario “es aún incierto”, pero se observan cambios en el comportamiento de los consumidores que “pueden volverse obsoletos y reducir el valor de muchos activos inmobiliarios que hoy están en el mercado”.

Observa que inmuebles que generan mayores concentraciones de personas, como los centros comerciales, estadios, teatros y hoteles “serán los más afectados en esta crisis y deberán implementar esquemas innovadores para continuar operando y generando valor”.

La consultora global Jones Lang LaSalle también señala a los sectores minorista y hotelero como “los más afectados”, a causa de los bloqueos y restricciones de viaje “que redujeron la demanda”. Seguidos por la actividad de arrendamiento de oficinas globales. En lo que toca a la demanda de espacio logístico, considera que “también fue menor a pesar de un aumento en los requisitos a corto plazo vinculado al impacto inmediato de la pandemia”. De acuerdo con sus Perspectivas globales. Junio de 2020, JLL menciona que ahora que las empresas han comenzado a prepararse para el reingreso al mercado “la seguridad y el bienestar de los empleados es un enfoque clave”.

Casas en vez de departamentos, una tendencia de vivienda que dejó la epidemia

A nivel regional las perspectivas de JLL alertan sobre la presión que sufriría la economía regional si el número de casos de Covid sigue creciendo en América Latina y el Caribe en el segundo semestre del año.

Se refiere también a algunos riesgos que se deben tomar en cuenta en esta región, como el resurgimiento de una “ola” de inconformidad social, ya vista en 2019, el incremento de reacciones adversas en el mercado ante el crecimiento de la deuda pública, una caída en los precios de las materias primas mayor a lo esperado y la incertidumbre “persistente” provocada por la pandemia, lo que ralentiza la recuperación del sector servicios.

En el caso específico de México, menciona que la economía se verá “fuertemente afectada” en lo que resta de 2020 por la caída de las exportaciones, las condiciones de financiamiento significativamente más estrictas, una caída significativa de los precios del petróleo, el freno en el turismo y las restricciones de movilidad impuestas para frenar la propagación de la pandemia, además de que el apoyo fiscal anunciado hasta ahora “ha sido limitado”. La recuperación se espera en 2021.

Publicidad
Newsletter
Recibe en tu email nuestro contenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad